Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Música

Viaje espacial desde el MUN

El grupo de investigación performativa Farout propuso un recorrido por las salas del museo, a través de los ojos del astrofísico Francisco Colomer y la música del compositor Sergio Luque

Viaje espacial desde el MUN
Viaje espacial desde el MUN
  • Sofía Lázaro
Actualizado el 19/04/2021 a las 06:00
El modo en el que los humanos conocen el universo a través de la ciencia y el modo en el que un compositor descubre una pieza cuando la compone no son tan distintos. Cuando la ciencia descubre el universo hay factores que son determinantes: lo casual, el tiempo, el vacío…Todos ellos forman parte también de la creación de una pieza musical. Comparar ambos procesos, fijar similitudes e invitar a la reflexión del público es lo que pretende el grupo de investigación performativa Farout, que el sábado presentó en el Museo Universidad de Navarra su nuevo proyecto, Telescope II.
“Farout es un grupo que desarrolla creaciones artísticas e investigaciones directamente relacionadas. Nuestra actividad está basada en esta metodología en el que el objeto que investigamos y el arte están en continuo diálogo. Lo que se presenta hoy no es solo una performance, dará pie a un reflejo académico más allá”, explicó Beatriz Pomés Jiménez, pamplonesa de 35 años e integrante del grupo. Este, formado por la propia Beatriz Pomés Jiménez, Sef Hermans e Igor Saenz Abarzuza, decidió constituirse en 2019 para idear y desarrollar proyectos performativos multidisciplinares. Su actividad es pionera en nuestro país, “España no tiene la tradición que tienen otros países como Australia, Holanda y Bélgica. Por eso, y como es algo novedoso, hemos recibido mucho apoyo. Han hecho una apuesta por nosotros y por abrir esta vía. Y ese es uno de nuestros propósitos, desarrollar este campo artístico y académico y encarnar esta vanguardia académica en España”, relató.
‘TELESCOPE II’
La performance propuso un recorrido por las salas del museo en el que el público fue visitando los diferentes espacios y acercándose a reflexiones sobre cuestiones esenciales del universo. Esto, acompañado de una introducción científica, realizada por Francisco Colomer, astrónomo en el Instituto VLBI, una composición musical, compuesta por Sergio Luque Ancona y una atmósfera de pensamiento. “El proyecto surgió porque los tres hemos hecho nuestros doctorados sobre esta disciplina, tenemos un especial interés personal en la astronomía y, además, somos músicos. Yo soy flautista, Sef trompetista e Igor chelista”, describió.
La performance contó con tres partes. Una primera, la parte científica, en la que Colomer, director de JIVE, uno de los institutos de referencia en Europa de la observación astronómica, introdujo el tema y explicó algunos conceptos; una segunda, en la que a través de la música, se invitó al público a reflexionar sobre el arte y la astronomía; y la tercera, la puesta en común entre creadores, músicos y público.
La composición de la música corrió a cargo del músico mexicano Sergio Luque Ancona, que creó una pieza que hiciera referencia a todas las imágenes que el espacio le evocaba. “Esta pieza se ha compuesto de una forma analógica al proceso de descubrimiento del universo del ser humano. Ya estaba compuesta la primera parte, Telescope I y esta segunda la he compuesto directamente para formar parte de esta performance y en continuidad a ese interés inicial que ya tenía”, explicó.
Esta es uno de los eventos incluidos en el ciclo Cartografías de la música, dedicado a hacer un mapa de la música del siglo XX y XXI. “Esto no es un concierto, no es una exposición, va más allá. Es una propuesta en la que el público toma parte activa desde el principio”, puntualizó Teresa Lasheras Balduz, directora de artes escénicas y música del MUN. Desde el principio, los asistentes recibieron un manual que les guió en su recorrido físico y de reflexión a través de todas las ideas, científicas y artísticas, y la última parte de la performance contempló una puesta en común de todas estas ideas que surgieron. “Pretendemos que el público reflexione, que sea un público activo, que participe. La escena donde interpretan los músicos no está diferenciada de la escena donde está sentado el público asistente. El público forma parte de la escena, directamente sobre el escenario”, concluyó.
volver arriba

Activar Notificaciones