x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
BALONMANO

Las navarras recuperan su trono

Tras perder dos finales, el Bera Bera de Terés, Zugarrondo y Aramendía se volvió a alzar con la Copa de la Reina

Maite Zugarrondo, Leire Aramendía y Nekane Terés, con el trofeo de la Copa de la Reina.

Maite Zugarrondo, Leire Aramendía y Nekane Terés, con el trofeo de la Copa de la Reina.

CEDIDA
Actualizada 03/05/2019 a las 08:49
Etiquetas
A+ A-

Dos finales consecutivas del Bera Bera, dos derrotas, dos espinitas. Antes de disputar la Final 8 de la Copa de la Reina en Barakaldo, Maite Zugarrondo, la guardameta pamplonesa del conjunto vasco -y la más veterana de las navarras, tras cinco temporadas allí-, definía así sus últimas experiencias coperas y a su vez explicaba por qué tenía tantas ganas alzarse con esta. Y lo consiguió. El conjunto vasco fue campeón de la Copa de la Reina 2019 tras arrollar en el partido definitivo al Aula Valladolid (17-30) y dejar por el camino en la fase final al Liberbank Gijón (23-16), y Rocasa Gran Canaria (25-23).


Precisamente este primer encuentro, en cuartos, ante el conjunto canario fue el que más se le atragantó al Bera Bera. Pero una vez más esta temporada, el Rocasa no consiguió superarle. “Era como la final anticipada, al menos para nosotras. Empezamos fatal, con un 4-10 en el marcador que no se me va a olvidar nunca. Yo en ese momento pensaba que perdíamos. Se me pasó por la cabeza claramente. Pero milagrosamente remontamos. Pasamos del 4-10 al 12-12 y eso ya nos dio mucha calma para salir en la segunda parte con un juego totalmente diferente, otra confianza. Acabamos ganando en un final intensísimo, en el que hubo muchas acciones dudosas”, recuerda Leire Aramendía, la extremo de Lerín que pudo competir en la Final 8 de la Copa tras pasar diez meses lesionada.


Después superar el primer escollo ante el rival más fuerte, el Bera Bera fue una apisonadora contra el Gijón y el Aula, según analiza Aramendía: “El segundo y el tercer partido fueron totalmente en la misma dinámica: nuestra defensa y la portería, que fue brutal, se impusieron sin ninguna duda. Yo tenía la sensación de que Gijón se chocaba contra un muro, tardaba muchísimo en elaborar un buen ataque. En los arranques de estos dos partidos, logramos ya mucha ventaja. Fue un espectáculo cómo se jugó, además todo el mundo que estuvo en la convocatoria tuvo minutos. Hubo bastantes rotaciones. Y esa fue una de las claves del éxito. Mientras el resto de equipos jugaba con apenas ocho o nueve jugadoras, nosotras pudimos hacerlo con prácticamente dieciséis”.
Así, se alzaron con ese título que tanto ansiaba Zugarrondo. “Después de tres partidos en dos días y medio, y a máximo nivel, ganar la Copa y colgarnos la medalla de oro a pie de pista, con toda la afición nuestra, fue un desahogo, una satisfacción de haberla ganado y de brindársela a la afición, a nuestras familias… Luego ya fue una fiesta por todo lo alto en el vestuario y en las duchas. El club, como es habitual, nos invitó a comer en Barakaldo. Y en Donosti nos abrieron un bar y ahí terminamos la celebración de la Copa. Al día siguiente nos recibieron en el Ayuntamiento y en la Diputación. La Copa es un título más que reconocido y ha tenido mucha repercusión aquí”, cuenta la guardameta, que consiguió así su segunda Copa con el Bera Bera.


Felicidad


Para su compañera Nekane Terés, pivote de Andosilla, fue la primera. “Sentimos sobre todo felicidad, y que era la recompensa al trabajo bien hecho de toda la temporada. En la liga somos segundas e igual no la podemos ganar porque no dependemos de nosotras mismas, así que ganar la Copa es una manera de decir que seguimos siendo un equipo súper competitivo. Además, viene bien para afrontar el mes que queda de competición con mucha más fuerza y más energía”, resalta la pivote.


En este mes sólo queda en juego el título de liga. Mañana el Bera Bera se enfrenta como visitante al Canyamelar Valencia en la jornada 23, en la que su rival por ser campeón, el Rocasa, ya ha jugado y superado al Castellón. Después de esta jornada, quedarán tres más. El Bera Bera, con un partido menos, tiene 35 puntos, mientras que el líder, el equipo canario, 39.


Pero, a pesar de no depender de sí mismas, Zugarrondo sigue apostando por su equipo para conseguir un título más este curso: “Ahora hay que bajarse de la nube. Estamos motivadas por la Copa, y es un empujón para terminar la temporada bien. No dependemos de nosotras mismas, pero estamos en la lucha de la liga y, sobre todo, tenemos que pensar en hacer las cosas bien y seguimos mentalizadas de ir a por la liga, y de celebrarlo otra vez, que se nos da bien”.

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra