Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

La resaca rojilla

Osasuna, en vísperas de uno de esos partidos que pasan a la historia

Ampliar Osasuna
La plantilla trabajó este lunes en Tajonar después del empate en Elche y antes de los cuartos de CopaJ.P. URDÍROZ
Publicado el 24/01/2023 a las 06:00
Todos querían a Osasuna antes del sorteo y Osasuna quería El Sadar independientemente del rival. Porque los rojillos se han adentrado en los cuartos de final con más nivel de los últimos tiempos, por palmarés y por la situación clasificatoria. 31 títulos coperos tiene el Barcelona, 23 el Athletic, 19 el Real Madrid, 10 el Atlético de Madrid, 8 el Valencia, 5 el Sevilla y 3 la Real Sociedad. Y en esa mesa se ha sentado Osasuna, que rozó la gloria en 2005 en una histórica final que quiere volver a alcanzar. Tres partidos le separan. Está subido en una ola positiva. Este miércoles, arropado por su gente, se presenta la primera batalla. Son de esos partidos que pasan a la historia. La ilusión se ha disparado y desde fuera ya se cataloga a Osasuna como el conjunto de moda. Porque ha encontrado una estabilidad deportiva que extraña en un fútbol tan cambiante. Se lo ha ganado a pulso.
De los 8 primeros de la Liga, solo el Villarreal y el Betis faltan en la lista de clasificados. En su lugar, dos históricos en horas bajas como el Valencia y el Sevilla. Porque Osasuna está en ese tren de cabeza en el campeonato doméstico, séptimo y coqueteando con Europa. No ha habido sorpresas. Si acaso, la caída del vigente campeón en una épica tanda de penaltis ante los de Jagoba Arrasate. Ahora, entrar en semifinales catapultaría la felicidad. El éxito es rotundo por esta senda que quiere seguir recorriendo un equipo que sueña con cotas altas de la mano de la afición.
Esa mano que volverá a agarrar fuerte 15 eliminatorias más tarde. Por fin. La Copa del Rey vuelve a Pamplona desde 2018. La hazaña en el Benito Villamarín ha traído un premio gordo, precisamente en el curso en el que se había marcado el torneo del KO como uno de los objetivos. Por capacidad de la plantilla y por el buen momento, lo que permite poner el foco con más atención en un formato a partido único que da pie a noches mágicas como la vivida contra el Betis y como la que se presenta este viernes en El Sadar. La afición ha recogido el guante acudiendo masivamente a por su entrada, desafiando a las bajas temperaturas y a un horario tardío. La pasión puede con el sentido común. Y a eso mismo se agarra Osasuna para abrirse paso ante clubes ricos en trofeos y presupuestos. Se avecina un día grande.

En la grada

Pablo Ibáñez, titular en Liga por primera vez
Un jugador que venía siendo habitual en la Copa y que estaba aportando en el día a día tuvo su recompensa en Elche. El canterano Pablo Ibáñez, con quien Arrasate está encantado por su nivel de competitividad, jugó por primera vez en Liga en la 18ª jornada. La baja de Lucas Torró por sanción y la búsqueda de frescura le abrieron las puertas de la alineación. El ex de la Mutilvera tuvo un papel destacado en el primer tiempo mostrando una gran movilidad y capacidad para llegar con peligro al ataque. Este curso ha jugado 9 encuentros, 6 de Liga y 3 de Copa. En su primera temporada en el fútbol profesional está aportando con sus apariciones en un centro cel campo con una elevada competencia. Suma 398 minutos.
El maltrato a la afición de Osasuna
Se vivió una situación desagradable en la grada del Martínez Valero con los aficionados de Osasuna, tal y como relataron los propios rojillos desplazados a Elche. La policía retiró banderas, incluso uno del Subiza, y realizó cacheos sin explicaciones sacando de su butaca a varios aficionados. ¿Su delito? Haber animado a su equipo. Un nuevo ataque contra la libertad de expresión que se suma al injustificado episodio de El Sadar contra el Mallorca, cuando se retiraron enseñas sin ningún tipo de explicación razonable. Unos hechos que empañan el buen ambiente que debería reinar en el fútbol.
Pendientes del estado físico de Moi Gómez
El estado de Moi Gómez, con molestias musculares, centra parte de la atención del cuerpo técnico de Osasuna. El centrocampista alicantino es una pieza clave en el engranaje de Jagoba Arrasate. Por lo que juega y por lo que genera a su alrededor. En Elche tuvo que ser sustituido con problemas en el gemelo. No tiene lesión y cuenta con opciones de estar mañana. Dependerá de sus sensaciones en estas últimas horas previas al partido. El equipo rojillo necesita a Moi Gómez en condiciones en la cita más importante de la temporada. Ya se perdió los cuartos del Villamarín. El osasunismo cruza los dedos.
Kike Barja irrumpe a un alto nivel
Ha sido uno de los nombres propios de esta semana. Kike Barja ha aprovechado los minutos que ha tenido para demostrar un desequilibrio y una energía que ha aprovechado Osasuna en Sevilla y Elche. El extremo revolucionó el partido en el Villamarín desde que entró a base de encarar y sacar centros. Barja en estado puro. No fue un espejismo porque en Elche reforzó su alto nivel con un centro exquisito al Chimy Ávila en el gol rojillo. No está siendo un curso sencillo para él tras la llegada de Abde y ha dado un paso al frente en el momento más crucial para el equipo.

“El Elche hizo méritos para ganar”

“El Elche volvió a regalar el primer tiempo. Encajó el 0-1 cuando apenas se llevaban 20 minutos y, otra vez, tuvo que nadar contracorriente. Así es muy complicado. En la segunda parte se produjo la reacción. Carmona empató el encuentro y el Elche dispuso de ocasiones e hizo méritos para ganar. Pero la pesadilla continúa. El equipo de Machín reduce a once puntos su desventaja con la permanencia. Una distancia muy lejana”.

1,55 puntos

por goles consigue Osasuna, el segundo más destacado de las cinco grandes ligas europeas tras el Mallorca (1,67). Los rojillos, que han marcado 18 goles y ha conseguido 28 puntos, rentabilizan notablemente sus tantos. Superan a equipos como la Roma (1,48), Villarreal (1,48) y el Betis (1,47).

Chimy Ávila, 7,1

El jugador más destacado de Osasuna fue el Chimy Ávila con una valoración de 7,1 en el portal especializado Whoscored. Detrás del goleador se sitúa David García con una nota de 7. Fueron los dos únicos jugadores que alcanzaron ese dígito.

Chimy: “Lástima no traer los tres puntos”

El Chimy Ávila se mostró “orgulloso” de Osasuna por el “esfuerzo” para tratar de obtener una victoria que se escapó en Elche tras una floja segunda parte. “Lástima no poder traer los tres puntos a Pamplona”, señaló en Instagram el delantero argentino.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora