Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Política

Lambán abre fuego contra Sánchez y dice que otro líder sería mejor para España

El presidente aragonés, crítico con las cesiones a ERC y Bildu, defiende que Javier Fernández habría sido capaz de llegar a acuerdos con el PP

Ampliar El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, el presidente de Aragón, Javier Lambán, y el subdelegado del Gobierno en Zaragoza, Fernando Beltrán.
El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, el presidente de Aragón, Javier Lambán, y el subdelegado del Gobierno en Zaragoza, Fernando Beltrán.Europa Press
Publicado el 01/12/2022 a las 06:00
Nunca ningún barón se había desmarcado tanto y de una manera tan demoledora de Pedro Sánchez. Era sabido que de todos los líderes autonómicos del PSOE, el presidente aragonés, Javier Lambán, era junto al castellano-manchego, Emiliano García-Page, el más distanciado del jefe del Ejecutivo y el único que, desde la victoria en las primarias de 2017 sobre Susana Díaz, ha hecho oír su voz de tanto en cuanto contra alguna de sus decisiones; la más reciente, la supresión del delito de sedición del Código Penal. Este miércoles, hizo mucho más que eso. Afirmó que con otro líder, a España le habría ido "mejor".
No se refería a un dirigente cualquiera sino al expresidente de Asturias y responsable de la gestora que pilotó el partido desde la defenestración de Sánchez en octubre de 2016, a las elecciones internas en las que, con todo el poder orgánico en contra, retomó las riendas del partido, Javier Fernández. Fernández era un referente para una parte del partido que veía en él todas las virtudes de un socialdemócrata clásico con perfil institucional y sentido de Estado y en el hoy jefe del Ejecutivo a un joven ambicioso dispuesto a auparse sobre populistas e independentistas en una 'coalición Frankenstein', como la definió Alfredo Pérez Rubalcaba, para llegar a la Moncloa.
             Lo cierto es que aunque hubo quien sondeó al veterano político asturiano, hoy retirado, para que optara a la secretaría general cuando Rubalcaba dimitió en 2014, él que se veía ya al final de su carrera nunca quiso asumir esa responsabilidad. Este miércoles, en su intervención durante la clausura de la mesa sobre 'El Estado de las autonomías: balance y mirada de futuro desde el ejercicio de la responsabilidad política' en Zaragoza, en la que también participó el exdirigente asturiano, Lambán recordó que fue bajo su mandato interino en 2016 cuando el PSOE decidió apoyar la investidura de Mariano Rajoy para evitar unas terceras elecciones. Y no solo defendió los "pactos de PP y PSOE con altura de miras" sino que tildó de "invento maligno donde los haya" las elecciones primarias. Nerviosismo electoral El presidente aragonés trató de rebajar luego la intensidad de sus palabras con una nota aclaratoria en las redes sociales. "Que nadie las entienda como una deslealtad hacia Pedro Sánchez. 
Discrepando en algunas cosas -adujo- cuenta con toda mi lealtad y apoyo". La recogida de velas , que en Ferraz dan por buena, no fue, sin embargo, suficiente para tapar lo que en las propias filas socialistas se interpreta como un evidente nerviosismo ante el impacto electoral que puedan tener en las elecciones del próximo 28 de mayo, en las que Lambán se juega su continuidad en el Gobierno, los lazos forjados con Bildu y ERC y las recientes cesiones a ambos partidos al calor de la negociación presupuestaria. En la dirección del PSOE dan por amortizados gestos como el de eliminar del Código Penal el delito de sedición, por el que fueron condenados los principales líderes del 'procés. y alegan que su electorado los digerirá rápido como ocurrió, dicen, con los indultos. Pero en algunos territorios, especialmente en los que sociológicamente son más reacios al independentismo, no lo ven así. "Los barones importantes están mosqueados", asevera un dirigente de la etapa previa a Sánchez. El más explícito hasta ahora había sido García-Page, que en una entrevista en 'El Mundo', a mediados de septiembre, llegó a advertir de que si se llega al final de la legislatura con las mismas "compañías" habrá "un castigo" en las urnas. Sus palabras causaron un impacto especial porque llegaron apenas dos días después de que se hubiera celebrado en Zaragoza un acto de Sánchez con todos los líderes territoriales para lanzar, precisamente, un mensaje de unidad frente al próximo ciclo electoral.
En aquella cita, Page no habló y Lambán estuvo cauto: aunque no dejó pasar la oportunidad de pedir que nunca se olvide el artículo 2 de la Constitución, el de la unidad de España, se mostró enormemente elogioso con el "compañero" Sánchez. "Lo ha hecho bien y va a tener a todo el parido detrás", dijo incluso. Este miércoles, en cambio, defendió, en contra del discurso del presidente, que el tema catalán "no se está solucionando" sino que los nacionalistas "están tranquilos porque su hoja de ruta se va realizando".
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora