Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

No San Fermín

Pamplona vuelve a vivir un 6 de julio sin chupinazo de San Fermín

Algunas decenas de personas se han reunido en la plaza Consistorial con sus pañuelos rojos pese a la suspensión de las fiestas

  • Europa Press. Pamplona
Actualizado el 06/07/2021 a las 18:30
Pamplona se ha vuelto a quedar, por segundo año consecutivo, sin el chupinazo que debería haber dado iniciado el 6 de julio a las 12 horas a las fiestas de San Fermín, que han sido suspendidas por la pandemia de Covid-19.
No obstante, desde primera hora de la mañana se han podido ver algunas personas vestidas de blanco y rojo acudiendo al centro de la ciudad, donde se han reunido algunas cuadrillas para celebrar el día 6, pese a que el Ayuntamiento de Pamplona ya anunció en abril que las fiestas quedaban suspendidas, al igual que se suspendieron las de 2020.
De hecho, este martes, día gris y con lluvia a ratos en Pamplona, se han visto menos personas en la plaza Consistorial que el año pasado. No obstante, los bares y restaurantes han registrado un elevado número de reservas para los habituales almuerzos previos a lo que hubiera sido el chupinazo.
Media hora antes de las 12, y ante una ligera llovizna, varias decenas de personas, la mayoría de blanco y rojo, han comenzado a congregarse en la plaza Consistorial, donde se han sacado fotos frente a la fachada del Ayuntamiento. En una de las estatuas de la puerta del Ayuntamiento han colocado una gran pieza de pan con el mensaje 'Volveremos San Fermín'.
A su vez, la Policía Municipal ha comenzado a instalar vallas para limitar los accesos y salidas a este espacio, y ha creado un perímetro en el centro de la plaza para que los medios de comunicación pudieran realizar su trabajo.
Minutos antes del mediodía, varias personas han desplegado sus pañuelos rojos a la espera de las campanadas que anunciaran las 12 horas, momento en que se habría lanzado el chupinazo anunciador de las fiestas. En ese momento, se han escuchado varios cohetes en diferentes puntos de la ciudad, se ha lanzado confeti y los asistentes han empezado a gritar 'Viva San Fermín' y 'Gora San Fermín'. Este año, el Ayuntamiento, a diferencia de lo que hizo en 2020, ha decidido no desplegar un pañuelo en la fachada de la Casa Consistorial.
De esta forma, Pamplona se vuelve a quedar por segundo año consecutivo, entre llamamientos a la prudencia por parte de las instituciones.
Así, el alcalde, Enrique Maya, ha pedido a la ciudadanía "máxima responsabilidad". "No hay fiestas de San Fermín. Lo tuvimos que decir hace un año y para rato pensaba que un año después íbamos a estar en la misma circunstancia, pero así han venido los acontecimientos", ha asegurado.
El alcalde ha afirmado que el incremento de casos de Covid-19 en los últimos días "nos ha dejado a todos bastante tocados". "Había una evolución que parecía muy positiva en los datos de los contagios, y ahora ha habido un incremento tremendo de ese numero de contagios. Algunas expectativas que pudiéramos tener en relación a estos días o en relación al verano deben quedar aparcadas", ha insistido.
La Casa Consistorial de Pamplona tiene operativo desde primera hora de este martes un Puesto de Mando Avanzado a través del que se coordinarán esfuerzos entre Policía Municipal, Policía Foral, Policía Nacional y Guardia Civil para que todo transcurra con normalidad.
Según lo acordado en la Junta Local de Seguridad el pasado mes de junio, este puesto podría también activarse los días 7, 9 y 10 en caso de que las circunstancias lo aconsejen.
El Puesto de Mando Avanzado está ubicado en la planta tercera del edificio (sala de comisiones), en la misma localización en que se dispuso en el operativo preparado en 2020.
En ese espacio trabajarán agentes de diferentes cuerpos con ordenadores y pantallas conectados a cámaras de vigilancia dispuestas en las zonas donde se pudieran producir aglomeraciones o concentraciones.
Los cuerpos policiales colaborarán para controlar calles como Jarauta, San Nicolás-San Gregorio, Navarrería, Estafeta, Calderería, García Castañón y avenida de Roncesvalles-Plaza de Toros. El consumo de bebidas deberá realizarse en el interior de los locales o en las terrazas. Cuando esas zonas presenten un nivel de afluencia que impida mantener las debidas medidas de seguridad, se cortarán los accesos.
Estos dispositivos de seguridad buscan el cumplimiento de la normativa sanitaria vigente, especialmente en lo relativo a medidas de higiene, distancias, aforos, horario, vía pública, establecimientos, actividades y ocio. Además, el operativo se centrará en la prevención de agresiones o abusos que puedan derivarse al amparo de mayor presencia de personas en la vía pública y al control de la conducción de vehículos bajo la influencia del alcohol.
Se recomienda a los establecimientos de hostelería que en caso de que vean que no se cumple la normativa en sus locales, soliciten la presencia de los cuerpos policiales llamando al 092, no para tramitar expedientes sancionadores, sino para facilitar el restablecimiento de la normalidad.
NORMALIDAD EN LAS PRIMERAS HORAS
Las primeras horas de este 6 de julio atípico se han desarrollado con normalidad y sin incidencias en las calles. El Ayuntamiento de Pamplona ha agracedido a la ciudadanía su comportamiento y su sentido de la responsabilidad para evitar aglomeraciones y cumplir la actual normativa derivada de la crisis de la Covid-19.
Al igual que el año pasado, el 6 de julio por la mañana se han establecido puntos de control en los accesos a la Plaza Consistorial y Plaza del Castillo, para evitar la concentración de personas. 
Los accesos a la Plaza Consistorial se han cerrado a las 11.55 horas, cuando había en el interior unas 250-300 personas, cifra que permitía cumplir con todas las normas sanitarias de seguridad. Una vez terminado el momento en torno a la hora del Chupinazo, el dispositivo policial se ha trasladado a las calles del Casco Antiguo, que cuentan con un mayor número de establecimientos hosteleros para seguir insistiendo en el cumplimiento de las normativas de aforo. En la plaza del Castillo no se han llegado a cerrar los accesos.
CONTROL DE AFOROS
La jornada se ha seguido desde el Puesto de Mando Avanzado ubicado en la Casa Consistorial a través del que se coordinan esfuerzos entre Policía Municipal, Policía Foral, Policía Nacional y Guardia Civil para que todo transcurra con normalidad este día. Este mañana el espacio ha sido visitado por el vicepresidente primero y consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior de Gobierno de Navarra, Javier Remírez; el delegado del Gobierno, José Luis Arasti Pérez; el concejal delegado de Seguridad Ciudadana, Javier Labairu, y los jefes de Policía Municipal, Policía Foral, Policía Nacional y Guardia Civil.
El Ayuntamiento y la Policía Municipal de Pamplona recuerdan que, durante el día de hoy y en días posteriores si fuera necesario, se han instalado controles de aforo en varias zonas del Casco Antiguo para evitar concentraciones de gente y posibles riesgos. Se han habilitado en las entradas y salidas de calles como Jarauta, San Nicolás – San Gregorio, Navarrería, Estafeta, Calderería, García Castañón, avenida de Roncesvalles – Plaza de Toros y también la Plaza del Castillo. El consumo de bebidas deberá realizarse en el interior de los locales o en las terrazas. Si esas zonas presentan un nivel de afluencia que impida mantener las debidas medidas de seguridad, se cortarán los accesos.

En directo

Minuto a minuto
volver arriba

Activar Notificaciones