La Hemeroteca
Hoy puedes ver DN+ sin publicidad, como si tuvieras una suscripción... Suscríbete y será así todos los días.
Suscríbete a DN+
Opinión
Tecnología

El fin de Internet tal y como lo conocemos

Borja Vaz

Borja Vaz

06/12/2017 a las 21:00

La propuesta de Ajit Pai para acabar con la neutralidad de la red puede iniciar una edad oscura donde los internautas se vean arrojados a una penosa lucha de clases

Bajo el nombre de “Restoring Internet Freedom Act”, el presidente de la Federal Communication Comission está tratando de acabar con la neutralidad de la red en Estados Unidos. La votación está programada para la próxima semana en el Congreso, y si todo va según lo planeado, las ISP (Internet Service Prodivers, o las empresas de telecomunicaciones) podrán regular sin complejos el acceso a Internet de sus clientes. Se ha escrito mucho al respecto, pero a pesar de todo, la neutralidad de la red sigue siendo un concepto lejano, confuso y sin interés inmediato para una gran parte de la población. Sin entrar en tecnicismos que alargarían sobremanera este artículo, la neutralidad de la red alude a la protección que se merecen los internautas de las empresas de telecomunicaciones. Sin esa protección legislativa, compañías como Verizon o AT&T podrían obstaculizar o impedir el acceso a ciertos servicios siguiendo sus propios nefarios intereses.

Las ISP de hoy en día forman parte de gigantescos conglomerados con muchos intereses a lo largo y ancho del espectro industrial. Son entes corporativos con mucho poder, que ya afectan en demasía las vidas de los ciudadanos individuales, pero esta reforma de la FCC busca ampliar todavía más sus prerrogativas. La forma más sencilla de entender del fin de la neutralidad de la red es que si se produjera se volverían más prevalentes escenarios donde ciertos servicios empezaran a fallar a favor de otros, según los intereses de la compañía. Con esta nueva libertad de movimientos, las compañías podrían ralentizar servicios como Netflix, Gmail, Spotify para tratar de promocionar sus propias versiones.

Todos entendemos Internet como una autopista de la información, donde tras pagar un peaje a la compañía de telecomunicaciones (para sustentar la infraestructura técnica de la red), podemos acceder sin restricciones a todo lo que la World Wide Web ofrece. Si los planes de Ajit Pai siguen adelante, y todo indica que así será, las compañías tendrán el poder efectivo de romper la red en pedazos. Conseguir acceso a la red ya no se limitará a una instalación de fibra y a pagar una cuota fija al mes, sino, por ejemplo, a adquirir diferentes paquetes. ¿Acceso al correo? Por un precio. ¿Ancho de banda para poder jugar sin interrupciones ni problemas? Un bonus. ¿Poder utilizar Netflix sin que se cuelgue? Un cargo adicional. ¿Skype? ¿Facebook? ¿Amazon? A pasar por caja cada vez.

La FCC ha mantenido a raya durante años la codicia insaciable de las ISP, pero finalmente ha sucumbido a la intervención política sin complejos que ha sacudido Estados Unidos tras la victoria de Donald Trump. Ajit Pai se está comportando como un defensor de los intereses de las compañías que la institución que preside debe vigilar. Más allá de los 11.000 millones de dólares que estas empresas han invertido en grupos de presión solo durante el primer trimestre de este año, o su propio historial como abogado de Verizon, acabar con la neutralidad de la red demuestra una notable falta de escrúpulos. Significa abrir la caja de Pandora para todo tipo de abusos por parte las corporaciones más influyentes del mundo. Y todo está sucediendo mientras los ciudadanos de Estados Unidos miran para otro lado.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra