Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Música

La OSN reduce los conciertos en Pamplona para llegar a más localidades

La nueva temporada elimina los conciertos de los viernes en Baluarte

La Orquesta Sinfónica de Navarra, en uno de los ensayos generales que realiza los jueves en Baluarte y que coincidirá con la sesión del concierto de abono
La Orquesta Sinfónica de Navarra, en uno de los ensayos generales que realiza los jueves en Baluarte y que coincidirá con la sesión del concierto de abonoBuxens
Actualizado el 09/07/2021 a las 20:34
Acercar la música clásica a todos los rincones de Navarra, dar un mayor servicio a los ciudadanos navarros y optimizar los recursos de la Orquesta Sinfónica de Navarra (OSN) han sido las causas que han motivado la modificación de conciertos en Pamplona de la próxima temporada, que pasarán de 24 a 12 conciertos y se celebrarán en una única sesión los jueves, cuando hasta ahora se repetía el mismo programa el jueves y el viernes. Ello supondrá una reubicación de los abonados que participarán en un sorteo a partir del cual se asignarán las nuevas localidades.
Consciente de las molestias que dicha medida pueda generar en algunos de los cerca de 900 abonados con los que cuenta la orquesta, incluso de la pérdidas de socios que puede suponer, María Antonia Rodríguez, gerente de Fundación Baluarte, explica que el cambio era necesario y que con un solo concierto se podrá cubrir la demanda del público de la capital navarra y su comarca. “El cambio era objetivamente necesario. Todo está medido y estudiado y la orquesta dará el mismo servicio en Pamplona, pero tenemos la obligación de ofrecer conciertos en toda Navarra”, añade la responsable, quien destaca también la temporada de cinco conciertos de la OSN en Tudela, junto a la principal novedad en Tafalla que contará también con cinco actuaciones de abono en 2021-2022.
REUBICACIÓN Y SORTEO
María Antonia Rodríguez explica que celebrar dos conciertos en Pamplona (jueves y viernes) limitaba las posibilidades de la orquesta, que debían actuar en Tudela los sábados “lo que distorsionaba todo el trabajo de la siguiente semana”. Tras largos años de tradición con este sistema de conciertos, la gerencia de la orquesta consideró también que había que optimizar los recursos puesto que, con el número de abonados que cuenta la orquesta, cerca de 900 (la cifra puede cambiar cuando se cierre la renovación tras el sorteo),y el aforo de la sala de Baluarte, con capacidad para 1.685 personas; se puefde atender la demanda den un solo concierto. “El aforo es amplio, la acústica también. Es desolador ver un auditorio sin llenar y es un despilfarro de talento, por lo que lo más adecuado es distribuirlo por otros lugares”.
La decisión de que los conciertos se celebren en jueves viene motivada porque es el día que la OSN realiza el ensayo general en Baluarte. “No tiene sentido ensayar por la mañana en Baluarte y tocar por la tarde en otro lugar, para volver el viernes a Baluarte. Hacer las dos cosas el mismo día y en el mismo lugar es lo correcto desde el punto de vista artístico y logístico” Programar los jueves implica también que las personas que tenían abono para el viernes tendrán que adaptarse a una nueva situación y entrarán en un sorteo para elegir su nueva localidad, al igual que ocurrirá con aquellos abonados con muchos años de antigüedad y que ahora deberán acceder a un nuevo sistema de reparto. Dicho sorteo ha consistido en extraer tres números ( centenas, decenas y unidades) y el abonado que tenga la cifra resultante será el primero en elegir localidad. A partir de ahí, se llamará al resto de personas siguiendo la lista por orden alfabético. “No teníamos los datos de antigüedad de cada abonado. Se ha partido de cero y nos parecía lo más justo, la forma más limpia de hacerlo. Conotras fórmulas, igual penalizas más a los más jóvenes o a los que llevan más tiempo”.
SIN DIRECTOR TITULAR
La gerente de la orquesta, quien entiende las dudas y quejas que han llegado hasta la entidad, pero señala que un cambio de localidad no debería suponer un problema ya que la sala de Baluarte cuenta con una buena acústica. ”No se puede contentar a todo el mundo y lo entiendo. Sabíamos que el cambio podía acarrear incomodidades. Nos han llegado quejas, pero también comentarios positivos pues hay personas que, por encima de su comodidad, valoran el servicio público que, para nosoros es prioritario”.
Otro de los cambios de la temporada será la ausencia de un director titular en la OSN, una situación que, según María Antonia Rodríguez, es habitual en las orquestas profesionales. “Un director titular debe tener un compromiso con la orquesta para alcanzar unos rendimientos concretos. Cuando esa persona no llega a dichos objetivos, se plantea un cambio. Es importante que haya un director titular si tiene calidad y hace que la orquesta progrese. Si no es así, no es imprescindible, no tiene interés mantenerlo en el tiempo sin que aporte mejoras, además de que su coste económico también es importante. Que no haya director titular no cambia ni ralentiza el trabajo de los músicos. La orquesta trabajará cada programa con el director o directora invitada que marcará la directriz artística del concierto.
volver arriba

Activar Notificaciones