Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pamplona

Concierto de Nathy Peluso en el Navarra Arena, con el ‘twerking’ por bandera

La cantante se movió al ritmo de soul, ‘modern dance’ o ‘electroperreo’, a pesar de un sonido deficiente

Actualizado el 25/09/2021 a las 09:40
Quizá porque la gente iba accediendo al Navarra Arena con mucha tranquilidad, el concierto comenzó con 23 minutos de retraso. Nathy Peluso salió a escena dentro de un buzo malla ultraajustado con dibujos que aún marcaban y realzaban más sus formas. Estuvo flanqueada por cinco músicos: dos teclistas, un percusionista, un guitarrista eléctrica y el baterista. Enmarcada por una iluminación bastante convencional, no hubo pantallas de vídeo, y los espectadores de las filas más alejadas tenían que adivinar los gestos de su rostro, siempre provocadores. Abrió el concierto con 'Celebré', pura electricidad para la gente enloquecida desde los primeros compases con esa coreografía de la Peluso entre modern dance y electroperreo. Multiplicándose en poses y desbordando energía desgranó su Sana sana que la multitud bailó con los brazos, tratando de emular con muñecas y codos el postureo arrollador . Tras semejante descarga de electricidad lanzó sus primeras palabras: “Hola Pamplona... bienvenidos a esta noche de placer”.
Bajó el pistón de la electricidad sonora para pasar del pop urbano y el trap al soul, e interpretar el tema 'Buenos Aires'. Siguió en esa dinámica de la banda soul con 'Trío', un tema que su parte final tiene un giro tremendo al perreo. El sonido era bastante deficiente, sucio en las frecuencias de la voz (las letras había que adivinarlas) y siguió en esa tónica el tema 'Natikillah'. 
Volcada en el concepto de dar espectáculo se lanzó al suelo para hacer un twerking orientando el trasero hacia el público. Y de ahí se lanzó a la salsa con 'Puro veneno' transformando a dos de sus músicos que dejaron los teclados para lanzarse con trompeta y trombón a realizar solos incendiarios mientras Nathy movía con vértigo los círculos dibujados en las mallas de sus glúteos. A esta le siguió 'Sugga' en los mismos términos de latin salsa.
Fue un set tremendo que aprovechó para jalear dos veces al respetable: “¿Están seguros de lo que han venido a hacer aquí? porque esto es una noche sandunguera”. Y el público rompía con sus gritos... Después vino un impás instrumental para que ella dejara el escenario y sus músicos desarrollaron un tema de latín jazz, con intervenciones de guitarra, vientos y bajo eléctrico pero desde el teclado... 
Nathy volvió a escena... y fue jaleando a sus músicos que seguían encadenando solos instrumentales... A estas alturas del concierto el sonido seguía sin resolverse y el rebote sonoro en el Arena se parecía más a un efecto frontón que a otra cosa...
La Peluso mantenía sus constantes de coreografías provocativas con las que encaró la balada 'Llámame'. Con una introducción poética introdujo 'La sandunguera' para volcar a la gente desde su latin rap. La provocación estaba servida desde esta fusión en la que se encargó de afilar las caderas.
El corcho de la botella ya había saltado por los aires. La gente enloquecía a los sones de BZRP music sessions #36. Y ella saludaba la ovación atronadora con rostro y brazos alzados al cielo. Después interpretó uno de los temas nuevos de la noche, 'Apuntadme' en una coreografía para una canción que bien podría ser parte de la próxima película de James Bond.
La gente enloquecía al despedirse la Peluso de la escena. Era cuestión de bises o muerte.... y salió en pos de la locura colectiva. Los músicos le dieron casi cinco minutos de intro para que ella se arrastrara cual gata por el suelo moviendo su coleta como una batidora. Así subió la temperatura del tema 'Delito', encaramada sin remisión al final feliz con el público con su “gracias mi público”.
volver arriba

Activar Notificaciones