Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Carreteras

Malestar por el cierre de la A-15 cuando se prevea nieve a 700m

El transporte reacciona con enfado a la medida anunciada por la Diputación de Guipúzcoa entre Berastegi y Andoáin

Una hilera de camiones permanece retenida en la A-15 a la altura de Lekunberri, tras una intensa nevada registrada años atrás.
Una hilera de camiones permanece retenida en la A-15 a la altura de Lekunberri, tras una intensa nevada registrada años atrásArchivo. EFE
Publicado el 13/11/2021 a las 06:00
El cierre de la A-15, entre las localidades guipuzcoanas de Berastegi y Andoáin, cuando haya una predicción de nieve por debajo de los 700 metros, fue acogida con incomprensión y malestar por el sector del transporte y ciudadanos navarros que hacen de la autovía a San Sebastián su ruta habitual de desplazamiento. El perjuicio -avanzan- no sólo afectará al bolsillo con un gasto mayor en combustible en caso de dar un rodeo por Alsasua sino también a la seguridad por la obligación de desviarse por una sucesión de curvas y atravesar el centro de la localidad guipuzcoana de Berastegi. “La carretera es peligrosa en invierno cuando se forman placas de hielo”, aprecia Leire Aranburu, enfermera de Lekunberri destinada en el Centro de Salud de Urnieta. De lunes a viernes reside con su abuela en Hernani pero los fines de semana regresa al domicilio familiar en Lekunberri.
El corte para los dos sentidos de la circulación y todo tipo de vehículos se producirá en Guipúzcoa por las obras que se llevan a cabo en el túnel de Belabieta, dentro del tramo guipuzcoano de la autovía. Su ejecución se debe a la necesidad de adaptar la galería a la normativa de seguridad exigida por la Unión Europea. La obligación es la misma para los túneles de Belate y Almandoz. El problema, que aboca a desviar el tráfico en Guipúzcoa cuando se prevea nieve por debajo de 700 metros, es la estrechez de la calzada en Belabieta que impide el paso de las máquinas quitanieves. El túnel canaliza de manera provisional la circulación en ambos sentidos.
La alternativa ideada no convence a los navarros que, por proximidad a su lugar de residencia, cruzan a Guipúzcoa por la A-15. “Va a ser un caos”, opina Cristina Saralegui, del caserío Arro, de Leitza. “No veas las colas que se van a formar” cuando sea obligatorio abandonar la autovía y circular por el centro de Berastegi. Saralegui, como tantos otros vecinos de Leitza y localidades cercanas, tienen una relación estrecha con Guipúzcoa.
El malestar ciudadano es compartido por profesionales del sector del transporte que ayer, al conocer las previsiones de cierre contempladas en la provincia vecina, expresó su pesar por la incertidumbre de estar pendiente de las predicciones del tiempo. “Las empresas de transporte de largo recorrido ya tienen prefijado su ruta con antelación”, recuerda el secretario general de la Asociación Navarra de Empresarios de Transporte por Carretera (Anet), Ignacio Orradre. Un cambio, realizado con una alerta de nieve de la Agencia Vasca de Meteorología (Euskalmet), puede hacer trizas en cuestión de horas un plan de ruta diseñado con tiempo de antelación.
Ayer en Transportes Plazaola, de Irurtzun, había también una sensación de desazón. Según los cálculos de su responsable, Francisco Javier Viana -titular además de una Agencia de Transporte que moviliza a su flota, vehículos de empresas subcontratadas y autónomos-, “en invierno pueden cruzar la A-14 alrededor de 20 camiones. Y peor va a ser si tenemos que ir por Alsasua y el puerto de Etxegarate. La pérdida de 40 minutos o una hora de viaje puede implicar llegar con un día de retraso al Puerto de Pasajes con lo que supone perder del orden de 400 a 500 euros”.
"NOS MANTIENEN A RAYA"
El transportista de Irurtzun, como homólogos del sector a los que consultó antes de emitir su opinion, emplaza a los responsables de Guipúzcoa a que “hagan el esfuerzo de poner medios. La Policía allí nos pone a raya y su actuación puede ser comprensible, pero también pedimos que se hagan mejoras para circular con seguridad. Guipúzcoa se congestiona a poco que haya un problema”.
Los cambios en el tráfico que contemple Guipúzcoa en las vías de comunicación con Navarra “serán coordinados” con el Gobierno foral, según su diputada de Infraestructuras Viarias, Aintzane Oiarbide. Los cierres que se produzcan en la autovía a San Sebastián coincidirán en el tiempo con el desarrollo de las obras de transformación de la N-121-A en una vía 2+1. No hay temor de un hipotético trasvase de camiones de la A-15 a esta carretera, según el parecer de responsables locales.
Entre tanto, las obras de Belabieta, causantes del posible cierre de la A-15 en Guipúzcoa con nieve a cota inferior de 700 metros, concluirán en marzo o abril, conforme al calendario ideado por su diputada de Infraestructuras Viarias.
volver arriba

Activar Notificaciones