Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Arte

Artistas y habitantes de seis pueblos vuelven a crear juntos por Landarte

En su sexta edición, este programa se desarrolla en Cabredo, Falces, Leache, San Martín de Unx, Urroz-Villa y Uztárroz con las artistas visuales Greta Alfaro y Karmele Oteros, las cineastas Marina Lameiro y Maddi Barber, el arquitecto y cineasta Patxi Burillo, los creadores escénicos Itsaso Iribarren y Germán de la Riva y la ilustradora Andrea Ganuza

Ampliar A la izquierda del cartel, responsables de localidades participantes y de Cultura, con el director general, Iñaki Apezteguía. A la derecha del cartel, de pie, Lorenzo García Echegoyen, Anne Ibáñez, Marc Badal, Karmele Oteros y Andrea Ganuza, y agachados, Itsaso Iribarren, Germán de la Riva y Patxi Burillo
A la izquierda del cartel, responsables de localidades participantes y de Cultura, con el director general, Iñaki Apezteguía. A la derecha del cartel, de pie, Lorenzo García Echegoyen, Anne Ibáñez, Marc Badal, Karmele Oteros y Andrea Ganuza, y agachados, Itsaso Iribarren, Germán de la Riva y Patxi BurilloJESÚS GARZARON
Actualizado el 29/06/2022 a las 19:01
Este 19 de junio Navarra encadenaba cinco jornadas de una ola de incendios histórica. Aquel día, responsables de Landarte, el programa en el que artistas de diferentes disciplinas crean junto a los habitantes de pequeñas localidades navarras, iban a presentarlo en San Martín de Unx. Y aunque lo impidieron las llamas que devastaban el término, el pueblo comunicó este martes que participarán este año. “Esto es también Landarte: arraigo de la localidad a lo suyo, resiliencia y apoyo mutuo”, expresó este miércoles Lorenzo García Echegoyen, director del Servicio de Acción Cultural del Gobierno foral. Allí, con sus habitantes, trabajará hasta finales de septiembre en ese proceso de cocreación sin idea preconcebida la artista visual Greta Alfaro. Mientras, la cineasta Marina Lameiro lo hará en Uztárroz; el arquitecto y cineasta Patxi Burillo, en Urroz-Villa; los creadores escénicos Itsaso Iribarren y Germán de la Riva, en Falces; la ilustradora Andrea Ganuza y la artista visual Karmele Oteros, en Cabredo, y la cineasta Maddi Barber, en Leache.
“¿Pero qué tenemos que hacer?”. Anne Ibáñez, que con Marc Badal forma Kanpoko Bulegoa y el equipo de mediación de Landarte, puso voz este miércoles a las preguntas que lanzan los habitantes de las localidades donde presentan el programa. “Traduce su inquietud ante una invitación tan abierta, por ajustarse a nuestras expectativas, por encajar en nuestra propuesta”, siguió Ibáñez, situación que suele resolverse con otra frase: “Bueno, ya nos diréis”. “Y es que la participación como mecanismo”, continuó la coordinadora, “es en sí precario e incierto, necesita ponerse a prueba constantemente porque es un aprendizaje, algo que no se improvisa, un músculo que desarrollaremos a base de ejercicio que depende de nuestra observación, de un ir y venir constante”.
Y ese empezar de cero ambas partes juntas es lo que destacaron dos de los artistas. “Es lo interesante”, expuso Itsaso Iribarren. “Reivindicamos muchas veces el proceso, la importancia del arte como investigación, y de repente encontrar un lugar de visibilidad que sea así y entre personas desconocidas que nos convocan es un lujo y te coloca en un lugar de vulnerabilidad, de nerviosismo, de establecer una confianza desde donde crear algo arraigado al territorio”, añadió. Lo compartió Patxi Burillo: “Hay algo muy bonito en el encuentro, en llegar sin expectativas y empezar a construir conjuntamente”.
EL MODO ANTE EL QUÉ
Landarte es un programa “joven, innovador, del siglo XXI, diferente a otros de la Dirección General de Cultura”, en palabras de García Echegoyen. Primero, porque no tiene público, sino participantes “que inician un viaje de cocreación con esos profesionales”. Además, por la importancia de la mediación, de la conexión entre las partes; porque “interesa mucho más el proceso que el resultado, el modo en el que se realiza la creación que el qué se realiza”, de forma que el proceso se convierte en un elemento performativo que construye el propio programa. “No esperéis encontrar espectáculos”, advirtió. “Es un laboratorio en el que se trabaja a partir de la realidad de cada localidad, con los intereses de las personas que allí viven y con esa mirada externa que llevan los artistas que van a esas localidades”.
Y es un programa que todos los años se enfrenta a “situaciones inesperadas” que a veces generan “más trabajos o esfuerzos”, adelantó Marc Badal. También este año hay circunstancias nuevas. Por ejemplo, que Falces es “la localidad más grande que ha participado en todos estos años en Landarte” y Leache, “la más pequeña”, con una veintena de habitantes y en donde “el proceso va a ser más íntimo”. Que Urroz, la más cercana a Pamplona de las últimas tres ediciones, mientras que Uztárroz está en el Pirineo y Cabredo, que incluso hay quien duda en dónde situarlo en el mapa, en la merindad de Estella, en el límite con Álava.
Pero sin duda la situación “inesperada y desgraciada” de este año lleva el nombre de San Martín de Unx, que “va a plantear un ejercicio de atención muy intenso”. “Landarte va a empezar dentro de unos días allí, una localidad noqueada por una situación totalmente extraordinaria. Eso nos sitúa a quienes estemos en ese proceso en un lugar muy distinto al de otras ocasiones. Va a ser muy intenso para la artista, el equipo organizador y la localidad: cómo enfrentar una propuesta de este tipo en una situación emocional fuera de lo habitual”, avanzó Badal.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE