Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Turismo

Qué ver en Navarra: Ustés, enclave histórico a orillas del Salazar

Los secretos de este minúsculo pueblo lleno de magia, que permanece inalterado al paso del tiempo

Ampliar Ustés
Las calles empedradas de Ustés dotan al pueblo de una personalidad propiaCEDIDA-ARCHIVO
Actualizado el 12/08/2022 a las 12:45
De camino a Ochagavía por la NA-178, uno de los lugares más visitados de Navarra y puerta de entrada a la Selva de Irati, merece la pena hacer un alto en el camino y desviarse unos metros de la ruta para conocer un pueblo de antaño: Ustés. Se trata de una singular localidad, un pequeño rincón de poco más de 20 habitantes, que conserva, como un vino viejo, todo su aroma intacto. Su acceso es muy cómodo. Basta cruzar un bonito puente de piedra sobre las frías aguas del río Salazar y llegar a las primeras casas, junto a una zona recreativa y el cauce.
xx
El río Salazar, helado esta imagen de invierno, baña las orillas de Ustés, a la derecha BENÍTEZ-ARCHIVO
Por sus calles, parece que el reloj se ha parado y hay una razón poderosa para pensar en ello. El suelo empedrado, una alfombra de canto rodado, esculpe las calles del pueblo y nos traslada a épocas de vida pasadas. Seduce a quien se asome por allí. Es la seña de identidad de Ustés y uno de los legados que podemos sentir bajo nuestros propios pies al caminar por este irregular piso de piedras. Curiosamente, este suelo está siendo un problema a la hora de renovar las redes de agua. Príncipe de Viana exige conservar el empedrado, y la obra alcanza un coste inasumible para las arcas de este concejo.
Este rico patrimonio, deteriorado por el transcurrir del tiempo y la dura climatología de la zona, no es la única joya del lugar, muga de los Valles de Salazar y Roncal. Su historia va de la mano de las vecinas localidades de Navascués y Aspurz. Las tres forman parte del Almiradío de Navascués, una vieja figura administrativa en la que un almirante regía la zona.
Por sus calles destacan sus casas blasonadas en piedra, en muy buen estado de conservación y un reflejo de un pasado floreciente. En la parte alta del pueblo asoma la iglesia de San Saturnino, de estilo románico. También callejeando os toparéis con  la joya del antiguo palacio de la localidad, denominado 'Señorío de Burdaspal'. Se trata de un edificio de origen medieval, que cuenta con dos arcos ojivales y ventanas saeteras en su parte más antigua. El inmueble está catalogado y es de propiedad privada. Así es Ustés, la magia del Pirineo en frasco pequeño. Si te has quedado con ganas de más, ésta es una selección de 9 pueblos que Navarra que no te puedes perder.
x
Imagen actual del palacio denominado 'Señorío de Burdaspal'CEDIDA
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE