Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Festividad

Estella festeja la Virgen del Puy con 10 misas y aforo completo de fieles

La ciudad celebró el día de su patrona siguiendo todos los protocolos de sanidad y seguridad en la basílica

Decenas de fieles se quedaron sin poder entrar al templo al llenarse el aforo en todas las eucaristías

 

Interior de la basílica del Puy durante la misa el mediodía, con los feligreses separados y con las mascarillas.
Interior de la basílica del Puy durante la misa el mediodía, con los feligreses separados y con las mascarillas.
Actualizada 28/05/2020 a las 08:45

Estella celebró este lunes 25 de mayo su fiesta de la Virgen del Puy lejos del guión habitual y en un día marcado por los protocolos de seguridad y sanidad en la basílica, que acogió hasta diez misas en honor a la patrona de la ciudad. Todas, con el cartel colgado de completo, dejando a algunos fieles a las puertas del templo sin poder entrar por completarse el aforo permitido de 80 personas, el 50 por ciento de su capacidad, la asistencia que permite la normativa en fase 2 de la desescalada.

Las personas que consiguieron entrar, lo hicieron tras aguardar su turno en la puerta principal de la basílica y siguiendo estrictamente las indicaciones de los voluntarios, que controlaron el acceso al templo y facilitaron gel desinfectante a todos los asistentes. Dentro, solo dos fieles por banco, separados por una banda y cada uno en un extremo, para asegurar de esta manera la distancia de dos metros entre ellos.

Los sacerdotes Óscar Azcona, Abel Arieta y José Miguel Arellano se repartieron los oficios de las misas que comenzaron a las 7.25 de la mañana y se sucedieron hasta las ocho de la tarde. “La primera eucaristía ha sido la más complicada. Es la más tradicional y la que más afluencia tiene tradicionalmente en la fiesta de la Virgen del Puy y durante todo el mes de mayo”. Una ceremonia que abrieron los auroros del grupo Adriano Juániz con una canción para la Virgen del Puy en la entrada de la basílica.

Una costumbre que sí se pudo mantener, aunque con otro formato y que algunos de los asistentes tuvieron que escuchar desde el otro lado de la verja. “Nos ha dado mucha pena que se quedase gente sin entrar, ha sido doloroso ver que los fieles se acercasen hasta aquí a esa hora, pero lo han entendido”, explicó Abel Arieta, vicario parroquial.

Las desinfecciones se sucedieron después de cada una de las misas, transformando el peculiar olor del incienso en el aroma que impregnaban las disoluciones de limpieza. Los voluntarios se esforzaron en limpiar cada barandado, pasamanos y cada uno de los bancos del interior del templo antes de que la siguiente tanda de feligreses ocupase sus asientos.

Sin desfile ni cortejo

No hubo desfile del Ayuntamiento en cuerpo de corporación hasta la basílica, ni tamborileros, ni danzaris, ni gaiteros, ni sonaron esta vez las marchas de la Banda de Música de Estella. Pero en la misa de las once, sí hubo representación municipal con la asistencia en misa de los representantes de Navarra Suma Gonzalo Fuentes, Javier del Cazo, Santos Mauleón, Marta Azcona, Marta Ruiz de Alda y Ana Duarte, que acudieron juntos a la eucaristía, manteniendo las distancias de seguridad. En el interior del templo tampoco se escuchó al coro de la Basílica de Nuestra Señora la Real del Puy y de la Cofradía de los LX de Santiago de Estella. Solo el órgano, que tocó Óscar Azcona, y las voces de los asistentes que le acompañaron.

Fuera, en la explanada, una patrulla de la Guardia Civil vigiló que se cumpliesen los protocolos y que no se produjesen aglomeraciones. Una situación que no se dio ni siquiera con los cambios de misa. “Los fieles han cumplido perfectamente las indicaciones. Han facilitado mucho los protocolos de limpieza. Queremos celebrar la fiesta de nuestra patrona sin poner a nadie en peligro”, apuntó Arieta sobre una ceremonia que no contó con el rito de la paz para evitar cualquier contacto. El sacerdote repartió la comunión banco por banco, para impedir cualquier movimiento innecesario.

Abajo, en la carretera que sube hasta la basílica, Policía Municipal controló el paso de vehículos que ayer encontraron fácilmente aparcamiento en la entrada del templo. En el balcón de la hospedería, se colocó una réplica de la Virgen del Puy para que todas aquellas personas que por aforo no pudieron entrar al templo, pudieran contemplarla y venerar a la patrona. Bajo la talla, algunos fieles se sentaron para rezar y celebrar así un día diferente en honor a la patrona.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE