Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Gimnàstic 1 - 2 Osasuna

Un billete de Copa muy caro para Osasuna

Sufrido pase a octavos en un gris encuentro

Ampliar Abde, que en la imagen está en el suelo, resultó lastimado tras provocar el 1-2, anotado por Eric Montes en propia puerta tras una acción del marroquí. Los jugadores de Osasuna le rodean celebrando el gol.
Abde, que en la imagen está en el suelo, resultó lastimado tras provocar el 1-2, anotado por Eric Montes en propia puerta tras una acción del marroquí. Los jugadores de Osasuna le rodean celebrando el gol.EFE
Actualizado el 05/01/2023 a las 23:29
El alivio para Jagoba Arrasate, y el osasunismo en general, llegó en el minuto 112. En una jugada que perfectamente podía resumir el mal partido rojillo en Tarragona. Acción personal de Abde -el mejor de largo desde que salió del banquillo- y gol en propia puerta del central Eric Montes. De esta forma tan poco brillante los navarros pasaron la eliminatoria y estarán en el bombo de mañana. Se cumplió el objetivo de sellar la clasificación, pero no el de mejorar la imagen del Reale Arena. El descontento es evidente dentro del vestuario y entre el aficionado.
El billete a los octavos de final resulta un tanto caro si se analizan varios frentes. En lo deportivo queda mucho por mejorar y la Copa del Rey desnuda carencias y apunta a jugadores. Más allá de la roja directa a Pablo Ibáñez, ya en el 119 para cortar una contra, lo que más preocupa es la lesión de Rubén Peña. El equipo se queda sin laterales derechos específicos y Diego Moreno -debutante ayer- podría tener continuidad en San Mamés. Nacho Vidal sigue en el dique seco. El primer problema que debe resolver el cuerpo técnico antes del lunes.
Lo que fue un inicio soñado pudo terminar en una catástrofe de esas que empañan una temporada. Y más cuando de forma pública das importancia e ilusiona la Copa del Rey. El Nàstic, que soñaba con clasificarse para los octavos de final 21 años después, tuvo la primera posesión del partido en un largo rondo por todo el campo que duró casi dos minutos. Bonilla creó peligro por la izquierda y Arrasate arengó a su equipo. Los rojillos, de blanco, empezaron a carburar.
Rubén García botó un saque de esquina desde el perfil zurdo y el Chimy Ávila, en el balcón del área, conectó un derechazo de volea para impactar en el poste. Una jugada de pizarra, que mereció el gol aunque solo fuera por la alta belleza estética. Emuló al misil del rosarino con la camiseta del Huesca. Primer aviso. Al segundo, Osasuna no falló.
A sus 33 años, Kike García demostró que está para pocas tonterías. Es un cazador nato y el área es su coto privado. El delantero, que está aprovechando mejor que nadie el escaparate de la Copa del Rey, anotó el primero tras un barullo en el área. Un despeje malo, un rechace peor y quinta diana del conquense para ser el pichichi de la competición. Cuatro minutos después la cacería pudo ser mayor. El ariete se encontró el balón y definió con el exterior. Mucha picaresca, pero los centímetros impidieron el 0-2. Hubiera sido demasiado premio para lo visto sobre el césped. El Nàstic, noqueado, trató de reaccionar pero con pocos síntomas vitales.
DIFERENCIA DE CALIDAD
Todo cambió tras el descanso. Osasuna se quedó en el vestuario y no compareció sobre el terreno de juego. El Nàstic se mostró más incisivo y ambicioso. Aun así, la diferencia de calidad entre ambos equipos podía desequilibrar la balanza. El marcador salvaba a los rojillos, no así el juego. Rubén García disparó de forma tímida y Lupu, muy activo, tiró alto en la réplica nada más iniciado el segundo acto en Tarragona.
La primera mala noticia llegó cuando Rubén Peña, el único lateral derecho sano, se llevó la mano al muslo. Salió el canterano Diego Moreno para redondear su semana. Renovación y debut con el primer equipo. El carrusel de cambios llegó. Aimar y Abde, dentro. Salieron el Chimy Ávila y Kike Barja, ambos espesos.
Osasuna se fue desganando todavía más y ni siquiera llegó a tirar a puerta. Tan solo Abde demostró intención. El Nàstic se lo creyó y encontró premio a su buena actitud. Un córner desnudó el pasotismo dentro del área. Balón pasado al segundo palo, centro de Pochettino -hijo del técnico-, y cabezazo de Pablo Fernández.
Quedaban 13 minutos y Arrasate no quería ni oír hablar de la prórroga. Sacó a Moi Gómez y a Budimir. Sin embargo el Nàstic pudo tener el 2-1 con una acción personal de Lupu. Sin querer, Osasuna se encontró con la expulsión del goleador Pablo Fernández, al protestar de forma airada una falta en el centro del campo. Cinco minutos de añadido, que fueron siete. Los navarros monopolizaron la posesión, pero tenían miedo a tirar. Solo Abde demostró actitud, pero no contagió a sus compañeros.
ABDE, UN VENDAVAL
La prórroga fue una auténtica masterclass del marroquí, que hace unas semanas estaba jugando el Mundial. Velocidad, desborde y asistencia, pero sin encontrar rematador. Firmó dos tiros y varios regates de calidad. Primera parte agotada. Quince minutos más de sufrimiento con el miedo de los penaltis acechando.
Por suerte, en el 112 el partido cayó por maduro. A los jugadores del Nàstic les pesaba el físico y Abde era un vendaval por izquierda. De la forma más irrisoria llegó el 1-2, tras una buena jugada del marroquí y un tanto en propia del central Arce. Ya con el partido completamente roto, Diego Moreno pudo hacer el 1-3, pero su lanzamiento se marchó alto. Hubiera sido su debut soñado. Osasuna cumple el expediente, pero así el sueño copero no llegará muy lejos.

Gimnàstic 1: Parra; Pol Domingo, Josema (Quintanilla, m.46), Montes Arce, Joan Oriol; Pedro (Gorostidi, m.46), Montalvo; Marc Álvarez (Pochettino, m.73), Marc Fernández (Pablo Fernández, m.46), Bonilla (Nil, m.106); y Guillermo (Andrei Lupu, m.60).
Osasuna 2: Sergio Herrera; Rubén Peña (Diego Moreno, m.63), David García, Aridane, Manu Sánchez; Pablo Ibáñez, Brasanac (Moncayola, m.91); Chimy Ávila (Abde, m.68), Rubén García (Moi Gómez, m.79), Kike Barja (Oroz, min. 68); y Kike García (Budimir, min. 79).
Árbitro. Díaz de Mera Escuderos, asistido por Rubén Becerril y Diego Santúrsula. Mostró amarilla a los locales Quintanilla (m.65), Gorostidi (m.70), Joan Oriol (m.84), Lupu (m.96) y Nil Jiménez (m.109), además de expulsar con roja directa a Pablo Fernández (m.84). Por el conjunto visitante vieron cartulina David García (m.41), Rubén Peña (m.63), Darko (m.73) y expulsó con roja directa a Pablo Ibáñez (m.119).
Goles. 0-1 (m.16): Kike García. 1-1 (m.78): Pablo Fernández. 1-2 (m.112): Eric Montes, p.p.
Incidencias. Nou Estadi Costa Daurada ante 8.282 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Edson Arantes do Nascimento ‘Pelé’.

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora