x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
EL RINCÓN DE LOS EXPERTOS

Un regalo para toda la vida

Alimentarse con sentido común, segunda edición actualizada

Javier Angulo Fernández

Javier Angulo Fernández

DN
Actualizada 13/01/2020 a las 21:29
A+ A-

Los españoles ensanchamos tras las fiestas navideñas y cogemos entre 3 y 5 kilos de peso, incrementando varios puntos el porcentaje de grasa corporal. ¿Una variación tan grande en apenas quince días? Tras ello vienen los arrepentimientos y la búsqueda de soluciones.

Los más jóvenes y los más flexibles metabólicamente en poco tiempo recuperan su estado anterior, pero los más adultos y con peor funcionalidad metabólica sumarán parte de esos kilos a sus ya ganados en etapas anteriores. Es cierto que las tradiciones son las tradiciones y las fiestas navideñas son momentos de comidas de empresa, reencuentros, celebraciones, reuniones familiares y festejos varios. Pero hasta hace bien poco los días festivos eran cinco los marcados en el calendario y no cinco semanas o más, para una parte importante de la población.

Las noticias no son nada halagüeñas respecto al tema del sobrepeso y la obesidad. ¿Qué hace la sociedad? Nada, como casi siempre. Multitud de hipermercados están repletos de “productos navideños” desde finales de octubre y éstos durarán hasta mediados de febrero o de marzo.

Turrones, mazapanes, polvorones, mantecados, guirlaches… y otros tantos que despiertan el apetito en el consumidor adicto al dulce, lucen en todos los expositores, creando así una falsa necesidad en quienes añoran momentos “dulzones”. Y digo esto último porque son muchos (generalmente personas de edad avanzada necesitadas de compañía) que regresan a un pasado “más feliz” comprando este tipo de productos, que les trasladan a una etapa de antaño rodeada de sus seres queridos. El problema es que estos productos cargados de azúcares refinados, harinas y grasas de dudosa calidad (la mezcla más obesogénica que existe) llevan ya dos meses en muchos mercados y lo harán al menos otros dos en buena parte de ellos cuando, hasta hace bien poco, sólo se consumían mientras duraba la festividad navideña. El rosco de reyes siempre se tomaba el día 6 de enero y ahora los hay que los consumen en noviembre y continúan hasta marzo. ¡Ya se ha perdido la gracia del premio!

A todo ello hay que sumar una dosis extra de alcohol y refrescos o la mezcla de ambos. Y ya sabemos que la triste realidad indica que las cifras de accidentes de tráfico se disparan, debido a los abusos del alcohol durante estas celebraciones navideñas. La mezcla de alcohol, dulces y alimentos grasos, suele ser lo que la mayoría asocia a estas fiestas ¡Menos mal que la festividad tiene un motivo “religioso”!, pero se abusa tanto o más que en carnavales. Es nuestra manera de festejar.

Pasadas estas fechas llegará el 2x1, 3x1, 3x2, abaratando estos productos, y se desatará nuevamente una falsa necesidad hacia ellos en gran parte de los adictos al dulce y a la añoranza navideña. Los mercados saben cómo enganchar a este tipo de público y las estrategias de marketing ya se encargarán de hacerlo lo mejor posible para generar mayores beneficios, colocándolos en las estanterías de la entrada y en las zonas más visibles de los pasillos de los supermercados, rodeados de colores chillones “navideños” y después ya abaratarán el sobrante con anuncios que incitan a una compra desmesurada de aquello cuyo abuso daña. Y esto se sabe. Viene a ser similar a colocar tiendas de chucherías próximas a la entrada principal de una escuela y fomentar con carteles llamativos su consumo diario y de cuando en cuando a bombo y platillos.

Y luego el Gobierno nos dice que se toman medidas serias y que éstas no funcionan; que la epidemia de sobrepeso y obesidad que azota Europa y sobre todo a la población infantil no logra frenarse. Resulta increíble la forma en la que nos toman el pelo.

Tras los excesos y esos “malditos” kilitos de más, de los que cada año cuesta más desprenderse, viene la búsqueda de soluciones rápidas. Unos probarán dietas absurdas, a otros les dará por los ayunos o por severas restricciones calóricas, otros se apuntarán a un gimnasio “desmotivados” buscando milagros, otros visitarán farmacias tratando de encontrar la pastilla mágica o los batidos “quemagrasas” (ineficaces al 100%) y otros acudirán a verdaderos profesionales de la Nutrición que les encaminarán por el camino adecuado.

Así que mientras sigamos fomentando los excesos propios de esta festividad y visto que cada vez se alargan más en el tiempo, no queda otra que tomar medidas prácticas. Y qué mejor regalo para estas fechas que “Alimentarse con Sentido Común”, que tras el éxito de la primera edición, acaba de salir la segunda, mejorada, actualizada, más práctica y funcional; con información suficiente para conseguir el peso que uno se propone “siendo feliz”.

Un gran regalo para quien quiera aprender disfrutando, con contenidos serios, sin falsas promesas y aportando la solución definitiva a los problemas de sobrepeso u obesidad. ¡Perder grasa comiendo, sin pasar hambre!

https://www.facebook.com/Esportrium/videos/1342324519280202/

https://youtu.be/x5El5ZLYhnw

Alimentarse bien con Javier Angulo

Con todo mi cariño, desearos una entrada genial al nuevo año que entra. ¡Feliz 2020!

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra