x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Opinión
OPINIÓN

Incierto futuro para el Canal de Navarra

Crece la desconfianza ante el reparto de responsabilidades en dos departamentos, con dos partidos tan diferentes como son Geroa Bai y PSN

José-C. Pérez Lapazarán

José-C. Pérez Lapazarán

DN
Actualizada 03/10/2019 a las 18:29
Etiquetas
  • José-Cruz Pérez Lapazarán
A+ A-

Dudas e incertidumbres transmite el Gobierno de Navarra sobre la continuidad del Canal teniendo en cuenta los cambios en sus departamentos, las declaraciones de sus consejeros y los nombramientos realizados.

Dos consejerías -Desarrollo Rural y Cohesión Territorial- han sido las elegidas para ejercer la codirección de esta obra. La primera duda que surge sobre su continuidad radica en comprobar cómo se han nombrados los mismos altos cargos y partidos que contribuyeron a paralizar el Canal. No solo asombra esta cuestión sino que crece la desconfianza ante la complicada gestión futura como consecuencia del reparto de responsabilidades en dos departamentos, con dos partidos tan diferentes al frente de ellos como son Geroa Bai y PSN. Resulta inquietante la peligrosa desigualdad de criterio que se producirá como resultado de una dirección dividida con visiones tan contrapuestas de sus responsables.

Una obra tan compleja como es el Canal que debe retomar lo abandonado y que debe realizar actuaciones que se entrelazan entre departamentos como son delimitación de áreas de riego, concentraciones parcelarias, relación con regantes, financiación de beneficiarios, cofinanciación de la PAC, relaciones ante empresas públicas y concesionarias y, sobre todo, representación de Navarra ante organismos y empresas necesitaría unidad de criterio y no duplicidad de opiniones que pudieran entorpecer su buena marcha y como consecuencia paralización.

Geroa Bai y PSN se han manifestado a lo largo del tiempo de manera muy diferente y se hace difícil pensar puedan entenderse como lo demuestra el hecho de un Geroa Bai que, con el anterior gobierno, contribuyó a la paralización y retraso de las diferentes fases del Canal y un PSN que traslada, aparentemente, un mensaje de querer llevarlo a buen término.

Ante este preocupante panorama a la Sra. Chivite y al Partido Socialista se le plantea el problema de saber si son conscientes y conocen los riesgos que asumen con esta bicefalia y con los mismos responsables que paralizaron este proyecto.

En el debate de investidura y en los acuerdos con los diferentes partidos la presidenta del Gobierno de Navarra y el PSN manifestaron la voluntad de querer “terminar la ampliación de la 1ª fase del Canal de Navarra y la construcción de la 2ª fase del mismo”.

Resulta difícil comprender cómo se conseguirá este objetivo sin querer asumir el PSN su única y exclusiva dirección y no apartar a aquellos que la paralizaron. Decía el consejero de Cohesión Territorial sobre el futuro del Canal: “Una vez terminada la obra en una zona, cuando el agua vaya a regar un sector, entonces ya pasará a Desarrollo Rural”. Esta afirmación produce sonrojo, ya que trasmite un desconocimiento de lo que supone planificación y transformación de zonas regables, ya que traslada sencillez donde no la hay y traslada una imagen de dos partes muy diferenciadas, una a continuación de otra e independientes, cuestiones que tampoco son como las presenta el consejero.

No se comprende cómo Geroa Bai, siendo la cara amable de Bildu -partido contumaz opositor al Canal e interlocutor principal de este gobierno- se le haya encomendado una parte muy importante de esa dirección.

Geroa Bai y Bildu formaban parte del gobierno anterior el cual se caracterizó por su actividad intoxicadora, paralizadora y caótica sobre el Canal por lo que no se entiende se confíe en ellos cualquier responsabilidad.

Muchas tareas pendientes tendrán que resolver este Gobierno si realmente quiere avanzar para terminar la abandonada “ampliación de la primera fase” y resolver la situación de una concesionaria a la que se le adjudicó la construcción y a la que no se le ha suministrado desde el Gobierno los elementos básicos para poder continuar y no saber ni cómo ni cuándo se terminará. En lo referente al “desarrollo de la segunda fase” sería esclarecedor conocer qué compromiso asumen elaborando un calendario de ejecución.

El hecho cierto es que el PSN y la Sra. Chivite se hacen responsables de lo que pueda ocurrir y no valen excusas, ni buscar culpables ajenos, ni maquillar lo evidente, ni subirse al carro de los lamentos, ni manifiestos de buena voluntad, ni declaraciones grandilocuentes de apoyo a esta obra. Nada de esto sirve ya que se ha perdido mucho tiempo y lo que procede es buscar soluciones eficaces y rápidas ya que el agua se ha convertido en elemento fundamental, ante un cambio climático cuyos efectos más inmediatos se sienten en forma de sequía, tanto en la Ribera como en parte de Tierra Estella, zonas que tendrán con el Canal su única garantía de suministro de agua en el futuro.

José-Cruz Pérez Lapazarán. Exconsejero del Gobierno de Navarra.

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra