Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

San Adrián

Sierra el volante para quitar el cepo que le había puesto la Policía tras dar positivo en alcohol

El conductor retiró el vehículo del lugar, a la salida de San Adrián, tras liberarlo del cepo

El volante, roto para retirar el cepo policial
El volante, roto para retirar el cepo policialCedida
  • Diario de Navarra
Publicado el 12/10/2021 a las 18:51
Serrar el volante de su coche para liberarlo del cepo que le había puesto la Policía Foral para inmovilizar el vehículo. Eso es lo que hizo un conductor en San Adrián tras haber sido parado en un control a la salida de esta localidad y arrojar una tasa de alcohol de 0,78 y 0,86 miligramos de alcohol por litro de aire espirado (delito penal).
Agentes de Tafalla habían acudido a San Adrián alertados por las quejas ante las molestias que estaba causando una persona en la vía pública a las 2 de la madrugada. Posteriormente, una patrulla detuvo un vehículo en un control a la salida del municipio, que conducía esta misma persona.
Fue ahí donde dio positivo y cuando los agentes pusieron un cepo de volante al coche para inmovilizarlo tras imputarle un delito contra la seguridad vial. Un par de horas después, los agentes se percataron de que el vehículo no estaba en el lugar y, ya casi a mediodía, fue el propio conductor quien llamó para solicitar que levantaran la inmovilización del coche.
Los agentes le indicaron que habían comprobado con anterioridad que el vehículo había sido movido del lugar y el hombre aseguró que le habían robado el cepo. Cuando le comunicaron que le iban a imputar un delito "por hurto o daños", el hombre, "nervioso" -según relata la Policía Foral-, llevó el cepo policial que había retirado serrando el volante. "Al parecer, se fue del lugar con el volante roto", apuntan desde el cuerpo policial.
Se le ha impuesto una multa de 601 euros (delito+quebrantamiento).
volver arriba

Activar Notificaciones