Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Málaga

Desalojan un chiringuito de Málaga que celebraba una fiesta con 300 personas

El organizador del evento manifestó que era una fiesta privada que se les había "ido de las manos"

foto de La Policía Local de Málaga desaloja un chiringuito por exceder el aforo y no mantener la distancia social
La Policía Local de Málaga desaloja un chiringuito por exceder el aforo y no mantener la distancia social.
Europa Press
  • EFE. Málaga
Actualizada 19/06/2020 a las 14:02

Un chiringuito de Málaga que celebraba una fiesta a la que asistían unas 300 personas, lo que suponía cuadruplicar con creces el aforo del local en fase 3 de la desescalada, fue desalojado por la Policía Local tras comprobar que no se cumplían las medidas preventivas contra el coronavirus.


Varias llamadas recibidas en la sala del 092 informaron de que en un chiringuito ubicado en la playa de La Araña se estaba celebrando una fiesta con una gran cantidad de personas en la que no se guardaba la distancia de seguridad, ha informado este viernes la Policía Local en un comunicado.


Al llegar los agentes al lugar, observaron una gran cantidad de vehículos estacionados y que salía del establecimiento un fuerte sonido de música, aunque el volumen fue bajado inmediatamente al percatarse los organizadores de la presencia policial.


El local tenía un aforo permitido, con las restricciones actuales, a 72 personas entre el interior y la terraza, y las más de 300 presentes no guardaban la distancia de seguridad, se encontraban todas de pie, al no haber sillas, y algunas de ellas estaban incluso bailando.


Los policías observaron además que el personal de vigilancia y control no portaba mascarillas, que no había ningún empleado en labores de limpieza y desinfección y que el local carecía de gel hidroalcohólico a la entrada y en el interior a disposición de los clientes.


Además, el establecimiento carecía de documento identificativo de la Junta de Andalucía, tenía la música a volumen muy alto y una mesa de mezclas para un DJ a pesar de no contar con permiso para ello, ya que la licencia del local es de bar-cafetería con cocina y sin música.


Los agentes identificaron el encargado y organizador del evento, un hombre de 32 años que manifestó que era una fiesta privada consistente en una jornada de degustación gastronómica a la que habían acudido más personas de las que esperaban, por lo que se vieron "desbordados" por la situación, que se les había "ido de las manos".

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE