Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Obituario

Dámaso Munárriz, exdirector de la Fundación Caja Navarra

Ampliar Dámaso Munárriz
Dámaso MunárrizDN
  • Juan Cruz Alli
Publicado el 15/11/2022 a las 07:38
El pasado día 8 falleció en Pamplona Dámaso Munárriz Díez de Ulzurrun. Su fulminante e inesperada muerte causó un impacto profundo a su esposa Charo e hijos Iban y Anna, amigos más próximos y a cuantos le tratamos y convivimos con él a lo largo de su vida.
Fue uno de los muchos chicos navarros que se formaron en el Seminario Diocesano y, a partir de la sólida base adquirida, realizó sus estudios universitarios. Se licenció en Ciencias Económicas y diplomó en Marketing, Estadística e Investigación Operativa. Inició su actividad profesional en Super Ser hasta que se incorporó a la dirección de marketing de la Caja de Ahorros Municipal de Pamplona en 1994. Tras la fusión por absorción de aquella, se incorporó a la de Caja de Ahorros de Navarra como responsable de publicidad e imagen, asumiendo la dirección de la Fundación Caja Navarra entre 2002 y 2007. Supo combinar eficazmente su función social esencial con la necesaria publicidad y el marketing de una entidad financiera. Su profesionalidad y buen talante en el trato y las relaciones sociales lograron formar un equipo integrado por personas procedentes de distintas culturas empresariales, que realizó una actividad ejemplar hasta el punto de convertirla en una de las cajas de más importante obra social del país.
La imagen y realidad de Dámaso era la de una persona amable y próxima, prudente en palabra y obra, con una sonrisa bondadosa e irónica, tras la que había un humanista con agudeza de ingenio y buen conocimiento de las gentes, a las que se acercaba con trato delicado. Su vocación de servicio le hicieron trabajar con entrega al bien común, la “obra social” y los menos favorecidos ampliando su presencia en la sociedad.
Fue un esposo enamorado y un padre amantísimo, que guardó para los suyos lo mejor de su persona, siempre lleno de atenciones y finezas, que extendía a sus más próximos. Su familia lo expresó en la esquela: “Nadie muere mientras alguien lo recuerde”. La serenidad de Charo en tan difíciles momentos expresaba que, a pesar del dolor, con el abrazo de la muerte se manifestaba el gozo por lo querido y vivido juntos, que alcanza el recuerdo y se proyecta en la memoria.
Dámaso era consciente del riesgo que tenía su vida y que, por vivencia personal y familiar muy próxima, nuestro destino cierto, más o menos próximo, es el de ser seres para la muerte. En sus cursos en el Seminario y en la parroquia de su pueblo, Artazu, escuchó muchas veces el “memento mori”, tan presente en las prédicas de aquellos tiempos. Como todas las personas conscientes, tenía asumido el pensamiento de Antonio Machado: “La muerte es algo que no debemos temer porque, mientras somos la muerte no es, y cuando la muerte es, nosotros no somos”.
De su vida ejemplar hemos de recordar todo lo que hizo por los demás desde su responsabilidad social con entrega y generosidad. Ahora, al final de sus días, cuentan en nuestro recuerdo sus obras bien hechas.
El autor era amigo del fallecido, y fue presidente del Gobierno de Navarra y consejero de la CAN
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora