Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Zona azul

Txantrea: más oposición al sur de la avenida Villava

La nueva ORA se inició este miércoles con 7.907 tarjetas de residentes

Vista de la calle Monreal, reconvertida ahora en zona naranja
Vista de la calle Monreal, reconvertida ahora en zona naranjaJesús Garzaron
Publicado el 02/09/2021 a las 06:00

Un paseo este miércoles por San Jorge, Rochapea norte y Txantrea reproducía la imagen de otros barrios de Pamplona, con aparcamientos azules o naranjas ya en funcionamiento. A las 8.30 horas entraba en uso el nuevo sistema de rotación de pago con 10.865 estacionamientos. Es en la Txantrea donde la oposición es más fuerte y al sabotaje del martes, con el repintado en blanco de 1.000 metros de zona azul y naranja, además de estropear expendedores, este miércoles se sumó que sellaran con silicona la puerta de la oficina de la ORA. La factura de los desperfectos suma 66.000 euros.

“Al sur de la avenida de Villava, donde han repintado la zona azul y naranja, nos han insultado. En el otro lado, podrán también oponerse pero al menos nos dejan trabajar en paz”, comentaba un vigilante de la ORA de la Txantrea donde a pie de calle la mayoría de testimonios de vecinos y comerciantes eran críticos al sistema, con una opinión compartida: “afán recaudatorio”. “Es que si no no se entiende porque no lo necesitábamos”, comentaba Isabel Quel Zazu. “Como mucho, en hora punta, había que dar una vuelta a la calle. Pero es que en la zona de Ezkaba ni eso, hay sitios de sobra”.
Alberto Lasa Larraona, al frente de la Pescadería Lasa en la calle Canal, también criticaba la medida. “Nos dicen que es para favorecer el comercio y todos sabemos que las mayores compras se hacen los sábados a la tarde cuando justamente no funciona. Pero, además, van crear problemas en lugares hasta ahora tranquilos, como en el colegio Doña Mayor. Allí había sitios y los padres podían ir a recoger en coche a sus hijos sin problemas. Hoy está a reventar porque no es zona de pago”.
Del mismo peligro advertía al otro lado de la calle Canal Anne Kildal Okiñena, propietaria de una farmacia. “¿Dónde van a aparcar los padres? ¡Y ese trasiego de coches que se origina en una zona escolar”. Y añadía: “El objetivo de la ORA es el relevo y en este barrio no hacía falta porque el vecino tenía sitio, mientras que ahora le obligan a pagar una tarjeta de residente”.
Su vecino de calle y también comerciante, en este caso de una tienda de dulces y pan, el Rincón de Hugo, le daba la razón. “Es una injusticia, penalizan al que no dispone de plaza de garaje. ¿Y que pasa con la gente mayor que tiene coche, no se renueva el carné y esperaba dejárselo a un familiar? Me parece muy bien los 24 puestos de trabajo, pero luego a mí me deniegan poner una terraza para helados, que hubiera dado un empleo”, decía Félix Soto Osés.
“Pues yo sí que estoy de acuerdo porque muchas veces no hay manera de encontrar un aparcamiento cerca de casa. A mí desde luego me viene bien”, replicaba José Ignacio Sánchez Iradiel, mientas Fermín Osinaga Galbis escuchaba negando con la cabeza. “Es una vergüenza y una imposición. Desde luego que no siempre se encuentran sitios en la puerta de casa pero sí cerca porque había espacios suficientes para los vecinos. Dicen que lo estábamos pidiendo los residentes, yo desde luego no conozco a nadie que lo demandara. Al final, la sospecha que hay entre todos es que el único interés del Ayuntamiento es sacar más dinero. No encuentras otra explicación”.
volver arriba

Activar Notificaciones