Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

BAILARINES NAVARROS

Naiara Mendioroz Azkarate, la danza como psicoterapia

'DE LA DANZA AL MUNDO'. Una serie sobre bailarines navarros que abandonaron la Comunidad foral para dedicarse profesionalmente a la danza. La bailarina pamplonesa es danzaterapeuta y profesora de danza en Países Bajos 

Ampliar Mendioroz interpreta la pieza ‘Danza permanente’ con la compañía DD Dorvillier, en la sala The Kitchen de Nueva York, en 2012.
Naiara Mendioroz interpreta la pieza ‘Danza permanente’ con la compañía DD Dorvillier, en la sala The Kitchen de Nueva York, en 2012thomas dunn
Publicado el 26/06/2022 a las 06:00
Cuenta que una vez en el colegio, cuando era pequeña, la profesora le preguntó qué quería ser de mayor y ella le respondió que “psicóloga, cantante y bailarina o periodista”. Hoy, a sus 44 años, Naiara Mendioroz Azkarate se da cuenta de que ha podido cumplir dos de sus sueños profesionales, bailar y ser psicoterapeuta de la danza, algo de lo que se siente muy “afortunada”.
Esta pamplonesa, hija única, cuya familia procede de Muruzábal y que tiene un padre que fue dantzari (“un apasionado de la danza”, cuentan, que llegó a viajar por Europa), comenzó a bailar con diez años en la academia de Cristina de López. “Un día me descubrí mirando por una ventana una clase de neoclásico impartida por quien más tarde sería mi profesor: Javier Redrado, alias ‘Txiki’. Sentí una curiosidad imparable; me fascinó el lenguaje corporal, escuchar como él pensaba y analizaba los mecanismos del movimiento. Podía pasarme horas y horas mirando y no tenia suficiente. Aquel día se despertó en mí un amor con gran determinación hacia lo que más tarde se convertiría en mi carrera”, relata.
Tras dar sus primeros pasos con ‘Txiki’, Mendioroz Azkarate pasó a la Escuela de Danza de Navarra donde seguiría su formación en ballet clásico hasta los 20 años y después buscaría el siguiente nivel “para apoyar su profesionalización”. En la primavera de 1998 decidió presentarse a las audiciones de la Escuela Superior de Danza de Ámsterdam (AHK). “Fueron tres días de audiciones -recuerda- con unas 400 personas de las que elegirían a ocho… Así que la vida dio uno de esos bonitos giros y en octubre ya estaba viviendo y estudiando en Ámsterdam”. Afortunadamente, había recibido una beca del Gobierno foral para ampliar estudios artísticos en el extranjero, lo que facilitó enormemente su salida.
Naiara Menndioroz, en una coreografía de la companía de Eleanor Bauer (Bélgica).
Naiara Mendioroz, en una coreografía de la companía de Eleanor Bauer (Bélgica)cedida
Tras obtener la licenciatura en Danza y Coreografía, Mendioroz comenzó su carrera como bailarina ‘freelancer’ a los 24 años y estuvo bailando hasta los 37, cuando nació su hija, Xumai, que ahora tiene 7. “Fueron trece años muy intensos, bailando mucho, viajando mucho, con muchos proyectos y muchas compañías: Jefta Van Dinther, Boris Charmatz, Eleanor Bauer, DD Dorvillier, Nicole Beutler , Frey Faust, Keren Levi, Peter Greenaway, Pere Faura, Mette Ingvartsen, Juan Dominguez, Beth Gill y Kate Mcintosh”, detalla.
Ya desde los 33 años, la artista navarra estaba buscando pegar un giro a su vida, y la llegada de su hija fue el desencadenante del cambio. “Tengo decenas de amigas bailarinas que siguen bailando y viajando con sus hijos. Hasta la escolarización obligatoria, pueden llevarlos de aquí para allá con la ayuda de ‘babysitters’ en cada teatro y ciudad, y después, los dejan al cuidado del padre o de los abuelos; pero yo no me sentía capaz de hacerlo a nivel emocional, así que vi que era un buen momento para cerrar etapa. Estaba muy satisfecha con lo que había conseguido hasta entonces y era el momento de reciclarme”, confiesa.
Naiara Mendioroz, en el estudio fotográfico de Laerke Nissen, en Ámsterdam.
Naiara Mendioroz, en la actualidad, en el estudio fotográfico de Laerke Nissen, en ÁmsterdamH. Kwee
Casualmente, una profesora suya que se iba a jubilar, y que trabajaba en la Universidad de las Artes de Utrech, le ofreció tomarle el relevo en la asignatura Análisis de Movimiento Laban, que Mendioroz imparte desde 2015. Por otro lado, desde 2020, la navarra ejerce también como danzaterapeuta en la clínica de salud mental pública ‘Care to Change’, de Hilversum. “Por suerte, el Gobierno de los Países Bajos ofrece becas de apoyo a los bailarines que quieren hacer la transición a una profesión nueva, que puede estar relacionada o no con la danza”, señala. Así que en 2016 decidió hacer un máster de tres años sobre Terapia de Danza y Movimiento en la Universidad Codarts de Rotterdam; y en 2021 obtuvo un certificado ‘online’ sobre Teoría Polivagal, que aplica a sus sesiones de danzaterapia.
Mendioroz explica que Países Bajos goza de un modelo público de salud mental muy desarrollado, donde se trabaja con equipos multidisciplinares (psiquiatra, psicólogo y terapeuta de las artes) y se ofrece una “atención integral” al paciente. Una vez establecido el diagnóstico y el objetivo terapéutico, su labor como danzaterapeuta consiste , por ejemplo, en “ayudar a la persona a hacer consciente lo que todavía está en un plano inconsciente, regular sus emociones, cobrar consciencia de los cambios autonómos de su sistema nervioso, relajarse o aceptar su propia imagen”. “La danza -concluye- es observar lo que tengo ante mis ojos y en lo que al mismo tiempo estoy sumergida; es percibir la mecánica de mi cuerpo y entender sus cambios. Por eso, considero algo muy natural apoyarme en las distintas técnicas del movimiento para ayudar a sanar a los demás”.
Vídeo de Naiara Mendioroz Akzarate, danzaterapeuta en salud mental en Hilversum (Países Bajos)CEDIDO

TRAYECTORIA PROFESIONAL
Naiara Mendioroz Azkarate (Pamplona, 15/5/1978). Tras formarse inicialmente en la academia de Cristina de López y en la Escuela de Danza de Navarra, se fue a Ámsterdam para obtener la licenciatura en Danza y Coreografía en la AHK (1999-2003). Después, fue bailarina ‘freelancer’ 13 años en varias compañías europeas. En la actualidad, es profesora de danza en la Universidad de Utrech y danza terapeuta en una clínica en Hilversum.

¿QUÉ ES LA DANZA PARA NAIARA MENDIOROZ?
“Es observar lo que tengo ante mis ojos y en lo que al mismo tiempo estoy sumergida; es estar dentro de la sensación y percibir la mecánica de mi cuerpo; es entender que en el cambio aparecen el tiempo y el detalle”

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE