x
Activar Notificaciones

Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
EL FOROFILLO

La revelación rebelde

Goleada nazarí sin paliativos demostrando qué equipo es el que se ha destapado este año en LaLiga Santander

El Forofillo resume a su manera el partido Osasuna-Real Sociedad.

Fran Pérez, El Forofillo.

DN
Actualizada 23/02/2020 a las 14:10
A+ A-

Un mundo. Esa es la distancia que hay entre nuestro Osasuna y el Granada. En todos los aspectos. Así que es normal que nos mojaran la oreja en El Sadar, que Diego se haya marchado todo ufano de un campo en el que no terminó de cuajar porque no se le daban jugadores atletas como los que tiene ahora, ventaja de que los nazaríes tienen buen equipo de ojeadores que ha hecho buenos fichajes. Músculo y calidad para dirimir una batalla por ver quién era la revelación de LaLiga Santander, rojillos y andaluces.

La moneda cayó del lado de los visitantes. Pero no por merecimiento propio, ojo, ya que ayudó, y bastante, el mal encuentro de los osasunistas. Precisamente tal y como recordaba en las redes la Media F, Fernando Ciordia, Osasuna no jugaba tan mal desde que Diego Martínez nos entrenaba. Así, sin paños calientes. Y es verdad. Recuerdo que las esperanzas en el técnico gallego parecían fundadas con aquella racha de partidos sin perder que nos llevó arriba, aunque al final el temor, el miedo y las malas decisiones nos dejaran fuera del playoff y a él, sin renovación y rumbo al sur.

Del sur, más tirando hacia el Oeste, es Aridane. Y allí parecía haberse quedado en cuerpo y alma el majorero ya que, pese al gran partido que se marcó en San Mamés, da la sensación de que esta vez jugó con la seguridad de tener le contrato ampliado. No dio una el pobre. Y claro, cuando peinas pelazo como el suyo, los errores se ven un poco más que en el resto de compañeros. Pero en líneas generales todos estuvieron a la altura del central canario.

Al Granada le basta con el músculo. Músculo de Germán y Gonalones, de Yan Eteki saliendo desde el banquillo, de Yangel Herrera, de Carlos Fernández en el salto y de Darwin Machís en la carrera. Y fue precisamente el vinotinto el que aprovechó la primera asistencia de Aridane para abrir el marcador y empezar a desequilibrar la balanza inicial que supuestamente equiparaba a ambos equipos. Su zurdazo abrió una caja de Pandora llena de carencias que dibujaron un Osasuna que, esperemos, no volvamos a verlo en lo que queda de temporada.

Porque antes el bueno de Jagoba tiraba de tres cambios para afrontar un encuentro que había calificado de "importante" para la permanencia. Y es que el de Berriatua sacaba en el centro de la zaga a David García, cuando el Káiser Unai venía haciéndolo bien. Luego apostaba por Rober Ibáñez en la derecha y entregaba la plaza de Adrián al recuperado Rubén García. Dio la impresión, tras el pésimo primer tiempo, que no se había preparado muy bien el choque.

Lo digo porque el Granada basa sus salidas en la velocidad y las contras, con Machís on fire por un lado y Foulquier por el otro. Basta saber eso para alertar a los laterales rojos, Pervis y Nachete, para que estén atentos. Pero la cosa estaba de que no, y tras la primera Aridanada fue todo cuesta arriba. O cuesta abajo para los visitantes, depende de quién mire el vaso y el agua.

Aridane cedió a Yangel en un error que sólo el menda lerenda comete en Boscos, y eso que ya calzo cuarenta y pico castañas. Herrera metió a la carrera de Darwin y el venezolano fusiló con la zurda a Sergio Herrera. 0-1 y, como el cansaburras de Santiago Segurola aseguraba en la retransmisión, "el Granada ha ganado todos los partidos en los que ha comenzado marcando primero". Pues bien, pues bueno, pues vale. Pero somos Osasuna...

No. Estábamos equivocados. No sé por dónde estaría nuestro Osasuna, pero desde luego que no en El Sadar. Porque en un calco del primero, Machís marcaba el segundo, esta vez ayudado por un Nacho Vidal excesivamente adelantado, otra perdida en el centro y otro balón para que Darwin aumentara el agujero en el marcador. "El Granada gana siempre que marca primero..." ¡QUé te calles, Santiago! Y enfrente, en el otro extremo, mientras tanto, Rubén García se desgañitaba por hacer daño y Enric Gallego trataba de encontrar su ser y su esencia, sin nada positivo ni peligroso.

La puntilla vino por el lado contrario. Y es que los visitantes no quisieron hacer sangre, y mira que pudieron. Soldado se acordó de su pasado rojillo y falló dos mano a mano con Herrera que rara vez suele perdonar. Y en el enésimo cuero controlado y sin nadie encima de Yangel, este giró sobre sí mismo, esperó la internada de Foulquier por la derecha, ganándole la espalda a Estupiñán, y cruzó el 0-3, al tiempo que nos cruzaba un sopapo a los aficionados rojilos demostrando quién era el equipo revelación.

La segunda parte ya queda para las estadísticas. Los de blanco tuvieron más ocasiones de hacer leña del roble caído, pero se portaron como caballeros. Igual que nosotros en ataque, con un Enric Gallego desgañitándose por marcar y estrenarse con la elástica rojilla, única posible buena noticia que al final no se dio. Las cosas quedaron meridianamente claras. El dinero, poderoso caballero, proclamaba a un equipo hecho con un presupuesto muchísimo más amplio que el nuestro como el conjunto revelación. A nosotros sólo nos puede quedar la rebeldía.

Rebeldía que debe empezar a asomar la próxima jornada, en una plaza tan difícil como el Sänchez Pizjuán. No queda otra que seguir trabajando, tirando de pico y pala, de mono de trabajo, en ese caminar hasta la permanencia. Se queda el descenso a 9 puntos, nadie dijo que esto iba a ser un paseo. Además, si fuimos capaces de sumar en San Mamés, ¿por qué no rebelarnos en el feudo sevillista? Llevamos de ventaja que peor que contra el Granada es difícil que nos salgan las cosas...

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra