Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

LNFS

Una victoria de quilates

Osasuna Magna se convirtió en un muro infranqueable para el Levante

Osasuna Magna Xota
El capitán de Osasuna Magna Roberto Martil celebra con Juninho, jugador que le asistió, tras marcar el que fue el definitivo 2-1J.A. GOÑI
Actualizado el 20/11/2021 a las 09:53
El Levante lució de dorado, tono de su tercera equipación. Sin embargo, el brillo del rival no deslumbró a Osasuna Magna, que se quedó con una victoria de quilates, unidad que se utiliza para medir la pureza del oro, pureza de un triunfo que sustentó el equipo de Imanol Arregui en un partido muy completo de todos los que saltaron a la pista.
Osasuna Magna encajó, encajó primero, pero se repuso. Lo hizo de tal manera que en la primera parte le dio la vuelta al marcador ante un Levante de Champions. En la segunda parte, supo aguantar. Sufrir sufrió y mucho. Es innegable la calidad del rival, pero el muro que construyó atrás el equipo de Imanol Arregui fue infranqueable para los Pedro Toro, Roger Serrano, Rivillos o Marc Tolrà, entre otros, incluso con el ataque de cinco.
Las alternancias en las dos porterías se sucedieron en los primeros compases del partido. Al disparo de Rocha respondió Tolrà. La sutileza de Dani Zurdo fue contestada por Roger. Pero bajo los palos estaba un enorme Asier Llamas. Fue el ala catalán el que aprovechó un robo de balón para salir con velocidad y, tras recibir, batir al portero de Osasuna Magna. Lo hizo en el minuto 11.
El equipo de Diego Ríos sometió a los locales a una presión alta en la salida del balón. Osasuna Magna la superó bien en una de las ocasiones. El tailandés Neno le ganó la espalda a su defensor y recibió en el centro del área. Batió a Fede sin problemas. De esta manera, el joven jugador, una de las apuestas de Arregui, marcó su primer gol en las filas del conjunto navarro. Tras ser sustituido, se sentó en el banquillo. Agachó la cabeza y se le vio emocionado.
Su gol supuso el 1-1, tres minutos después de haberse adelantado el Levante. El conjunto visitante se cargó muy pronto de faltas. De hecho, hizo la quinta cuando todavía restaban 6:38 para finalizar la primera parte, pero no hubo sexta, ni opción de doble penalti.
Pero lo que sí llegó fue el segundo gol de los locales. Lo marcó el capitán Roberto Martil. En un ataque rápido recibió bien de Juninho y marcó el 2-1, en el minuto 15 de partido. Nadie se pudo imaginar, entonces, que se convertiría en el gol de la victoria. Por lo pronto, fue el marcador al descanso.
Osasuna Magna salió bien, con frescura en el ataque, en la segunda parte. Pero poco a poco el Levante se hizo con la posesión. Encerró a los locales en su campo. Los de Arregui no lo dudaron. Se pusieron el mono de trabajo y defendieron a destajo. Tuvo dos o tres ocasiones que no finalizó. El técnico levantinista optó por el ataque de cinco con Gallo con 4:22 en juego. Tampoco resultó. Osasuna Magna ganó.

Ficha técnica:
Osasuna Magna: Asier, Roberto Martil, Linhares, Zurdo, Raúl Rocha -cinco inicial-, Ion Cerviño, Juninho, Neno y Carlos Vento.
Levante: Fede, Marc Tolrá, Rivillos, Rubi Lemos, Roger -cinco inicial-, Hamza, Maxi Rescia, Pedro Toro y Gallo.
Goles: 0-1 (min.11): Roger. 1-1 (min.14): Neno. 1-2 (min.15). Roberto Martil.
Árbitros
Gallo Suárez y Hevia Campa. Mostraron tarjeta amarilla a Rocha, Martil, Cerviño y Dani Zurdo, de Osasuna Magna, y a Tolrà, Gallo, Rivillos y Diego Ríos (entrenador), del Levante.
Incidencias
Partido de la séptima jornada de la Primera División de fútbol sala, disputado en el Pabellón Anaitasuna ante 1.500 espectadores.

volver arriba

Activar Notificaciones