Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

San Fermín

El reloj de los Sanfermines ya está en la Casa del Libro

Dos técnicos lo desmontaron en la tienda de Kukuxumusu y se lo entregaron a Butini

Fermín y Carmelo Butini, este miércoles por la tarde, con el reloj, en su librería de la calle Estafeta de Pamplona.
Fermín y Carmelo Butini, este miércoles por la tarde, con el reloj, en su librería de la calle Estafeta de Pamplona.
Actualizada 09/08/2018 a las 06:00

Ya falta menos para los Sanfermines y también para que el reloj más conocido de las fiestas, con permiso del Ayuntamiento de Pamplona, comience de nuevo a marcar la cuenta atrás. Carmelo Butini, propietario con su hermano Fermín de la Casa del Libro, establecimiento de la calle Estafeta número 32, compró esta misma semana el reloj que se situaba unos metros más arriba, en el número 72 de la misma calle, donde entre 1989 y el 14 de julio de este año funcionó una de las tiendas de Kukuxumusu. En su fachada exterior estaba el reloj más fotografiado, el que nada más concluir el Pobre de Mí comenzaba a contar el tiempo para las 12 horas del 6 de julio próximo. El cierre de las tiendas de Kukuxumusu tras el concurso de acreedores de su distribuidora, puso punto final a la historia del reloj. O eso parecía. El mismo ayuntamiento reconoció el lunes su interés por ubicar un reloj en algún punto de la ciudad.

El reloj de los Sanfermines ya está en la Casa del Libro

Te recomendamos

Te recomendamos

 

 


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE