Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Opinión
Editorial

"Evitar contagiarse y contagiar"

Sin estado de alarma la sociedad está obligada a legislarse a sí misma, entendiendo que no podemos regresar a la normalidad y que nuestro comportamiento debe ser responsable y solidario

Editorial
Editorial
DN
  • Diario de Navarra
Actualizada 08/05/2021 a las 06:00

El estado de alarma es una previsión constitucional que la ley orgánica correspondiente contempla para el caso de “crisis sanitarias, tales como epidemias y situaciones de contaminación graves”, entre otros supuestos. Permitiendo limitar la circulación y la restricción horaria, que afecta a derechos fundamentales. No hay en nuestra legislación otras normas que contemplen tales extremos. La finalización obstinada del estado de alarma por parte del Gobierno conduce a una inseguridad jurídica y a una confusión general que difícilmente podrán paliar los tribunales si las instituciones de gobierno se desentienden abierta o veladamente del asunto. Ayer el Tribunal Superior de Justicia vasco se mostró contrario a que el Gobierno autonómico establezca cierres perimetrales y mantenga el toque de queda, cuando no forma parte de sus atribuciones legales. Mientras, las instancias homólogas de la Comunidad Valenciana y de Baleares optaban por una interpretación opuesta de las leyes. En Navarra, mañana se levanta el cierre perimetral, pero se mantiene el toque de queda a partir de las 11 de la noche, a la espera de lo que diga el Tribunal Superior de Justicia de Navarra. Es por otra parte elocuente que ningún presidente autonómico haya solicitado del Ejecutivo central la aplicación del estado de alarma en su propia comunidad, como posibilita la Ley Orgánica 4/1981. Nadie está dispuesto a hacerse cargo de aquello de lo que se desentiende Pedro Sánchez. La finalización del estado de alarma devuelve a cada ciudadano y a cada familia la responsabilidad de evitar contagiarse y contagiar a los demás. No podemos regresar a la normalidad de un día para otro, como si la emergencia sanitaria hubiese desaparecido. Los ciudadanos no deberíamos confundir lo que las normas no prohíban a partir de hoy con una invitación expresa a apurar todas las posibilidades que nos brinde la legalidad. Es necesario recordar que el SARS-CoV-2 sigue matando cada día a conciudadanos, provocando muy serios problemas de salud a miles de personas, y continúa extendiéndose por el mundo. Por ello, debemos ser responsables y solidarios.

Te puede interesar


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE