Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

OPINIÓN

"Ayuso, para más inri socialista, lleva tatuada una rosa en su antebrazo izquierdo"

Avatar del Marcos SánchezMarcos Sánchez09/05/2021
Tras la derrota por diez goles a cero de Madrid, un ochenta por ciento de posesión del balón para el rival, veinticinco córners lanzados por el contrario frente a un par propios de los que uno apenas llegó al primer palo, en síntesis un naufragio descarado, el Gobierno de Pedro Sánchez reaccionó culpando al árbitro, que le miraba mal; a la hierba, muy larga para su gusto pues ralentizaba el esférico; y al manguerazo de riego del descanso, excesivo según su criterio pues aceleraba la pelota. 1.620.213 votos para el PP, cuando fueron 719.852 dos años antes. 610.190 votos para el PSOE, cuando fueron 884.218 dos años antes. Los populares se han hecho con sesenta y cinco escaños, treinta y cinco más de los que tenían, y los socialistas, que han caído con trece menos hasta veinticuatro, por perder han perdido hasta el liderazgo figurativo en la izquierda, ahora en manos del Más Madrid de Mónica García e Íñigo Errejón.
El peor resultado de la historia del PSOE en la Comunidad de las siete estrellas, pero árbitro, hierba y manguerazo. Símiles de un mal perder al nivel del que los niños, en los patios de los colegios, diagnostican tan eficazmente como sólo ellos saben: piconica, la rabia te pica. En la misma noche electoral salió al atril José Luis Ábalos, responsable de Organización del partido y ministro, y salir fue un decir. Lanzado al mundo en un vídeo encapsulado, sin preguntas porque total, para qué, y rapidísimo en el mantra a difundir: Madrid no es el resto de España. Se quedó Ábalos calvo y Calvo, pero Carmen, declaró al día siguiente, el de las sales de frutas para la mala digestión. Según la vicepresidenta, han perdido porque para un socialista “es difícilisimo ir a un debate a hablar de cañas, ‘ex’ y berberechos”. En el Gobierno, a la autocrítica se la ha comido el gato. También a todos los altos cargos y estrategas de Ferraz, pues han abandonado en el fracaso al candidato Ángel Gabilondo. La factoría Iván Redondo jugó con él a convertirle en quien no es y ahora le dejan tirado.
La derrota aplastante escuece al socialismo por las cifras pero quizás más porque, a galope de su grito de libertad entre el hartazgo social pandémico y restrictivo, Ayuso le ha sustraído apoyos que consideraba de su propiedad eterna. Han caído creencias, como las de que todos los jóvenes son de izquierdas o que determinadas banderas no pueden celebrar una victoria de la derecha. Muchísimos jóvenes caben en millón y medio largo de votos y muchos se veían por televisión en el alborozo de la calle Génova, donde incluso se agitaban telas arcoíris. Ayuso, que para más inri socialista lleva tatuada una rosa en su antebrazo izquierdo, hasta en lo iconográfico tumba tópicos, supone un problema para Pedro Sánchez pero también para Pablo Casado. Sobre el líder nacional del PP cuelga la duda de si la próxima baza de su partido para presidir España debe ser él o la mujer que le ha empequeñecido.
Hay otros que no aspirarán a nada más en política. La pretensión de Pablo Iglesias de contraponerse a la casta siendo él mismo ya casta sólo cabe entenderla desde la mente de un iluso o un ególatra. Así le ha ido. Adiós. A continuación podría escribir de Ciudadanos, pero a este artículo ya no le quedan líneas y a la sigla de Inés Arrimadas futuro tampoco.
volver arriba

Activar Notificaciones