Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Villarreal 1 - Osasuna 2

Osasuna mira a lo alto con un triunfo de prestigio en Villarreal

Gran primera parte de la revelación de la Liga contra todo un Villarreal que le hizo sufrir después del descanso

El Chimy Ávila se quitó la camiseta nada más marcar el gol y miró al cielo, antes de recibir los abrazos de sus compañeros
El Chimy Ávila se quitó la camiseta nada más marcar el gol y miró al cielo, antes de recibir los abrazos de sus compañerosOsasuna
Publicado el 18/10/2021 a las 08:12
Vencer en La Cerámica contra un equipo de Champions son ya palabras mayores para un Osasuna que se ha convertido en la auténtica revelación del campeonato. Los rojillos pudieron contrarrestar todo el arsenal que puso este Villarreal que no había perdido hasta ahora. En un escenario de prestigio, cuajaron una primera mitad soberbia para adelantarse en el marcador, resistieron en pie cuando el submarino embistió en la segunda y tuvieron esa punta de fortuna para encontrarse con un clamoroso error de Mandi que aprovechó el Chimy Ávila, con esa alma de derribar obstáculos que no parece haber perdido con su vocación dinamitera.
Osasuna está empeñado en seguir a rajatabla una partitura se ponga quien se ponga por delante. Refuerza su pleno de triunfos histórico a domicilio y vuelve a ganar con un gol en los minutos finales, lo que da una carga añadida de felicidad para un osasunismo que a estas horas está soñando con algo más que la permanencia. Otro ejercicio de ambición cuando el empate parecía muy positivo. 17 puntos no entraba en la previsión de nadie a estas alturas. El paso dado ayer cubre ese vacío para alcanzar la plenitud que faltaba: imponerse a un equipo de categoría superior. Las temporadas que acaban en un éxito hablan este idioma. Bloque y método, pero también confianza y ese viento a favor que siempre se debe exprimir. Sale todo.
LECCIÓN DE ARRASATE
Nadie podrá decir que Osasuna saltó como ese equipo modesto que ordena sus líneas atrás para cerrar espacios preso de su inferioridad y no ataca. Hace tiempo que se han desterrado todos los tópicos. Arrasate tenía un as táctico en la manga. Sorprendió al gesticulante Emery con una línea de tres centrales, incluido Juan Cruz, y dos carrileros que convirtieron el juego en tremendamente vertical. Nacho Vidal fue un martillo por la derecha, sin temor a tener que emprender el viaje de vuelta cuando se incorporaba.
Osasuna se articuló a la perfección. Un centro pasado del valenciano lo tocó Manu Sánchez de cabeza, el otro lateral largo, para servir una bandeja. Una más para su colección. Allí estaban esperando con la caña Kike García y Torró, que colmó el deseo de Jagoba de pisar más el área con su despliegue físico. Se ha convertido en un jugador que va a campo abierto como Moncayola y Darko sin dejar su naturaleza posicional. Su volea desde el punto de penalti fue directa a la red. Era el minuto 25 y ese empujón anímico aumentó esa sensación de control que había.
Al Villarreal le gusta tener la pelota. Danjuma fue su mejor activo en la primera parte con su desequilibrio. Por dentro, Trigueros y Parejo estaban ahogados con ese tapón que montó Jagoba. Rubén y sobre todo Kike, dos gladiadores en el esfuerzo, también cerraron pasillos siendo los primeros defensas. El estilo se dejaba ver en Castellón. Transiciones, acciones con pocos toques para poner el centro y acumulación de jugadores para ocupar posiciones de remate en el área. En cualquier momento podía llegar el segundo gol, no por las ocasiones generadas, sino por ese aroma que se desprendía en tres cuartos para atacar.
Osasuna había anulado a todo un Villarreal, que marcó un gol ilegal por una falta clara de Gerard Moreno y acabó la primera parte metiendo el miedo en el cuerpo. Trigueros lanzó un gran disparo desde fuera del área y respondió Sergio Herrera con una verdadera parada de mérito.
TOCA SUFRIR
Emery reaccionó en el descanso para responder al baño táctico que le habían dado. Pedraza cambió la tendencia del partido en la banda izquierda. Osasuna dio un paso atrás peligroso. No estaba tan alegre en la presión. La intensidad no era la misma. Eran otras piernas. Gerard Moreno empató el partido con un gol de delantero de primer nivel. El remate sin dejar caer el balón era realmente complicado de ejecutar. Le salió perfecto para incrustarse en la portería de Sergio Herrera. Poco que reprochar a Osasuna.
Quedaba el difícil de reto de resistir con todo el tiempo que restaba por delante. El Villarreal sometía con sus pases filtrados, aunque a fin de cuentas solo tradujo su dominio en un disparo de Pedraza que pegó en el palo. Emery metió más pólvora. Salieron Alcácer, Chukweze y Moi Gómez para acompañar a Gerard.
Osasuna tuvo momentos en que parecía respirar aliviado. Esa pausa se la tenían que dar los jugadores de arriba. Kike se retiró con un fuerte esguince y Torró cabeceó fuera en el minuto 82 en el primer acercamiento de la segunda parte. Quedaba lo mejor. Osasuna parecía salir de la cueva. El Chimy estaba recién entrado al verde. Olió la sangre cuando vio que Mandi fallaba en la entrega hacia atrás. Robó el balón y encaró a Rulli para marcar con la izquierda. Su alegría era inmensa después de todo lo que ha pasado.
Los rojillos volvían a llevarse un botín en los últimos minutos, pero esperaron a celebrarlo. El desgaste fue tremendo viendo el lenguaje no textual de los jugadores. Quedaban dos paradas de Herrera en el añadido. A latigazo de Gerard desde la frontal y a remate de Pedraza que en última instancia pegó en el poste. No es un triunfo cualquiera.

Ficha técnica:
1 - Villarreal:
Rulli, Foyth, Pau Torres, Mandi, Alberto Moreno (Pedraza, m.46), Capoue (Coquelin, m.46), Parejo, Manu Trigueros (Alcácer, m.77), Danjuma (Chukweze, m.77), Yeremy Pino (Moi Gómez, m.77) y Gerard Moreno.
2 - Osasuna: Sergio Herrera, Nacho Vidal, Unai García, David García, Juan Cruz, Manu Sánchez, Torró, Moncayola, Brasanac, Rubén García (Javi Martínez, m.68) y Kike García (Chimy Ávila, m.81).
Goles: 0-1, m.26: Lucas Torró. 1-1, m.56: Gerard Moreno. 1-2, m.87: Chimy Avila.
Árbitro: Adrián Cordero Vega (Comité cántabro). Mostró tarjeta amarilla al local Capoue y a los visitantes David García, Sergio Herrera, Unai García, Lucas Torró y Chimy Ávila.
Incidencias: partido de la novena jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio de La Cerámica ante 14.831 espectadores.

volver arriba

Activar Notificaciones