Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pandemia

El 62% de los navarros ha pasado el Covid-19  y mantiene la inmunidad

Un porcentaje que supera el 80% en menores de 30 años y que desciende progresivamente con la edad hasta el 26% que presenta el rango de mayores de 80 años

Ampliar Plaza del Castillo dos años después del inicio de la pandemia.
Plaza del Castillo dos años después del inicio de la pandemia.Iván Benítez
  • Diario de Navarra
Actualizado el 29/07/2022 a las 11:02
El 97,4% de la población navarra mayor de 5 años tiene anticuerpos frente al COVID-19, ya sea por haberse vacunado o por haber pasado la infección, según revela el estudio de seroprevalencia realizado por el Departamento de Salud. El trabajo, asimismo, estima que el 62% de la ciudadanía ha pasado la infección y mantiene la inmunidad, un porcentaje que supera el 80% en menores de 30 años y que desciende progresivamente con la edad hasta el 26% que presenta el rango de mayores de 80 años.
Desarrollado por el Instituto de Salud Pública (ISPLN) de Navarra, en colaboración con el Hospital Universitario de Navarra (HUN), el Hospital Reina Sofía de Tudela y los centros de salud de Atención Primaria, el estudio concluye que la gran mayoría de la población navarra cuenta con anticuerpos frente al COVID-19, alcanzando una prevalencia en promedio del 97,4% en la población mayor de 5 años.
A su vez, entre el 93,4% y el 95,6% de la población mayor de 18 años de Navarra tiene títulos altos de anticuerpos frente a la espícula del SARS-CoV-2, que se explican por la vacunación o por haber pasado la infección. Este porcentaje desciende al 78,5% en el grupo de 5 a 17 años, lo cual es consistente con las coberturas vacunales registradas por tramos de edad.
Por su parte, se estima que el 62% de la población tiene anticuerpos anti-nucleocápside positivos, aquellos que son indicativos de haber pasado la infección. Este porcentaje supera el 80% en menores de 30 años y desciende progresivamente con la edad, hasta un 26% en mayores de 80 años.
También, el trabajo halla una situación de doble inmunidad en aproximadamente el 70% de menores de 30 años y en más de la mitad de todos los grupos de edad menores de 60 años. El 2,6% de la población estudiada no tenía anticuerpos frente a la nucleocápside (indicativa de infección natural) ni frente a la espícula, por lo que “estaría desprotegida” frente a una eventual infección.
A partir de 60 años de edad, más de la mitad de las personas tienen anticuerpos frente al COVID-19 dependientes solo de la inmunidad vacunal, pero no cuentan con anticuerpos frente a la nucleocápside al no haber contraído la infección, lo que les hace más susceptibles a infectarse en caso de exposición. En ese sentido, si bien la vacuna no cuenta con una efectividad amplia al prevenir los contagios (especialmente desde la llegada de la variante Ómicron y sus subvariantes), sí tiene un papel fundamental para reducir la gravedad de la infección, así como el riesgo de hospitalización y la posibilidad de desarrollar cuadros más graves.
METODOLOGÍA: 1.461 PERSONAS Y DOS ANTICUERPOS
El estudio transversal de prevalencia de anticuerpos en sangre se realizó a través de una encuesta seroepidemiológica en la población residente en Navarra mayor de 5 años cubierta por el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS – O), que alcanzó a 1.461 personas, a las que se les realizó una extracción de sangre entre el 26 de abril y el 3 de junio. Se obtuvo el consentimiento informado escrito de los pacientes o de sus responsables legales, y se excluyeron pacientes con clínica sospechosa de infección activa o con antecedente de contacto estrecho de un caso de COVID-19 en los últimos 10 días, trabajadores sanitarios, residentes en centros socio-sanitarios y desplazados. El reclutamiento se realizó en pacientes de Atención Primaria, nivel en el que participaron 35 equipos de los centros de salud y 231 profesionales.
De cada participante se obtuvo una muestra de suero para la realización de serología para SARS-CoV-2 en el Hospital Universitario de Navarra o en el Hospital Reina Sofía de Tudela, utilizando técnicas de CLIA comerciales. En cada muestra se realizaron dos determinaciones: Anticuerpos antiproteína N de la nucleocápside, indicativos de inmunidad por exposición natural, y Anticuerpos antiproteína S de la espícula, los que se positivizan en la respuesta inmune a la vacunación y también pueden ser positivos tras la exposición natural.
INDURÁIN DESTACA SU IMPORTANCIA COMO HERRAMIENTA DE GESTIÓN
La consejera de Salud, Santos Induráin, ha presentado este viernes el estudio junto a la gerente del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), Marian Nuin, y al epidemiólogo del servicio de epidemiología y prevención sanitaria del ISPLN, Jesús Castilla. Indurain ha destacado la apuesta y el esfuerzo para la realización de un trabajo que “aporta información valiosa” y datos importantes que servirán como “herramienta de gestión sanitaria”.
Asimismo, la consejera ha puesto en valor la colaboración sinérgica entre los profesionales de Salud Pública, los servicios de microbiología del Hospital Universitario de Navarra, el Hospital Reina Sofía de Tudela y la red de Atención Primaria, a quienes les ha mostrado su agradecimiento por su trabajo en este estudio.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE