La Hemeroteca
Hoy puedes ver DN+ sin publicidad, como si tuvieras una suscripción... Suscríbete y será así todos los días.
Suscríbete a DN+
Tecnología

“Esto no es una escuela”, esto es vivir

Diana González, experta en educación y tecnología.

Diana González, experta en educación y tecnología.

17/10/2016 a las 06:00
“Porque aprender y vivir deberían ser siempre tan apasionantes como un viaje en bicicleta”. Esto no es una escuela es una forma de vivir y aprender. Conocemos a Diana, Diego y su hija Jara, que a golpe de pedal han recorrido ocho países conociendo nuevas formas de enseñar y aprender desde la curiosidad propia de niñas y niños. La tecnología, como Internet o redes sociales, ha jugado un papel fundamental en el desarrollo de su proyecto.

Hoy estoy muy ilusionada por poder enseñaros una de esas cositas bonitas que llevo siguiendo en la red desde hace mucho tiempo. Hace más de dos años me topé en Twitter con la historia de una familia con una bebé de dos años que se embarcaba,… bueno, pedaleaban, conociendo escuelas alternativas donde niñas y niños pudiesen aprender a través de su curiosidad. Diana, Diego y su hija Jara, narraban todo su camino a través de Internet y nos permitían conocer sus vivencias y aprendizajes alrededor de cinco países. Alemania, Dinamarca, España, Estados Unidos, Francia, Holanda, Inglaterra, Suecia… y en Navarra, por ejemplo, visitaron Tximeleta (podéis ver todas sus etapas en este mapa).

Esto no es una escuela nace por una educación que despierte pasiones y ya ha despertado las pasiones de más de 500 personas que han colaborado con ellos a través del crowdfunding o las más de 13.000 personas que siguen su página de Facebook.

En sus propias palabras “Esto no es una escuela es el proyecto de una familia que un día decidió ponerse a pedalear con su hija de dos años para dar a conocer otra forma de educar. Viajamos durante ocho meses recorriendo escuelas de varios países europeos (Alemania, Holanda, Inglaterra, España) y Estados Unidos. En ese tiempo entrevistamos a niños y niñas, familias, educadores y expertos para filmar un documental que ahora estamos editando y que se titula Corriendo por las olas. Además, gracias a la colaboración de cerca de 500 personas en el crowdfunding que lanzamos, hemos podido editar dos libros relacionados con esta mirada diferente hacia la infancia y la educación”.

Tienen previsto que el documental se estrene en marzo de 2017, pero esto no hará que el proyecto se pare, nada más lejos. Planean ser “impulso para cambiar la forma en que nos relacionamos con los niños y cómo ellos viven la escuela”. En este movimiento seguirán dando a conocer cómo otra forma de educar es posible. Quizá en su web, quizá en más libros, es posible que en otros documentales. “La experiencia está siendo tan gratificante que no nos importaría”.

Esta familia ha estado relacionado con la tecnología desde los inicios de su viaje ya sea en la web, a través de vídeos en YouTube, con publicaciones en Facebook, en su página de financiación colectiva... Pero ¿qué ha significado la tecnología para este proyecto? “Esto no es una escuela no existiría sin las redes sociales, sin Internet, es tan sencillo como eso. Nos hemos valido de Internet para investigar acerca de educación, hemos difundido nuestro proyecto a través de redes sociales, hemos planificado el viaje usando el correo electrónico, hemos pedaleado por rutas para bicicletas gracias al GPS y a aplicaciones para ciclistas, nos hemos alojado en casa de otras familias gracias a la red altruista Warm Showers… Y hemos podido aprender a hacer un montón de cosas que no sabíamos hacer gracias a tutoriales e información sacada de Internet”. Eso sí, dentro de la relevancia que tiene para ellos la Red, explican que “lo importante en todo caso es saber seleccionar lo que te es realmente útil, y desarrollar tu capacidad autodidacta”. Y es que, como venimos diciendo semana tras semana en esta página, la tecnología es nuestra herramienta para alcanzar nuestros objetivos.

Le pido a mi tocaya Diana que, en una palabra, defina la relación entre educación y tecnología. Y se decanta por “Indisociable”, explicando que “el ser humano, para aprender y sobrevivir, se ha valido siempre de la tecnología (empezando por el uso de herramientas para cazar, por ejemplo). Y la educación tiene que ayudarnos a sacar partido a todas las herramientas que están a nuestra disposición”.

¿Y cómo integrar la tecnología en la escuela? Según su experiencia “cada escuela de las que hemos visitado tiene una postura diferente en relación con las “nuevas tecnologías”. Pero en cualquier caso, creo que un punto de encuentro sería que las nuevas tecnologías no pueden ser invasivas en el sentido de ocupar un papel central en el aprendizaje, sino que son una herramienta más”. Además, nos ofrece una gran reflexión de Sugata Mitra “es mejor darle un ordenador a un grupo de niños, que darle un ordenador a cada niño. El aprendizaje no depende tanto de la herramienta, sino de las interacciones sociales que esa herramienta permite”. Y no puedo estar más de acuerdo con estas reflexiones que nos acercan desde su vivencia en diferentes escuelas y en relación con especialistas. Y es que ya lo comentábamos, para que el proceso de aprendizaje se dé es necesario combinar tres elementos: experimentar (vivir una experiencia) + en relación con otras personas + a través de la emoción.

Sigo leyendo los mails que nos hemos intercambiado y llego al momento en el que esta gran familia me termina de cautivar. Ya sabéis que soy fan de definir en una frase qué hemos aprendido… pues bien, Diana resume lo aprendido en Esto no es una escuela en “Hemos aprendido a confiar”. Ella lo explica como “confiar, primero en los niños y niñas, en su capacidad para aprender de forma intuitiva y autodidacta. Hemos aprendido a confiar en otras personas, en personas desconocidas que nos han brindado su apoyo sin pedir nada a cambio. Y hemos aprendido a confiar en nosotros mismos, en que podemos hacer lo que nos propongamos porque tenemos una comunidad que nos arropa”. ¿Y no es genial? Todos deberíamos aprender a creer en nosotros mismos y en las personas que nos rodean. Desde aquí, Diana, Diego, Jara… gracias por hacérnoslo llegar.

A partir de aquí, ahora puedes convertirte en explorador o exploradora en su web donde publican artículos sobre su experiencia y reflexiones educativas, así como una sección con vídeos y documentales sobre educación. Además, “a quienes participen en el crowdfunding del documental les regalamos los libros que acabamos de publicar: el cuento infantil Los náufragos de Tonga y el libro Aprender en libertad. Y también vamos a enviarles la transcripción de las 170 entrevistas que hemos filmado a lo largo de más de dos años. Es un proyecto colectivo, sin ánimo de lucro, y que pretende cambiar la forma en que entendemos la educación”. Ellos ya han pedaleado, ahora te toca a ti navegar en www.estonoesunaescuela.org
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra