Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Incendio en Pamplona

Un vecino afectado: "Había muchísimo humo en la escalera y no hemos podido bajar"

Hubo vecinos que se enteraron de todo tras la extinción del fuego, otros bajaron a la calle y muchos no pudieron salir de sus pisos

Ampliar Efectivos de Bpmberos, en el lugar del suceso
Efectivos de Bpmberos, en el lugar del sucesoCedida
Actualizado el 26/12/2022 a las 22:12
El incendio se vivió de maneras muy distintas a lo largo de las siete plantas del número 1 de la travesía de Monasterio de Cilveti. En el 1º E, en el mismo rellano de donde se inició el fuego, vive el matrimonio formado por Isabel, de 76 años, y Valentín, de 88. Ni se enteraron hasta que llegó su hija, casi a las diez de la mañana. “Un amigo me ha mandado una foto y me ha dicho que había bomberos y policía en el edificio de mis padres. Les he llamado, pero no me cogían y he venido”, contaba la hija. Tras hablar con bomberos y policía, estos le dejaron subir al inmueble. “He subido muy preocupada, pero ellos estaban durmiendo y ni se habían enterado”, contaba aliviada. “Yo oía ruidos desde la cama, pero no sabía de qué eran”, añadía su madre. El humo no entró en su piso, por lo que no necesitaron ayuda.
En el 2º C, justo encima del piso afectado, viven tres hermanas, dos con más de 80 años y una que supera los 90. Su sobrino contaba que dos de ellas oyeron ruidos “de jaleo” mientras desayunaban, y que fue al abrir la puerta del rellano cuando vieron el humo, que se fue colando en el salón a través de rendijas durante la extinción de las llamas. Mientras tanto, ellas se situaron junto a las ventanas más alejadas de las llamas y el humo. “Se han asustado, pero por suerte están las tres bien”. Solo una fue atendida por subida de tensión.
En uno de los seis pisos de la tercera planta vive Óscar Lacabe Sanz, de 51 años, con su mujer y su hijo. A mediodía regresaban los tres del hospital tras ser atendidos allí por inhalación de humo. “Estábamos levantados y hemos visto que entraba mucho humo en el salón. Nos hemos asomado, porque había mucho ruido fuera, y hemos visto a los bomberos y las llamas. Nos hemos vestido y hemos intentado salir, pero ha sido imposible porque había muchísimo humo. Mi hijo sí que ha conseguido bajar pero nosotros nos hemos vuelto”. Colocaron trapos húmedos en la base de las puertas y se situaron en las ventanas más alejadas al humo . Esperaron durante una hora. Cuando la situación se recuperó, bajaron al exterior, donde los sanitarios decidieron su traslado al hospital. “Ha sido un susto importante porque lo ves en las películas pero no imaginas que te puede pasar a ti”, añadía antes de reivindicar más medios. “Los sanitarios de las ambulancias no daban abasto y decían que no tenían ni oxígeno ni más ambulancias. A ver si les ponen más recursos”, denunciaba. En el cuarto piso viven Josefina Cirauqui Ganuza, de 85 años, con su hija. “Había una humareda muy grande fuera y nos han dicho que no abriéramos las ventanas. Nos hemos llevado un susto grande”.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora