Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Presupuestos 2022

Los navarros con rentas de hasta 30.000 euros podrán ahorrar 130 en IRPF de 2023

El Ejecutivo plantea subir la deducción por mínimos personales y familiares

Ampliar La consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, a su llegada ayer a la sala de prensa seguida por el vicepresidente Javier Remírez
La consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, a su llegada a la sala de prensa seguida por el vicepresidente Javier Remírez Eduardo Buxens
Publicado el 28/10/2021 a las 06:00
El Gobierno de Navarra llevaba semanas anticipando una rebaja fiscal en el IRPF para las rentas medias y bajas a través de las cantidades a deducir en la cuota por mínimos personales y familiares y este miércoles concretó la medida. Con carácter general, esas dos deducciones subirán un 5% y eso lo que supondrá para todos los contribuyentes es un ahorro de apenas 50€. El mayor beneficio de la medida recaerá sobre los navarros, alrededor de 300.000 según la declaración de 2019, que perciben rentas de hasta 30.000 euros, incluidas las exentas y para los que el ahorro sube hasta los 130€. Y será así porque este grupo de contribuyentes, que supone casi el 75% del total, se beneficiarán de un incremento ‘extra’ de 100€ en su deducción por mínimo personal que con el aumento del 5% pasa a ser con carácter general de 1.021€, frente a los 972€ vigentes en la actualidad.
Con ese incremento ‘extra’, según defiende el Ejecutivo en el proyecto, se busca dotar de una mayor progresividad al impuesto y complementar la deducción por ascendiente que está en vigor desde el 1 de enero de 2019 y cuyo importe es también mayor para los contribuyentes que no obtengan rentas superiores a 30.000 euros.
Las dos medidas tendrían un coste para las arcas forales de 44 millones (21,9 millones la subida del 5% de los mínimos y 22,9 millones el incremento ‘extra’ de 100€) y comenzarían a surtir efecto a partir del 1 de enero de 2022 aunque los contribuyentes no notarán el ahorro hasta la primavera de 2023, cuando rindan cuentas con Hacienda.
Son dos de los cambios de más calado de los que se recogen en el proyecto de Ley Foral de Medidas Tributarias para 2022 que fue remitido al Parlamento junto al anteproyecto de Presupuestos y en el que también se incluye la deflactación en un 2% de la tarifa para paliar los efectos de la inflación y mantener así el poder adquisitivo de los contribuyentes. El coste de deflactar la tarifa asciende a 12,8 millones e implica que si las rentas del contribuyente suben en esa medida (un 2%) no pasan de tramo y no pagan, por consiguiente, más impuestos. Lo que se busca, en definitiva, es evitar que el aumento de la renta que tiene su origen en la inflación y que, por lo tanto, no supone un aumento del poder adquisitivo, se traduzca en un incremento de la tributación del contribuyente. Un objetivo que también utiliza el Ejecutivo para explicar el incremento con carácter general del importe de las deducciones por mínimos personales y familiares que no habían sido modificados en los últimos años.
“Esta reforma va a suponer, en caso de ser aprobada por el Parlamento, una noticia beneficiosa para la inmensa mayoría de la población. Un alivio necesario tras tiempos muy complicados para toda la ciudadanía”, destacó la consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, durante la presentación de la propuesta fiscal.
El proyecto contempla diferentes actuaciones en materia fiscal que comenzarán a surtir efecto el próximo mes de enero y que además de al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, afectan a Sociedades, Sucesiones y Donaciones, entre otros, y que tendrán un impacto recaudatorio dispar. Algunos de los cambios, como el que afecta a las aportaciones a sistemas de previsión social se adaptan a los planteados por el Ejecutivo de Pedro Sánchez y que también le afectan pese a su autonomía fiscal. Se trata en concreto, de la reducción de los límites de reducción de la base imponible de 2.000 a 1.500 euros por aportaciones a estos sistemas que conllevarán un incremento de la recaudación de Hacienda en 2023 estimado en 3,3 millones pero para muchos contribuyentes podrían conllevar neutralizar el pretendido ahorro. La cifra de recaudación es sensiblemente inferior a los 13,5 millones que espera Hacienda en 2022 por la reducción de los límites a los planes de pensiones que se aprobaron el año pasado y que tendrán impacto presupuestario en este ejercicio.
DEDUCCIONES POR ALQUILER
Otra novedad en IRPF que puede ser relevante para Hacienda a efectos recaudatorios tiene que ver con el incremento de 650 a 675€ mensuales del importe de la renta máxima de alquiler que permite acceder tanto a las deducciones por arrendamiento para emancipación como a las de arrendamiento para acceso a Vivienda. Un incremento, explica Hacienda, con el que podrían acceder a la ayuda nuevos solicitantes cuyo importe de alquiler estuviera en ese rango.
En Sociedades, los cambios que recoge la reforma son de menor calado. Destaca, por su impacto, la exención de las ayudas covid de Apoyo a la Solvencia Empresarial que, según detalló Saiz, han supuesto 30 millones para autónomos y empresas. En lo que respecta a este impuesto, el Ejecutivo sólo ha atendido en su propuesta fiscal una de las recomendaciones que le planteó su comité de expertos tras analizar parte de los incentivos fiscales que se aplican las empresas. En concreto, la que aconsejaba la eliminación de la deducción por creación de empleo. Plantearon sustituir este incentivo fiscal por otro tipo de actuaciones públicas, por ejemplo, las denominadas políticas activas de empleo y el Gobierno ha decidido atender su recomendación. Como explicó ayer Saiz, han considerado adecuado eliminar esta deducción a cambio de un reforzamiento presupuestario en las políticas activas de empleo que no concretó.

Las medidas fiscales en el IRPF tendrán un coste de 56,8 millones


​1 Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. El coste estimado de la deflactación de la tarifa en un 2% asciende a 12,8 millones y el aumento en un 5% de las deducciones por mínimos personales y familiares supone un coste de 21,9 millones. Por su parte, el incremento en 100 euros del mínimo personal para las rentas de hasta 30.000 euros asciende a 22,1 millones. El impacto de todas estas medidas se producirá en 2023. La modificación de los límites de reducción de la base imponible de 2.000 a 1.500€ por aportaciones a sistemas de previsión social se ha estimado en 3,3 millones.

2 Impuesto sobre Sociedades. La eliminación de la deducción por creación de empleo implicaría un aumento de la recaudación en 2023 de 4 millones de euros. Habrá una ampliación del ámbito de aplicación de la deducción por inversiones en producciones cinematográficas pero no se espera que tenga un coste relevante.

3 Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. Se plantea equiparar a las personas adoptadas las que son objeto de un acogimiento familiar permanente o en guarda. Hacienda dice que no es posible estimar el coste de la modificación porque “implicaría conocer el importe de las herencias a favor de menores acogidos”. Tampoco se puede saber cuántas herencias se van a beneficiar de la supresión, para aplicar la exención en la transmisión “mortis causa” de la empresa familiar, del requisito de tenencia previa de las participaciones o de la empresa.

4 Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. La supresión de la exención de las escrituras públicas otorgadas para formalizar la agrupación o la agregación de varias fincas registrales que consten en el Registro de la Riqueza Territorial como una única parcela, a efectos de inscribir en el Registro de la Propiedad la finca resultante implicaría un mínimo incremento de la recaudación que se ha estimado en 150.000 euros.

volver arriba

Activar Notificaciones