Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Opinión
CON EL MANDO EN LA MANO

Lo que toma Diane

Rosa Belmonte
Rosa Belmonte.
Actualizada 02/05/2018 a las 06:00

Estar razonablemente drogada y bien vestida es lo único que da sentido a la existencia. Quiero eso que toma Diane Lockhart. Y encima tiene un camello que se la da gratis (la droga, no la ropa). En el último episodio de 'The Good Fight', el McGuffin era el presunto vídeo de Trump y las putas en Moscú haciendo pipí en la cama en la que había dormido Obama. Lo mejor, que coincidieran en el mismo capítulo, aunque por separado, Margo Martindale y Jane Lynch. Lo peor, que Trump se haya convertido en una especie de malo externo y recurrente. Como si fuera el Gobernador de 'The Walking Dead', el Kilgrave de 'Jessica Jones' o la Villanelle de 'Killing Eve' pero sin necesidad de escribirle guión porque ya se lo escribe él. Y no nombro a ninguna mala de 'Vis a Vis', la otra serie que junto a 'The Good Fight' y 'Killing Eve' ha hecho que los lunes sean un día deseable, porque ya no sé quién es peor, si la funcionaria, si las chinas del cable, si Anabel, si Goya, si Zulema.

En la ficción del matrimonio King se hablaba de pipí y en 'Sálvame' se hablaba de caca. En 'Supervivientes', mientras Francisco ha tenido problemas de diarrea, María Jesús Ruiz los ha tenido de estreñimiento. Y ya conocerán esa frase de la Miss que hemos guardado para la posteridad en la cajita de perlas orales: "Estoy perdiendo la salud por el ano". Además de repetir las imágenes de la tragedia por la que estaba pasando la de Andújar, los de 'Sálvame' llevaron al doctor Gutiérrez para que hablara de estreñimiento. Como si estuvieran en clase, Terelu preguntó si había que ir al baño sin ganas. Me alegro de que me haga esa pregunta. Que sí, que había que crear un hábito. Luego dirán que 'Sálvame' no es un programa de servicio público más allá del que supone entretener.

Sólo faltó dar una dimensión literaria a este gusto por lo escatológico recordando los libros inventados por Rabelais: 'De modo cacandi' (va de lo que suena), 'Ars honeste pedandi in societate' (sobre ventosear en público) o 'Campi clysteriorum' (manual sobre supositorios). Estar razonablemente drogada, vestir bien y leer a Rabelais.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE