La Hemeroteca
Hoy puedes ver DN+ sin publicidad, como si tuvieras una suscripción... Suscríbete y será así todos los días.
Suscríbete a DN+
tenis

Cambiar de club

Alberto Sanz, especialista en tenis y pádel.

Alberto Sanz, especialista en tenis y pádel.

22/09/2016 a las 06:00
Etiquetas
El tenis es un deporte que habitualmente se practica de manera individual. El jugador está solo en la pista y debe enfrentarse en los partidos al rival, a él mismo y al entorno (pista, viento, luz…). Pero para afrontar ese reto trabaja y entrena cada semana con un entrenador y sus compañeros para afrontar el desafío de cada partido de la mejor manera posible. Es decir, el tenista juega solo, pero trabaja en equipo y con un entrenador cada día.

En Navarra tenemos la suerte de contar con clubes serios, que apuestan por el tenis y que cuentan con profesionales formados y con experiencia. Como ya comentamos hace unas semanas, gracias a ese trabajo se suplen parte de las carencias de no contar con una escuela municipal, pero no todas. Ojalá unas pistas públicas al servicio del tenis y de los navarros pueda ser una realidad más pronto que tarde.

Mientras tanto hay jugadores que tras crecer y formarse en un club deciden dar el paso de cambiar la licencia y pasar a entrenar con otra persona y en otras instalaciones. Los motivos por los que los jugadores hacen esto son múltiples y van desde que en el otro club hay jugadores de su edad con los que se lleva bien hasta que ha perdido el feeling con la escuela en la que estaba.

En mi opinión todos los argumentos son válidos ya pueda ser que la otra escuela tiene más nivel, que en su edad tiene más jugadores, que el otro entrenador le cae mejor o que no soporta al actual. Todos me sirven, siempre que el jugador tenga claros los objetivos con los que cambia de club y sepa que el lugar de destino cuenta con los medios para satisfacer sus ambiciones.

A lo largo de los años he visto a muchos jugadores cambiar de club y por desgracia se repite demasiadas veces que les cuesta salir como se debe de un sitio. Durante años ese jugador ha sido feliz y ha cumplido sus expectativas con el tenis y no lo debe olvidar para saber despedirse. No cuesta tanto dar la cara, explicar los motivos y poder marcharse tranquilo y con la conciencia en paz, quien sabe si tendrá que volver en un tiempo…

El club y el entrenador que pierden al alumno deben entender al jugador y respetar su decisión. Si quien se va tiene que poner de su parte por salir bien, a quien se le va el alumno debe entender que no es suyo, que puede buscar y probar otras cosas. Además, en caso de que haya habido errores analizarlos para que una marcha no deseada no se vuelva a repetir.

Como cada año que se inician las escuelas este año también ha habido baile de nombres, ojalá todos los jugadores cumplan sus expectativas con el cambio y puedan seguir disfrutando con una raqueta en la mano. A quienes no hayan dedicado un poco de tiempo a salir bien de su club de origen aún no es tarde de salir como se debe y dejar la puerta abierta y no cerrada de un portazo mal dado… Curso nuevo, ilusiones renovadas, nos vemos en las pistas.
Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra