Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

N-121-A: otra oportunidad perdida

  • Manuel Echeverri
Publicado el 01/08/2021 a las 08:54
Con el transcurso de los años, posiblemente, tengamos que reconocer que la obra que se realizó en la N-121-A, desde Pamplona hasta la frontera, ha quedado obsoleta. No sería la primera vez que sucede, ya que muy cerca, los propios túneles de Belate son un claro ejemplo de que se hicieron sin la perspectiva de futuro necesaria en toda obra pública. Ahora, dos décadas después, hay que volver a realizar una inversión millonaria para adaptarlos a las exigencias europeas.
Con la reforma prevista por el departamento de Obras Públicas para la esta vía, con tramos de un carril y tramos de dos carriles (2+1), no es la mejor manera de garantizar la seguridad de los conductores, que tendrán que aprovecharlos dos carriles para adelantar a los camiones, con el riesgo que supone el final de dichos carriles cuando se vuelven a convertir en uno solo.
Además, va a ser la única zona de la Comunidad navarra sin autovía, que es el tipo de infraestructura que mayor seguridad da al usuario. Está la Pamplona-Logroño por Estella; Pamplona-Zaragoza, por Tudela (autopista); Pamplona-Vitoria, por Alsasua; Pamplona-San Sebastián; Pamplona-Jaca, por Sangüesa... y seguirá sin haber este tipo de vía que conecte la capital navarra con el Valle del Baztan. Por eso sorprende que los municipios más afectados no hayan presionado al Gobierno para que les construyan una autovía, que les equipare con el resto de las zonas de Navarra, para beneficio de sus vecinos.
Cabría una solución intermedia, como sería llevar adelante el proyecto 2+1, más económico que la construcción de una autovía, pero prever su conversión posterior en autovía, cuando existan más posibilidades de financiación de las obras. Y en un futuro más o menos próximo acometer el desdoblamiento completo de la N-121-A. El hecho de que la mayoría de esos ayuntamientos estén gobernados por Bildu, grupo que habitualmente se opone a toda infraestructura que suponga desarrollo para la zona, está siendo sin duda un freno para acometer esta obra.
Manuel Echeverri
volver arriba

Activar Notificaciones