Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Presupuestos de Navarra 2023

La CEN considera "optimista" la previsión de ingresos fiscales del Gobierno navarro para 2023

Defiende que se deben revisar esos ingresos a la baja y hacer una elección "prudente" de los gastos y priorizarlos

Ampliar La consejera de Economía, Elma Saiz, y el presidente de la CEN, Juan Miguel Sucunza, antes de entrar a la reunión del Consejo Económico y Social que analizó el anteproyecto de presupuestos de Navarra para 2023.
La consejera de Economía, Elma Saiz, y el presidente de la CEN, Juan Miguel Sucunza, antes de entrar a la reunión del Consejo Económico y Social que analizó el anteproyecto de presupuestos de Navarra para 2023.José Carlos Cordovilla
Publicado el 04/11/2022 a las 06:00
La Confederación Empresarial Navarra (CEN) traslada al Gobierno de María Chivite la necesidad de que revise “a la baja” la previsión de ingresos que ha realizado al elaborar los presupuestos de Navarra para el próximo año 2023. Considera que el Ejecutivo ha sido “optimista” al estimar la posible recaudación. Por eso también ve necesario que sea “prudente” en “la elección de los gastos públicos y en su priorización”. Señala además que en el crecimiento de ingresos previsto la causa “principal” no es un crecimiento “sólido” del PIB, sino una alta inflación.
La CEN explica su postura en un informe que llevó a la reunión del Consejo Económico y Social, órgano consultivo en el que están presentes, además de la Administración, los sindicatos, organizaciones empresariales y otras entidades económicas y sociales.
La organización empresarial destaca cómo el Ejecutivo de María Chivite ha diseñado para el año que viene unos presupuestos con una cifra récord de gasto, a pesar de las dificultades de vaticinar el contexto económico con factores como el mantenimiento de los altos niveles de inflación, el aumento de los tipos de interés y el “consenso” en las previsiones que están realizando distintos organismos de “desaceleración” de la economía, “en el mejor de los casos” y de “recesión”, en el peor de los supuestos.
Ante este contexto, la CEN sostiene que “sólo cabe aplicar una mayor dosis de prudencia en las estimaciones macroeconómicas y en su incidencia en la recaudación de ingresos públicos, que quizás “deberían ser también sometidos a una revisión a la baja”.
“TENSIÓN AL ALZA DE SALARIOS”
La CEN afirma que hay un “panorama verdaderamente incierto e inestable”, en el que se vislumbran “una desaceleración clara del PIB, un mantenimiento de la inflación en niveles desconocidos en las últimas décadas y una ralentización del empleo”.
Cita entre las causas la guerra de Ucrania, el alza de los costes energéticos, las perturbaciones e interrupciones en las cadenas de algunos suministros y efectos como el “persistente repunte” de la inflación, la subida de tipos de interés “y la más que previsible tensión al alza que ya se está experimentando en los salarios”.
SUBIDA “ARTIFICIAL” DE INGRESOS
La CEN destaca que la inflación afecta sobre todo a las rentas bajas y medias. Advierte que se está prolongando en el tiempo, y que, “a falta de nuevos efectos de segunda vuelta conforme se vayan produciendo las revisiones salariales”, los bancos centrales han echado mano de la “receta clásica” subiendo los tipos de interés , lo que también incrementa los costes financieros de familias y empresas.
Apunta que quizás el único agente que no sale muy mal parado en esta situación es la administración pública, que ve cómo “la inflación aumenta artificialmente los ingresos tributarios”. Por un lado, dice, los obtiene a través del IRPF si no se deflacta la tarifa y por otra, de los impuestos indirectos como el IVA. “La inflación por sí sola, sin mecanismos correctores, está incrementando la recaudación tributaria”.
REDUCCIÓN DE BENEFICIOS EMPRESARIALES
Sostiene también que prever un aumento del 11,4% en la recaudación por el Impuesto de Sociedades es “muy optimista”, en un momento en el que las empresas están sufriendo “los incrementos de costes” y no son capaces de trasladarlos por completo al mercado, lo que está reduciendo sus beneficios, asegura.
Pone de relieve además la incertidumbre que supone no conocer todavía las medidas fiscales que el Gobierno va a poner en marcha en 2023 y que incidirán en los ingresos y en los gastos previstos.
Noticias relacionadas:
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora