Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Altuna 22-20 Laso

Txapela de alta tensión para Altuna

Laso jugó de tú a tú a Altuna, tuvo el título en la mano y le penalizaron tres detalles

Ampliar Altuna III, con la copa de campeón del Cuatro y Medio
Altuna III, con la copa de campeón del Cuatro y MedioCORDOVILLA
Actualizado el 14/11/2021 a las 21:20
En cuanto Unai Laso, atropellado en el cuadro seis, no pudo llevar a buena el latigazo de saque de Jokin Altuna, el amezquetarra gritó con fuerza. Lo repitió otras dos veces tras saludar al navarro y a la grada. 
El 22-20 con el que conseguía su tercera txapela en el acotado -le iguala a Irujo, Eugui y Nagore- encerró una tensión enorme, dentro y fuera de la cancha. La velocidad, las alternativas en el juego, las 12 igualadas que se produjeron en el electrónico, y el regreso bullicioso de un público irresponsable en parte con las mascarillas, la amenaza de suspensión dibujaron una final del Cuatro y Medio apasionante.
Confesaban Jokin Altuna y el propio Laso que terminaron vacíos la final. 283 pelotazos fueron una cifra más que respetable de un choque al que le faltó algo de brillo tuvo cinco actos dentro del propio partido.
Acto I (1-0 2-4) Salida de Laso
Si de algo estaba alertado Jokin Altuna era de la salida en tromba de Unai Laso en la final. Y lo aplicó al pie de la letra el de Viscarret, que a pesar de cometer dos faltas de saque, llegó a colocarse con un 2-4. Hizo mucho daño con la volea en ese tramo del partido, no le dejó sitio al guipuzcoano para desplegar su juego, y se vio desbordado.
Acto II (2-4 12-7) Jokin manda
Jokin Altuna comenzó a frenar el arranque de Laso siendo fiel a su estilo. Se sacó de la manga una volea que la escondió en el txoko y a la que no llegó al navarro. Y a partir de entonces fue llevando el juego a su terreno. Tanto a tanto le movía de un lado a otro, no le dejaba tener al navarro la pausa en el juego exhibida en el campeonato y remachándole con la volea al rincón, o abriendo con efectocomo lo hizo en el 10-6.
Con el 9-4 Jon Mariezkurrena trataba de sujetar a Laso en el partido. “Venga, concentración, venga sigue Unai”... Laso mostró que no iba a bajar los brazos tan fácilmente en aquella final.
Acto III (12-8 16-16) Reacción
El primero de los descansos largos surtió efecto en Unai Laso. El de Viscarret salió lanzado, y lejos de arrugarse, dio un paso adelante en el juego. Le hizo daño con el saque a Altuna y le sirvió de su propia medicina. Fue el navarro quien buscó los ángulos, con el dos paredes (le clavó cuatro en la final) y el gancho. La final entró en un terreno de guerra de guerrillas, en una lucha tanto por tanto, con cinco empates en el marcador. Quería Laso, se sentía en la obligación de ganar un Altuna que no terminaba de disfrutar.
Pidió un descanso el amezquetarra en el 16 iguales, se quejó Laso de la muñeca izquierda de un mal golpe.
Acto IV (16-16 19-19) Presión
Con una grada atronando, sobrepasada la barrera de los 200 pelotazos, la final se encerró en un callejón sin salida. Un tanto a tanto con cada vez menos margen de error y sin firmar más de dos tantos hechos seguidos. Más presión en el juego, más presión en la grada. Atropelló Laso de pelotazo, acto seguido dejó pasar incomprensiblemente una pelota que creía que pasaba de la distancia. Tuvo Unai la final en su mano en un dos paredes que se le fue a la contracancha y que podía haber supuesto el 18-20.
Y ahí llegó la amenaza de suspensión de la final por incumplimiento de la norma de la mascarilla en la parte alta del graderío. Joserra Garai paró el partido. Más tensión, más nervios, más presión.
Acto V (19-19 22-20) Resolutivo
La final era una caldera en todos los sentidos. Quería Laso, debía Altuna. Y en esa dicotomía se manejó mejor el amezquetarra, que hizo valer la experencia de las ocho finales vividas con anterioridad.
Estrelló contra la chapa una dejada Laso, que se agarró después a la final por última vez a la final después de igualar a 20 con tres voleas altas consecutivas que terminaron por engañar a Altuna.
Pero si Altuna está donde está es por ser un animal competitivo hasta el último pelotazo. Huele las oportunidades, los huecos. Y es lo que hizo en los dos últimos tantos. Un gancho milimétrico después de 15 pelotazos que cazó a Laso. Y para rematar, un saque al seis y medio que fue un misil irrestable.
No fue ni mucho menos la mejor final del Cuatro y Medio. La sostuvo el punto de incertidumbre en el marcador. Pero al margen de eso hay una gran noticia. Unai Laso ha mostrado su validez en la lucha individual. No será esta su última oportunidad de verlos pelear por una txapela.

Altuna: "He ganado porque he estado sereno"

El guipuzcoano Jokin Altuna señaló que una de las claves de su victoria frente a Unai Laso en la final del Campeonato del Cuatro y Medio disputada en Bilbao (22-20) fue que estuvo "sereno" en los malos momentos que pasó a lo largo del partido.
"He ganado porque he estado sereno y no me he salido del partido a pesar de no haber tenido tan buenas sensaciones. Hoy me ha tocado sufrir, pero llevo una alegría enorme por dentro", subrayó el delantero de Amezketa tras conquistar su tercera 'txapela' en el acotado.
Altuna admitió que jugó "tensionado" y que otras de sus finales han sido partidos "más brillantes", pero incidió en que en un partido de tanta "tensión no es fácil hacer tantos espectaculares".
Se refirió también el campeón a la decisión de parar la final con empate a 19 en el marcador después de advertir varias veces por la megafonía que poblaba las gradas del Bizkaia no hiciera uso de las mascarillas.
"No me ha parecido normal, es una falta de respeto increíble. La gente tiene que ser responsable y si te avisan una vez hay que ser responsable porque los que nos la estamos jugando a una carta somos nosotros. Espero que no vuelva a ocurrir", zanjó.
Por último, reconoció que "es normal" que tras la retirada este sábado de Aimar Olaizola, una de las grandes figuras de la pelota de las última décadas, los aficionados le apunten como uno de los relevos del navarro.
"Lo que ha hecho Aimar es increíble, pero no tenemos que pensar en coger el relevo sino en hacer lo nuestro. Yo entreno y juego para mí y eso lo que me da fuerza. Cuando debuté pensaba que gente como Aimar, Juan (Martínez de Irujo) o Abel (Barriola) eran eternos. Por eso soy consciente de que tengo que disfrutar ahora", reflexionó.

Laso: "Me he visto con la txapela"

Unai Laso acabó "contento" tanto del campeonato que ha completado como de su comportamiento en su primera final en profesionales.
"Me he visto con la 'txapela'. Me ha cogido ventaja, pero luego la he anulado y he seguido luchando. He dado todo de mí. Era novato, pero creo que he dado un buen nivel. He aguantado bien los nervios y por eso también estoy contento. Ha sido una derrota, pero voy a seguir entrenando igual para volver a otra final", dijo.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE