Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Sentencia

Caparrós pierde su pleito fiscal con la Hacienda foral

Osasuna le pagó 505.000 euros por su despido tras ocho partidos en 2017 y el entrenador reclamaba la devolución de 95.729 euros de impuestos

Ampliar Caparrós:
Caparrós, durante uno de sus entrenamientos al frente de OsasunaEFE
Actualizado el 03/11/2022 a las 22:31
La Justicia ha vuelto a dar la razón a la Hacienda Foral en el pleito que mantiene con el exentrenador de Osasuna, Joaquín Caparrós, que reclamaba a las arcas públicas navarras la devolución de 95.729,29 euros de impuestos tras su breve paso por Pamplona a finales de 2016 y principios de 2017. Después de ocho partidos, en los que tan solo logró una victoria y dejó al equipo colista con 7 puntos en enero, el club navarro tuvo que pagarle 505.000 euros por el despido, tal y como consta en la sentencia.
Tras su paso por Osasuna, el técnico andaluz fichó por el Al-Ahli Doha de Catar, razón por la que argumentaba que su domicilio fiscal se encontraba en 2017 en el país árabe, no en España, por lo que todos los tributos los tenía que abonar allí. Sin embargo, la sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Navarra confirma la resolución del juzgado de lo Contencioso número 3 de Pamplona y da por válido el rechazo de la Hacienda Foral a devolver 95.729,29 euros a Caparrós en concepto de Impuesto sobre Sociedades y Rentas de No Residentes de Hacienda Navarra, en la que Caparrós reclamaba la devolución de 95.729,29 euros.
La primera sentencia no consideró probado que Caparrós tuviera en 2017 fijada su residencia en Qatar a efectos fiscales, ya que consta que su entrada en el país árabe fue el 26 de mayo y en el certificado que presentó no se especificaba cuándo salió del país, por lo que no acreditó la residencia a efectos fiscales durante los 183 días que exige la ley.
Tras la sentencia del juzgado, Caparrós recurrió a una instancia superior. Argumentaba que ese 2017 residió en Catar y que solo estuvo de alta en España hasta el 9 de enero de 2017, cuando fue despedido por Osasuna. En todo esta anualidad, añadía, solo recibió los 505.000 euros del despido de Osasuna y una colaboración puntual de Antena 3 de tres días. “Desde que viaja a Catar comienza a ser residente fiscal en territorio catarí, con lo que obviamente su sintereses económicos, la base de su actividad profesional, de forma directa, pasan a estar en este territorio, donde percibió el grueso de sus ingresos”.
El TSJN rechaza estos argumentos. El tribunal navarro indica que Caparrós “no acredita que tuviera su residencia fiscal” en Catar. Por contra, sí que está probado que todos los bienes inmuebles del entrenador se encontraban en España, donde obtuvo ese año 505.000 euros de Osasuna. “No consta ningún dato sobre los ingresos percibidos en Catar ni que el núcleo principal o la base de sus actividades se encontrara en ese país en 2017”, concluye la sentencia.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora