Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Innovación

Un proyecto de AIN y Oleofat culmina con una patente para aprovechar residuos grasos vegetales

Se podrán obtener productos aprovechables en la industria química, cosmética, farmacéutica y alimentaria

Dos de las técnicas del laboratorio de Oleofat, Angela Varón Armendáriz y María García Calavia, durante un trabajo rutinario
Dos de las técnicas del laboratorio de Oleofat, Angela Varón Armendáriz y María García Calavia, durante un trabajo rutinarioBlanca Aldanondo
  • DN Management
Actualizado el 15/10/2021 a las 12:02
La Asociación de la Industria Navarra (AIN) y Oleofat, empresa tudelana dedicada a la gestión y tratamiento de residuos oleicos, ha patentado un nuevo procedimiento que permite recuperar y reutilizar una enzima que se emplea en el tratamiento de residuos grados de origen vegetal. Gracias a ello, es posible obtener a partir de esos residuos productos aplicables en la industria química, cosmética, farmacéutica o alimentaria.
Esta patente, íntimamente imbricada en la economía circular, ha sido obtenida en el marco del proyecto Oleoenzygly, desarrollado entre 2017 y 2019 y cofinanciado por el Gobierno de Navarra y los fondos europeos FEDER. La patente se ha resuelto "de manera satisfactoria" después de un proceso de dos años de validación y examen de innovación.
“Los procesos empleados hasta ahora para revalorizar estos residuos eran excesivamente agresivos con la materia prima: requerían de elevadas temperaturas y presiones lo que conllevaban un alto coste energético e impacto medioambiental”, explicaba la doctora Laura Sánchez, directora de I+D de Oleofat. Por su parte, Alejandro V. Martínez, investigador del área de materiales avanzados de AIN y responsable de este proyecto, señalaba que esta innovación era "de vital importancia" en esta industria: “Con esta nueva tecnología, se posibilita la recuperación, reciclaje y reutilización de nuestros biocatalizadores: las enzimas. Además, la glicerólisis enzimática abarata los costes de proceso y aumenta la rentabilidad de la valorización de los residuos grasos vegetales”.
volver arriba

Activar Notificaciones