Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Turismo Navarra

Qué ver en Roncesvalles: 5 lugares imprescindibles

Hito clave del Camino de Santiago, esta monumental colegiata es uno de los lugares más visitados de Navarra

Roncesvalles, un paseo por la historia
Un peregrino se aproxima a la colegiata de Roncesvalles.
Actualizada 26/08/2020 a las 10:16

Desde Roncesvalles, un fotografiado cartel anuncia: 790 kilómetros hasta Santiago de Compostela. Para muchos, esa será la medida exacta de su viaje, ya que esta colegiata es el punto de partida para una inmensa mayoría de peregrinos jacobeos.

Roncesvalles guarda entre sus muros una rica historia, construida de ecos de batalla, reyes gigantes, atención al peregrino e incluso joyas legendarias.

Con todo este imaginario a su alrededor, una visita a los diferentes edificios que forman la colegiata nos ofrece una jornada turística inspiradora y muy entretenida. Estos son los cinco lugares de Roncesvalles que no debes olvidar en tu visita.

 

1. Iglesia Colegial de Santa María. Nuestros pasos deben dirigirse, en primer lugar, al tempo del complejo, un bello edificio de estilo gótico francés perfectamente conservado. Esta iglesia fue consagrada en 1219 y cuenta con una torre defensiva del siglo XIV. En su altar mayor podremos descubrir la bella imagen de Santa María de Roncesvalles, talla también de estilo gótico (s. XIV). Su corazón es de madera y está revestida completamente de plata. Según la leyenda, la imagen fue hallada de forma milagrosa tras aparecer un ciervo con dos luceros brillando en sus astas que guió a unos pastores hasta la figura.

2. La tumba del rey gigante. Desde la iglesia, nuestro siguiente destino será el claustro. Se trata de una construcción más avanzada, del s. XVII, ya que el antiguo tuvo que ser derribado tras los grandes daños causados por una nevada allá por el año 1600. Allí encontraremos la capilla de San Agustín, donde descansa uno de los reyes más queridos de Navarra: Sancho VII el Fuerte. El bello sepulcro da buena muestra de la enorme talla del monarca (se dice que medía alrededor de 2,10 m) y aparece iluminado por una bonita vidriera que reproduce la participación de este rey en la famosa batalla de las Navas de Tolosa (1212). En un rincón, se muestra las mazas que utilizó el rey para romper las cadenas que rodeaban la tienda de Miramamolín. Un tramo de estas cadenas, que hoy forman parte del escudo de Navarra, también se exhiben en esta capilla.

3. Capilla del Sancti Spiritus o silo de Carlomagno. Se trata del edificio más antiguo del complejo, datado en el siglo XII. Es una construcción sencilla, de estilo románico y asentada sobre una cripta con cubierta de cañón. Son varias las leyendas le rodean. Una de ellas dice que se enclava en el mismo lugar donde Roldán clavó su espada tras la derrota. También, que en su cripta descansan los francos derrotados en la famosa batalla, incluido Roldán.

4. Un museo con una joya histórica. Entre los diferentes edificios civiles de interés encontraremos el Museo Biblioteca, que se ubica en un edificio yuxtapuesto a la Casa Prioral y que data del siglo XIX. En él se conservan algunos tesoros artísticos como el Ajedrez de Carlomagno, un relicario de plata dorada y esmaltada considerado una de las mejores obras de la esmaltería medieval, la Virgen del Tesoro (XIV) o un evangeliario románico de plata. Pero, volviendo a la leyenda, también podremos encontrar aquí la conocida como esmeralda de Miramamolín. No deja de ser un mito, pero no tiene su encanto pensar que fue aquella que arrebató Sancho VII el Fuerte del turbante del rey moro y que hoy adorna el corazón del escudo de Navarra.

5. La Fuente de la Virgen. Terminamos nuestra visita con un rincón menos conocido, pero también curioso. Ya hemos contado antes que la talla de la Virgen fue encontrada por unos pastores tras seguir los pasos de un ciervo de astas iluminadas. La leyenda cuenta que fue hasta esta fuente donde les guió. Los pastores narraron la historia al Obispo de Pamplona que no les creyó hasta recibir la visita de un ángel. Es este momento en el que el ángel despierta al obispo el que se representa en la piedra tallada de la fuente.

 

Te puede interesar

Te puede interesar


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE