Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Familia Real

El rey Felipe patroneará un Aifos más modesto y antiguo que el de la edición anterior

A pesar de la pandemia, el Real Club Náutico de Palma ha logrado reunir en la 39 Copa del Rey Mapfre de Vela a 106 barcos de 20 países

El rey Felipe VI navegando en el Aifos durante una jornada de entrenamiento de una Copa del Rey de Vela anterior
El rey Felipe VI navegando en el Aifos durante una jornada de entrenamiento de una Copa del Rey de Vela anteriorArchivo
  • Colpisa. Madrid
Actualizado el 23/07/2021 a las 19:27
Mascarilla obligatoria, prueba de antígenos para regatistas y periodistas acreditados, estén vacunados o no, aforos reducidos, 'terraceo' eliminado y nada de cenas, fiestas o reuniones sociales en el club náutico... Suspendida en 2020 a causa de la pandemia, la 39 Copa del Rey Mapfre de Vela arrancará por fin en Palma el 31 de julio con la satisfacción de poder hacerse a la mar, pero con una obsesión por bandera: "Demostrar que el deporte es seguro".
                
El rey Felipe también volverá a estar al timón, pero con un barco de la Armada de 16 años de antigüedad, mucho más modesto que el rutilante Swan que pilotó en años anteriores. "No están los tiempos para tirar la casa por la ventana", parece ser otra de las consignas.
                
A pesar de la pandemia, el Real Club Náutico de Palma ha logrado reunir en esta edición a 106 barcos de 20 países. En 2018 se batió el record de 140 inscritos, "pero fue muy estresante y decidimos reducir la cifra", explica Alejandro Varela, jefe de comunicación de la regata.
 
Con un impacto económico estimado en unos 20 millones de euros para Mallorca, la Copa del Rey de Vela reunirá este año a 1.600 regatistas, la mayoría europeos, pero también de Perú, Chile, Argentina y Rusia, que se batirán en el mar en nueve categorías organizadas en torno a dos conceptos: los monotipo, que compiten en tiempo real, y los que navegan con hándicap (como en el golf) o tiempo compensado.
                
El Aifos, un TP52 de la Armada española que patroneará el rey Felipe, pertenece a estos últimos. Y competirá con otros once veleros en la categoría BMW ORC 1. El barco fue botado en 2005 y eso lo convierte en un velero "bastante anticuado", según los expertos. Sobre todo en comparación con el Aifos 500 que comandó el Monarca en años anteriores, dentro de la sofisticada categoría de los Club Swan 50. En 2018, uno de estos veloces veleros, valorado en un millón de euros, fue cedido a la Armada Española por un plazo de dos años. La idea era que al final se produjera su compra, pero con la crisis causada por la pandemia el plan se fue a pique y la Armada decidió devolver el barco al astillero.
                
Para Felipe VI va a ser como reencontrarse con un viejo amigo. Y no se descarta que pueda obtener una buena clasificación con él porque, como dice Varela, "hay barcos antiguos que han dado la campanada".
                
"Evitar un brote" es la principal consigna. Por eso se multiplicarán los controles y a los pantalanes del club náutico solo podrán acceder quienes dispongan de un QR y hayan superado varios filtros. La vida social quedará reducida al mínimo. Aun así, acudirán algunas celebridades como Andrés Velencoso y el cocinero Martín Berasategui, embajadores de la marca patrocinadora BMW. También estará Javier, el hermano de Antonio Banderas, con su barco.
                
Se espera que el Rey pueda regatear los seis días que dura la competición. Pero en tiempos de pandemia nadie está en condiciones de asegurar nada.
 
Lo previsible es que la Familia Real se una a la reina emérita y se instale en Marivent a finales de julio para permanecer en la isla algo más de una semana. La prensa gráfica sueña ya con obtener varios posados reales.
 
Este será el último verano de Leonor antes de 'independizarse' como estudiante extranjera en Gales... Y como especular es gratis, ya hay quien aventura un especial protagonismo de la heredera y su hermana que podría traducirse en un posado a dúo, quizás con mensaje ecologista.
volver arriba

Activar Notificaciones