Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Salud

Zuriñe Múzquiz Eslava, psicóloga de AFAN: "La idea es que la persona cuidadora no pierda su identidad"

Ampliar Zuriñe Múzquiz Eslava, psicóloga de AFAN
Zuriñe Múzquiz Eslava, psicóloga de AFANmiguel osés
Actualizado el 06/11/2022 a las 09:35
Zuriñe Múzquiz Eslava, psicóloga de AFAN, va a recorrer 22 localidades para acercar a las personas cuidadoras pautas que les permitan prevenir el ‘síndrome del cuidador quemado’.
¿Cuales son los síntomas?
Se pueden aislar socialmente. Aparecer alteraciones del sueño, del apetito, cambios de humor... Se pueden sentir solos y no querer pedir ayuda. Puede afectar a la salud, por eso se habla de un agotamiento físico. Tiene que haber un equilibrio entre el área personal y el cuidado de la persona afectada. Preguntarse: ¿cómo me siento?
¿Y qué medidas se deben tomar?
El autocuidado es fundamental. Disponer de tiempo. La idea es no dejar de hacer cosas que hacía antes. Si el momento de disfrute era un café con las amigas, hacerlo. Hay que pedir ayuda. También es muy importante informarse.
¿Por qué?
La información da tranquilidad en los pasos que se dan. También es fundamental ir buscando soluciones en base a las necesidades que aparecen en cada momento.
¿No anticiparse?
Eso es. No intentar abordar todo. Ir poco a poco. Y la planificación es muy importante.
¿En qué sentido?
Saber con qué apoyos y recursos contamos. A partir de ahí, realizar turnos, calendarios, etc. Todo para tener tiempo. Ahí se debe gestionar el sentimiento de culpa.
¿Sentimiento de culpa?
Sí. Muchas personas cuidadoras verbalizan tener culpa cuando disponen de tiempo libre. Saben que hay otra persona que está cuidando y pueden pensar que no lo va a hacer igual o que la persona afectada no va a estar a gusto. Pero hay que tener claro que si una persona se cuida va a cuidar mejor.
¿Cuesta pedir ayuda?
Sí. Hay personas que piensan que el conocimiento que tienen de la afectada solo lo tienen ellas. Piensan que pueden con todo, sobre todo en el caso de cónyuges, si están 24 horas. Por eso es esencial compartir lo que pasa.
¿Qué soluciona?
La persona cuidadora siente que lo que sucede es solo para ella y no lo comparte por no preocupar o porque piensa que no le pueden ayudar. Eso puede llevar a un sentimiento de soledad enorme. Todos debemos tener personas de apoyo para expresarnos. En AFAN tenemos grupos de apoyo. Todo para intentar que la persona descargue y se exprese.
Cambia toda la vida...
Claro. Pero la idea es que la persona no pierda su identidad. Tras un diagnóstico hay que darle la vuelta a todo para encajar el cuidado en la vida. Es preciso también aceptar las vulnerabilidades, saber que no vamos a llegar siempre a todo. Buscar el sentido, saber por qué ayudo, es muy importante. Y tener en cuenta que en ese tiempo pueden aparecer conflictos familiares cuando hay que tomar decisiones.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora