x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
JAVIER CORPAS MAULEÓN

“San Fermín es el ambiente perfecto para una novela negra”

Javier Corpas en el Club de Lectura de Diario de Navarra

Javier Corpas Mauleón durante la presentación de Desayuno para el muerto en Pamplona

Actualizada 24/05/2019 a las 19:10
A+ A-

A Jesús Javier Corpas Mauleón (Estella, 1961) su último libro, Desayuno para el muerto, le ha cambiado la vida. Ya le ha tocado presentar el libro en Barcelona, en Sant Jordi, y tendrá que hacerlo en la Semana Negra de Gijón. Ahora, admite, le llaman de las editoriales y de los eventos literarios. “Lo que empezó como un hobby, está pasando a ser la combinación de dos profesiones”, dice Corpas, que dedica las mañanas y parte de la tarde a trabajar en un empresa de material quirúgico, y la noche, cuando hay más silencio, a la escritura. Parte de culpa del éxito de esta novela, que ya va por la tercera edición y ha vendido cerca de 2.000 ejemplares, lo tiene el accésit que recibió en el premio internacional Wilkie Collins, al que se presentaron 160 obras de 20 países. “Es muy raro que den un accésit, pero parece que hubo discusión en el jurado”. El pasado 23 de mayo presentó su historia, una intriga en plenos Sanfermines, en el Club de Lectura de Diario de Navarra.

Escribió su primera novela, La quinta carta, con 50 años y desde entonces no ha parado.

Llevo ya nueve libros, tres de historia, uno de poesía y los demás de narrativa.

¿Qué tiene la narrativa, que le atrapa tanto?

Empecé escribiendo historia y seguí con el relato corto. Me dieron premios, que siempre animan, y me sentí muy cómodo. El siguiente paso era la novela.

Siempre novelas de intriga.

Tengo un libro de relatos, 15 secretos, y la mitad de esos relatos eran ya policíacos. Me siento cómodo en la intriga. Me gusta mucho la historia, y me ayuda mucho para escribir, pero dar una trama de ficción hace mucho más bonito lo que estás contando.

En esta ocasión, en una novela de intriga, en plenos Sanfermines y hasta con espías.

Ya se sabe que la novela negra, la de espías, la policíaca, se solapan. En la novela ocurre un incidente en el encierro del día 14, que no le cuadra a un señor que estuvo en el CNI y que había venido a pasar los Sanfermines. Empieza a indagarlo. La novela va transcurriendo en todo un día de las fiestas, en el baile de la alpargata, el aperitivo, el apartado, la corrida de toros, la salida de las peñas... se va tirando de la madeja, con algunos flashback, con escenas en Cuba y EE UU.

¿Pamplona, un lugar lleno de espías?

Pamplona ha sido una ciudad de espías. En la Primera Guerra Mundial todos los espías se alojaban en el Gran Hotel de la plaza San Francisco. Al estar tan cerca de los Pirineos ha habido espía en todos los conflictos, en la Segunda Guerra Mundial, en la guerra franco-prusiana... Es conocido que en el Yoldi se alojó un comando de la OAS (organización terrorista francesa) que desapareció tras salir del hotel, posiblemente secuestrado y asesinado por los paramilitares de De Gaulle.

¿San Fermín es un buen escenario para una novela negra?

Fantástico. Cuando una ciudad de 200.000 habitantes pasa a tener un millón es muy fácil diluirse en la multitud. Te están mirando mil ojos, pero no te ven. Además son unas fiestas muy exóticas, con un punto un poco salvaje, que da mucho juego para novela negra. Es un ambiente perfecto.

Habla también de Cuba y EE UU.

Los Sanfermines son perfectos para eso, ya que hay mucho norteamericano e hispanoamericano. Vienen cubanos de Miami, de Florida, y es perfectamente verosímil que venga un señor de los servicios secretos castristas a ver qué hacen. Mis personajes, en realidad, son pequeños monstruos de Frankenstein hechos con gente que conozco. Coges los trozos de unos y otros, los ensamblas y sale el agente la CIA, de la Agencia de Seguridad Nacional, el castrista, el anticastrista…

Dice que en la novela defiende los Sanfermines. ¿Lo necesitan?

Me sienta mal que todo el mundo hable de la Manada. El otro día en Tenerife en una entrevista de radio para América, me preguntaron por eso, y les dije que en Sanfermines había muchas cosas más importantes que un delito que ocurre en muchos sitios donde hay aglomeraciones. Por eso en la novela quiero explicar las cosas peculiares, como el baile de la alpargata, que sorprende a la gente de la fuera.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra