Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Talento en el exterior

Paula Bellostas, una pamplonesa consultora en Londres

Pensaba quedarse un par de años pero le picó el gusanillo y esta navarra ya lleva una década en la consultoría de estrategia Keamey en Londres. Allí ha pasado por todos los niveles y desde enero es socia de la firma

Paula Bellostas, su marido Geoff y su hija Lucía, en bici por el London Bridge, cerca de su casa.
Paula Bellostas, su marido Geoff y su hija Lucía, en bici por el London Bridge, cerca de su casa.
Cedida
Actualizada 19/04/2021 a las 06:00

Cuando llegó a una familia de Edimburgo como au pair en el año 2000, Paula Bellostas descubrió lo que es salir de casa, y le entusiasmó. Después se marchó a Estados Unidos, a estudiar cuarto de carrera, y más tarde optó por algo intermedio, sin renunciar a salir del nido, pero más cerca de él. Buscó trabajo en el Reino Unido, pasó seis años en distintas ciudades de lo que llama la Inglaterra profunda, y en 2010 se instaló definitivamente en Londres.

Allí, a grandes rasgos, se dedica a ayudar a ejecutivos de la industria farmacéutica a afrontar problemas de crecimiento (lanzar nuevos productos, adquirir nuevas empresas, utilizar nuevas tecnologías) o de productividad (en la investigación y desarrollo, manufactura, logística o comercialización). “Muchos de los problemas están centrados en las vacunas y terapias contra la covid o en cómo utilizar tecnologías digitales en el desarrollo y comercialización de medicinas”, expone. Lo más gratificante de su trabajo, sin embargo, es que es una de las responsables a nivel global de cuidar la salud mental de cuatro mil empleados. Y ella sabe bien qué es eso.

Paula Bellostas salió en The independent hace unos años por sus problemas serios de estrés. “Se me fue el trabajo un poco de las manos”, resume. “En consultoría se trabajaba un poco a lo bruto (ahora quizás un poquito menos desde que hemos empezado a prestar atención a la salud mental) y yo entre el afán por que se reconociera el esfuerzo y porque no tenía gran cosa fuera del trabajo que me hiciera de contrapeso acabe quemada y con un estrés y una ansiedad brutal que me acabó generando unas migrañas hemipléjicas y no pude trabajar durante seis meses”, relata. Se recuperó con ayuda de un neurólogo y cambiando los hábitos de sueño, de ejercicio y, por supuesto, de trabajo. Ahora, además tiene un pequeño contrapeso, Lucía, la hija de 2 años que tiene con su marido Geoff.

De Londres lo que más le gusta es su carácter multicultural y todo lo que ofrece. “Antes la maravilla era todos los restaurantes, bares, eventos, museos, teatros... de los que podía disfrutar”, explica. “Desde que llegó mi hija Lucía la escena cambia mucho y ahora lo que se disfruta es la cantidad de actividades que puedes hacer con ella y el entorno en el que vive que le hace una ciudadana súper global desde chiquitica”, añade. Lo peor es estar lejos de Pamplona y de la familia. Un asco, afirma sin medias tintas. Lamenta que su hija no tenga cerca a los abuelos, tíos y primos “para que tenga una infancia privilegiada de bocata y plaza como la que tuve yo”, relata. Tanto es así, que después de un año sin poder viajar a Pamplona por la pandemia, se pregunta si merece la pena estar tan lejos. “Yo creo que no, pero lo tenemos complicado para volver cuando no hablamos español los dos, igual cuando nos jubilemos o antes, si nos toca la lotería”, expresa.

El día día en pandemia es monótono. De la cama a la silla y de la silla a la cama. “Viajaba muchísimo pero ahora no creo que volvamos a las andadas ya que los clientes seguirán mezclando el teletrabajo con la oficina y ya no hará falta estar con ellos de manera presencial”, opina. Cree que vendrá una mezcla de trabajo desde casa y en la oficina, que ella tiene a 20 minutos, ya que vive en el centro, al lado de London Bridge y el mercado de Borough. Cerca de allí está precisamente su rincón favorito, la calle de Bermondsey, donde hay un bar de tapas y un restaurante español, un montón de bares, restaurantes, tiendas y un parque que se pone hasta arriba en verano. “Lo más parecido a casa que hay”, cuenta.

El Bréxit también ha sido un golpe. Al margen de que haya que pagar más para mandar o recibir cosas a España, los europeos sienten cierto rechazo de los británicos, aunque lleven allí una década como es su caso. “Yo pasé de verlos como una nación inclusiva y tolerante a verlos de otra manera, mucho menos abierta de lo que pensaba”, asegura. No tanto en Londres, sino en el resto del país. “El tema ha creado mucha división en familias, grupos de amigos, oficinas... Da muchísima pena”. Ha sido otra de las razones por las que cree que en algún momento se irán del país. “Ha cambiado mucho, a peor, con un gobierno ultraconservador que se está cargando libertades poquito a poco”, lamenta.

Mientras tanto, ahora con la pandemia está aprovechando para ver series, Ozark, Schitt’s Creek, La Casa de Papel, The Bold Type, The Undoing, Devils... mientras espera volver a cenar algún día con los amigos y, sobre todo, volver a Pamplona, que a Lucía le cuida una chica andaluza y está empezando a hablar con acento sevillano.

DNI
Nacimiento. 21 de enero de 1980, Pamplona.
Estudios. Ursulinas (ahora Liceo Monjardín), Universidad Pública de Navarra, University of Minnesota (USA), Cranfield University (Reino Unido).
Padres. Charo y Carlos (jubilados).
Hermana. Natalia (gerente de INTIA).
Estado civil. Casada con Geoff (neozelandés) y mamá de Lucía (2 años).
Trayectoria. Después de estudiar Ingeniería, entró en un ‘graduate scheme’ (un programa de futuros líderes de 2 años) en la empresa global de logística Christian Salvesen Plc. Esos dos años los pasó en varios puestos en análisis de productividad, gestión de centros de distribución y gestión de proyectos de mejora interna y vivió en varias ciudades de Inglaterra (Northampton, Leeds, Leicester, Milton Keynes). Decidió volver a estudiar y después del Máster de Administración de Empresas que hizo gracias a una beca de la Cámara de Comercio entró en la consultoría de estrategia AT Kearney (ahora Kearney) en el puesto de asociado/consultor, donde lleva trabajando más de 10 años. Desde enero es socia de la firma y responsable de la práctica de Salud e Industria Farmacéutica en el Reino Unido.

Te puede interesar

Te puede interesar

 


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE