Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Consumo

La venta de estufas de butano se ha duplicado en Navarra para enfriar el recibo del gas y la luz

El frío aún no aprieta, pero los navarros ya están comprando más estufas de gas butano o propano. Hay comercios que han duplicado sus ventas. Los consumidores buscan la energía más económica para evitar sustos en la factura del gas natural o de la luz

Ampliar Estufas de gas y otros electrodomésticos calefactores, en Cenor Electrodomésticos de la avenida Bayona, de Pamplona. En la imagen, su responsable, David Basarte.
Estufas de gas y otros electrodomésticos calefactores, en Cenor Electrodomésticos de la avenida Bayona, de Pamplona. En la imagen, su responsable, David Basarte Jesús M Garzaron
Actualizado el 26/12/2022 a las 08:50
La venta de estufas que funcionan con gas butano o propano ha crecido de manera notable entre los navarros desde el pasado mes de octubre hasta la fecha, según coinciden en señalar personal de Cenor Electrodomésticos Bayona, de Leroy Merlin de La Morea y de Hipermercado E. Leclerc. “ Se han duplicado fácilmente”, “este año vendemos tres veces más que el año pasado” y “las ventas han crecido más de un 25%” son algunas de las valoraciones que realizan desde los citados establecimientos. En todos apuntan también que la bombona de butano, en este momento, es la energía “más económica”.
“Hay quien ha comprado una estufa para ponerla mientras los niños se bañan porque la comunidad de vecinos ha reducido el horario tradicional de la calefacción central. Otros, porque tienen personas mayores y, por la mañana, la comunidad no enciende la calefacción. No falta quienes tienen su caldera de gas en casa pero la ponen a baja temperatura, por ejemplo 14 grados y, con la estufa de butano, compensan la diferencia y crean una temperatura agradable en una sala”, explican fuentes de Repsol y desde los comercios consultados. “Las razones son diversas. Hablamos de usar la bombona para calentar pero no olvidemos otros usos, como para cocinar, para su caldera, etc. Y luego, está la hostelería, gran consumidora de bombonas, pero también oficinas, comercios, etc”, añaden.
LAS ESTUFAS MÁS VENDIDAS, ENTRE 120 Y 180 EUROS
El mercado ofrece diferentes modelos de estufas de gas. Las más sencillas se sitúan entre 75 y 100 euros, pero las que mayor aceptación tienen rondan entre 120 y 180 euros, según los comercios consultados. Las más sofisticadas cuentan con sistema de termostatos avanzados y con mejor estética y diseño , como por ejemplo que la bombona no sea visible desde el exterior.
El incremento de la venta de este tipo de estufas se está viendo acompañado de un repunte del aumento de la venta de bombonas de butano en Navarra, aseguran fuentes de Repsol. Las estufas pueden funcionar indistintamente con gas butano o propano, pero el preferido con diferencia es el butano. “El butano dura más tiempo aunque , en cambio, el propano proporciona mayor poder calórico”, explican.
La venta de bombonas se está disparado, a pesar de que tampoco está haciendo todavía un frío extremo. Supongo que, conforme haga más frío, se venderá todavía más butano”, comenta Juan Ramón López, responsable de la gasolinera Repsol de La Milagrosa, ubicada en la avenida de Navarra, de la capital. En esta estación de servicio solamente venden la bombona convencional, la del envase metálico cuyo tintineo resonaba por las escaleras de muchos bloques de pisos antes de que la gasificación redujese su presencia en los hogares.
LA BOMBONA CUESTA 18,58 EUROS Y EN ENERO PODRÍA SUPERAR LOS 20 EUROS
Nos trae unas 50 bombonas cada día a la gasolinera y se agotan. Si hubiera más, más se venderían, pero no traen. Con eso digo todo”, apunta López. Este comerciante no gana dinero con este servicio, ya que el precio de la bombona tradicional está regulado por el Gobierno central, que fija una tarifa cada dos meses. Desde el pasado 15 de noviembre se sitúa en 18,58 euros la unidad, si bien al comprar la primera bombona se debe suscribir un contrato, con un coste de casi 22 euros, de manera que la primera bombona sale en este momento a casi 40 euros. Luego, existen bombonas en recipientes más ligeros, con distinto contenido de gas, a precios libres, que suelen estar entre 4 y 6 euros más que las metálicas.
Hace un año, la bombona de butano regulada (metálica) costaba 16,13 euros. A raíz de la guerra en Ucrania, en junio, el Gobierno elevó el precio hasta 19,55. En noviembre lo redujo a 18,58, que sigue siendo una cifra histórica. La próxima revisión será el 17 de enero y se teme que pueda rebasar los 20 euros.
ESTUFAS "MUCHO MÁS SEGURAS" QUE LAS DE ANTES
Los sucesos con origen en un mal uso de una bombona o estufa de gas impactan con fuerza en la sociedad. Sin embargo, desde los establecimientos consultados aseguran que los actuales modelos de estufas no tienen nada que ver con los de antaño. “Ahora llevan incorporados disponen varios sistemas de seguridad que las hacen mucho más seguras. La chispa, por ejemplo, no se enciende si no es segura y llevan detector de monóxido de carbono (CO2). Si la tienes encendida unas dos horas y se apaga sola es por seguridad y hay que ventilar la sala”, indican. Es más , aconsejan airear la habitación cada dos horas o menos.
David Basarte, responsable de Cenor Electrodomésticos Bayona, destaca la rapidez con la que una estufa de gas calienta una estancia. “Se calienta antes que con un calefactor eléctrico o que con un emisor térmico y es más barato”, expone el comerciante, para quien si se enciende una estufa “unas dos o tres horas diarias la bombona puede durar bastante tiempo”.
COMPENSAR EL RECORTE DE HORAS DE LA CALEFACCIÓN COMUNITARIA
David Basarte añade que las estufas se están vendiendo tanto para pisos, “sobre todo compran personas mayores de 50 años”, como para oficinas y tiendas. “Muchas personas las están usando para compensar las horas en las que no funciona la calefacción central de su bloque y para tener la temperatura baja en toda la casa y caldear la sala donde más vida se realiza”, añade.
En Leroy Merlin, un dependiente daba argumentos económicos a favor de este tipo de estufas.“ Este año la calefacción de gas natural cuesta, aproximadamente, 2,5 veces lo que costaba el año pasado. Si la ponía 8 horas y ahora la pone 4 horas va a costarle incluso más dinero que el año pasado”, nos decía. “Estamos vendiendo una barbaridad, tres veces más que el año pasado”, añadía. “ Lo que más gusta a mucha gente es que sabes cuánto te gastas en butano. En cambio, pones la calefacción de gas natural y no sabes cuánto te está costando hasta que luego viene la factura. Y lo mismo con la electricidad”.
Bombonas antigua y moderna
Bombonas antigua y modernaDN

DOS TIPOS DE BOMBONA:

​CLÁSICA (IZDA. DE LA IMAGEN). Su peso ronda los 25 kilos: 12,5 de gas y el casco, 14. Su precio está regulado por el Gobierno. Ahora cuesta 18,58 euros. El precio se cambia cada dos meses. El nuevo se conocerá el 17 de enero.

​LIGERA (DCHA. DE LA IMAGEN). El envase es más ligera. Y las hay de distintas capacidades, desde 6 hasta 12,5 kilos. Su precio es libre y, en general, una con unos 12 kilos de gas butano cuesta entre 4 y 6 euros más que la tradicional.

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora