Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Belzunce

Maeztu visita la Comunidad de Traperos de Emaús, con motivo del 50 aniversario de su llegada a Navarra

El colectivo se ocupa de acoger a las personas más necesitadas, del cuidado del medio ambiente y en favor del trabajo digno

Ampliar La consejera Maeztu atiende las explicaciones del director de la Fundación Traperos de Emaús en Navarra, José María García Bresó
La consejera Maeztu atiende las explicaciones del director de la Fundación Traperos de Emaús en Navarra, José María García BresóCedida
  • Diario de Navarra
Publicado el 11/08/2022 a las 13:55
La consejera de Derechos Sociales, Mª Carmen Maeztu, ha visitado este jueves por la mañana la Comunidad de Traperos de Emaús Navarra, ubicada en Belzunce, para conocer in situ el trabajo que este colectivo lleva realizando desde hace cinco décadas en favor de la acogida a las personas, el cuidado del medio ambiente y el trabajo digno.
Traperos de Emaús, presente en Navarra dese 1972, mantiene desde 1978 una comunidad permanente de vida y trabajo en la que actualmente conviven 20 personas. Tal y como se ha recordado en el acto celebrado esta mañana, la primera comunidad permanente de Emaús se instaló en Pamplona en 1978, en Villa Simona, donde se pusieron los cimientos para compartir vida y trabajo frente al individualismo y priorizando la acogida a las personas con más necesidades.
En 1985, la Comunidad se trasladó a Belzunce, donde actualmente reside, lo que significó disponer “de más espacios para la vida común y el trabajo, así como para poder acoger a más compañeros y compañeras”, han señalado. Con el tiempo y gracias al apoyo del Gobierno de Navarra, en 2002 se pudo ampliar la casa en la que esta comunidad reside y se realizaron obras de adecuación necesarias en las habitaciones, los espacios comunes y los servicios, todo ello con opciones de construcción bioclimática.
Esta Comunidad es un “espacio de acogida, trabajo y solidaridad con las personas que tienen más dificultades”, han comentado desde Emaús durante la visita, en la que han descrito el espacio como “un lugar para aprender a compartir la vida y crecer personal y colectivamente”.
Dos residentes trabajan la huerta de la Comunidad de Traperos de Emaús en Belzunce
Dos residentes trabajan la huerta de la Comunidad de Traperos de Emaús en BelzunceCedida
“La comunidad es nuestro corazón, nuestra referencia alternativa frente al individualismo y la propiedad privada, en donde no caben ni exclusión ni clases sociales”, han destacado.
Por su parte, la consejera Maeztu, que ha estado acompañada en la visita por la directora gerente del Servicio Navarro de Empleo, Miriam Martón, ha agradecido a la Comunidad la labor de acogida que realiza con las personas más necesitadas y ha subrayado la labor social que realizan en Navarra.
50 AÑOS GENERANDO EMPLEO INCLLUSIVO
Desde su inicio en 1972, Traperos de Emaús ha tenido un objetivo social claro: luchar contra la exclusión desarrollando formas alternativas en las relaciones laborales, económicas y sociales y defendiendo la dignidad a través del trabajo.
Su labor ha ido creciendo a lo largo de los años y hoy en día, gracias a la reutilización y reciclaje de más de 12 millones de objetos y materiales al año, Traperos de Emaús genera empleo digno para 290 personas, la mayor parte de ellas en riesgo de exclusión social.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE