Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

25-N

Las denuncias por violencia a mujeres menores de edad crecen un 35% en 10 años en Navarra

En 2020 sumaron 135 casos en Navarra, la mitad por violencia sexual

Una mujer se protege ante una amenaza
Una mujer se protege ante una amenaza ARCHIVO
Actualizado el 24/11/2021 a las 10:20
Las cifras de violencia que sufren las navarras de menos de 18 años alcanzaron en 2020 su pico más alto de la década, con 135 denuncias. La mitad, por violencia sexual (67 casos). Dede 2011, en cifras del informe de Seguimiento del III Acuerdo Interinstitucional ante la Violencia contra las Mujeres, los hechos conocidos por las Fuerzas de Seguridad en la Comunidad foral se han incrementado un 35%. El año con menos denuncias fue 2015, con 53. El año pasado hubo 80 más en este tramo de edad, un crecimiento en el que destaca sobre todo el repunte de denuncias por violencia psicológica.
¿Qué tipo de violencia es el que sufren nuestras menores? O al menos, el que trasladan a los cuerpos policiales, ya que este informe solo analiza los hechos denunciados, incidiendo que existen muchas víctimas que no se deciden a denunciar el maltrato sufrido. Así, a lo largo de 2020 se realizaron 106 atenciones a mujeres (y 93 a menores, en la mayoría de ocasiones, hijos de estas) en el centro de urgencias habilitado para ellas. 46 decidieron no presentar denuncia. 62 sí lo hicieron, aunque posteriormente dos la retiraron. Este alojamiento de urgencia se presta durante un tiempo limitado y tiene como causa fundamental la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran en su propio domicilio. El traslado al centro es realizado exclusivamente por los cuerpos policiales.
Respecto a las menores, las 135 denuncias que sí fueron remitidas a los cuerpos policiales suponen 41 más que en 2019 (un aumento del 43%). “Hay un promedio mensual de algo más de 11 denuncias en este tramo de edad. O, dicho de otro modo, cada 3 días hay una denuncia por violencia hacia las menores de edad”, recoge este análisis.
67 CASOS DE VIOLENCIA SEXUAL
La forma más habitual de violencia contra la mujer inflingida a niñas, adolescentes y jóvenes, y denunciada, es la violencia sexual: 67 casos, que supone prácticamente la mitad de las denuncias. Tras ella, aparece la violencia física y la psicológica (38 denuncias), seguida de la psicológica (22) y por el quebrantamiento de las órdenes de protección (8 ).
La violencia sexual contra las menores más vulnerables (tramo de edad entre 1 y 9 años) revela 14 denuncias por esta tipología en 2020, del total de denuncias por violencia ejercidad contra las más pequeñas. Así, el trabajo discrimina los datos por edad y recoge 14 denuncias en Navarra en 2020 por violencia sexual a niñas de entre 1 y 9 años.
Las adolescentes y jóvenes de entre 14 y 17 años son el intervalo que más denuncias han interpuesto (76), seguido de las de entre 10 y 13, que suponen 36. Respecto al país de nacimiento, las denuncias de niñas y adolescentes nacidas en España son prácticamente tres de cada cuatro (76%), mientras que las nacidas en otros países suponen el 24%.
¿Cuál es el vínculo generalmente entre víctima y agresor? En este caso, cuando se habla de víctimas de menos de 18 años, los datos muestran una realidad muy distinta a la que se extrae del análisis de la violencia contra la mujer en la edad adulta. En estos perfiles, el mayor riesgo para las menores se sitúa en su casa y entorno cercano y no tanto en las relaciones afectivas (pareja o expareja).
Esta terrible situación tiene su reflejo en las cifras sobre quiénes fueron los agresores identificados por los cuerpos policiales el año pasado. En 39 casos los responsables de esa violencia contra las menores fueron sus familiares, seguidos de ‘otra relación’ (convivientes, amigos, compañeros, profesores, vecinos, etc), prácticamente al mismo nivel, con 38 investigados, en 35 casos se determina que no hubo relación previa. Hubo 13 casos en los que el agresor era la pareja de la denunciante y otros 10, la expareja. En total, 23 (un 17%).
MENORES AGRESORES
A lo largo del año pasado se detuvo además a 9 agresores que tenían menos de 18 años. En concreto, 4, de ellos tenían 17, dos tenían 16, dos, 15 y hubo otro de 14 años. Por debajo de esta edad el menor está considerado inimputable.
La mitad de estas investigaciones fueron mayoritariamente por casos de violencia física y psicológica, en 4 casos ejercida contra familiares (madres o hermana). Solo en uno de los 9 casos se establece que no hay relación ninguna entre víctima y agresor. Concretamente en el caso de la denuncia por violencia sexual.
MÁS DE 65 AÑOS
Por primera vez desde que es estudian los datos, el informe del INAI dedica un apartado específico a las denuncias presentadas por mujeres navarras de más de 65 años. En 2020 fueron 44. Ese número supone el 2,84% del total de denuncias contra las mujeres. El promedio mensual es de 3,67 denuncias.
Según el relato que esas víctimas trasladan a la policía, la forma más habitual de esta violencia es la psicológica (amenazas, humillaciones, gritos, etc). Se recogen en 16 denuncias, que suponen algo más de un tercio del total. Tras la violencia psicológica aparece la combinación con la física (14 casos) y el quebrantamiento de una orden de protección (13). Hay también una denuncia por violencia sexual.
Por edad, el grupo mayoritario se sitúa en el tramo 65-74 años (30 denuncias). Las mujeres de entre 75 y 84 años interpusieron 7 denuncias, y las de 85 a 100, otras 7. Se registró también una denuncia de una mujer de 100 años. Respecto al país de nacimiento, las denuncias son abrumadoramente de mujeres nacidas en España. Concretamente, 37, un 84%. En idéntica proporción, los agresores son en su mayoría también españoles.
En vínculo entre víctimas y agresores en 2020 fue: familiares (20), un 45,45%. De estas, en 7 denuncias se señala al hijo como agresor. En el resto no se recoge ese dato. Pareja o expareja suman 16 casos. Por las cifras recogidas, el perfil resultante podría describirse como: mujer española, agredida por hombre español, familiar, entre 65 y 74 años, que sufre violencia psicológica y reside en algún pueblo de Navarra. Que se trata de una lacra más rural tiene además su reflejo en que la Guardia Civil es el cuerpo que recibe el 50% de las denuncias registradas, 22. En el resto de tramos de edad, la mayoría de las denuncias las recoge la Policía Foral.
volver arriba

Activar Notificaciones