x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
IKEA

Adiós a los 275 empleos de Ikea en el solar de Cordovilla

El empleo se puede volatilizar. Es lo que ha pasado con el que se iba a generar con la instalación de una tienda de Ikea en el solar de Cordovilla donde estuvo la fábrica Súper Ser. Nasuvinsa derribó el edificio. Pero Ikea ha dicho ahora que no quiere el solar

Foto de los escombros de la antigua Súper Ser en el solar de Cordovilla donde iba a instalarse Ikea.

Las palas trabajan los escombros de la antigua Súper Ser en el solar de Cordovilla donde iba a instalarse Ikea.

Actualizada 27/07/2019 a las 17:17
A+ A-

Tener y no tener. 275 empleos se han volatilizado de un plumazo. No se llegaron a crear y ya han desaparecido. La multinacional sueca de mobiliario Ikea había anunciado la instalación de una tienda en Cordovilla, en la antigua fábrica de Súper Ser. Puso sus condiciones. El Gobierno de Navarra las cumplió y firmó un acuerdo, ‘acuerdo promesa’ se llamó, a través de la empresa pública Nasuvinsa, con el gigante del mueble. Al gobierno del cuatripartito los ojos se le hicieron chiribitas porque, según anunció, se iban a generar 275 puestos de trabajo directos. Y más. En abril de 2016, el vicepresidente Manu Ayerdi habló también de 100 empleos indirectos y 500 más que se crearían durante el proceso de la construcción.

Pero llegó San Fermín y el cántaro de la lechera se rompió. ¿Fue la fecha una casualidad? Ambas partes lo sabían desde antes y fue el 10 de julio, en pleno bullicio sanferminero, cuando se firma la ruptura del contrato y se comunica públicamente la renuncia de Ikea a tener una tienda en Cordovilla. Fechas ideales si se quiere que una noticia pase desapercibida o acapare menos atención que en otros meses. También ya se habían celebrado las elecciones. Se firmó de forma telemática, es decir, no había que esperar a cuadrar agendas ni nada de eso.

Ikea ha dejado a más de uno con la miel en la boca y Nasuvinsa se ha tenido que tragar el sapo, por mucho que la multinacional diga que la renuncia ha sido cosa de las dos partes. “Tanto Nasuvinsa como Ikea han decidido de mutuo acuerdo resolver el contrato de compraventa de la parcela de Cordovilla para la apertura de un nuevo establecimiento de Ikea. Nasuvinsa seguirá trabajando para recuperar esta área e integrarla en la trama urbana, con la opción de comercializar el solar de la antigua Súper Ser”. Esta fue la respuesta de la multinacional cuando le preguntó este periódico sobre el tema. Y añadió: “Queremos dejar muy claro que no se trata de un contrato roto por parte de Ikea, sino de una resolución de un contrato de mutuo acuerdo entre las dos partes”.

Nasuvinsa es el propietario de los terrenos, 32.000 metros cuadrados, que iba a vender a Ikea. Había firmado un ‘contrato promesa’ antes el verano de 2016 con Ikea por el que se habían establecido las condiciones de la compraventa, en las que a Nasuvinsa le pusieron varios deberes. Tenía que derribar las naves de la antigua fábrica de Súper Ser. Además, debía acondicionar y urbanizar la parcela. La empresa pública debía también construir los viales para comunicar esos terrenos con Pamplona y con el parque comercial Galaria con salida hacia Zaragoza y Tudela. Entonces, cuando todo ello estuviera listo, Ikea pagaría 9 millones de euros a Nasuvinsa por la propiedad o, lo que es lo mismo, al Gobierno de Navarra. No ha podido ser.

Nasuvinsa iba cumpliendo lo estipulado. Adjudicó en enero de 2019 la demolición a la constructora Erri Berri por 600.000 euros. En este mes de julio la demolición tiene que estar finalizada. Han desaparecido los restos de lo que fue la fábrica levantada el 25 de julio de 1963 por Ignacio Orbaiceta. El terreno, perteneciente al término de Galar, pasó luego a manos de Cerámicas Irabia y desde 2006 el propietario es el Gobierno de Navarra. Ahora toca la urbanización de los terrenos. Nasuvinsa dice que va a continuar con la tarea, aunque Ikea les haya dicho ‘no’.

IKEA, EL QUE HA ROTO

Desde Nasuvinsa insisten en que, aunque la resolución del contrato se ha firmado de muto acuerdo, sí que se ha hecho a instancias de Ikea. Fuentes de Nasuvinsa han dicho que lo que van a hacer ahora es reparcelar el terreno para venderlo por partes. “30.000 metros cuadrados es demasiado grande. En otros sitios, estamos comercializando terrenos entre 5.000 y 10.000 metros cuadrados. Creemos que puede haber demanda en la comarca de Pamplona. El aliciente es que es de uso comercial”, explicaron desde la sociedad pública.

El vicepresidente de Desarrollo Económico en funciones del Gobierno de Navarra, Manu Ayerdi, después anunciar en su día los puestos de trabajo que se iban a crear, señaló que la decisión de la multinacional es “totalmente respetable” y que los terrenos previstos para ella van a tener ahora “un interés indiscutible”. Remarcó que Ikea ha tomado la decisión “de adecuar su estrategia de expansión e inversión a la forma en la que entiende que va a desarrollar la actividad propia de su empresa en el futuro”. “No sólo en Navarra, sino en otras ubicaciones, han tomado decisiones similares”. Y añadió: “Ikea no descarta Pamplona, pero con un nuevo formato parecido al que están abriendo en otros lugares”. Para Ayerdi, la demolición y limpieza del solar era “necesario”. “Porque es un acceso importante a la ciudad y había que quitar esos edificios tan antiguos que estaban en una situación tan deteriorada que podían ser origen de otros problemas”.

“UN CAMBIO RESPETABLE”

Mientras Ayerdi argumenta que la razón del cambio de opinión de Ikea se debe a que la multinacional busca ahora otros formatos de tienda más pequeños, la empresa deja entrever otro motivo, el del retraso en las obras, lo que ha llevado a que otros proyectos internacionales hayan pasado a ser más importantes. “Todos los proyectos que planificamos a nivel país tienen asignados un plazo de ejecución y un presupuesto. Si nuestros planes no se desarrollan como estaban previstos (planos de ejecución, planes urbanísticos...), otros proyectos internacionales, como pueden ser Shanghai o Nueva York, pasan a ser prioritarios”. La multinacional, que ya tiene un punto de recogida en Galar desde 2015, señaló a preguntas de este periódico: “Se están testando otros formatos, tiendas más pequeñas, espacios de diseño y planificación que están en centros comerciales. También estamos probando tiendas en el centro de las ciudades (como en la calle Goya y Serrano de Madrid) y en Pamplona podríamos hacerlo, aunque no podemos confirmar ahora ni cómo ni en qué plazo”.

Ikea hace referencia a un retraso en los planes porque la historia de su desembarco en Navarra no se inicia en 2016, cuando el gobierno cuatripartito asumió un proyecto del anterior gobierno regionalista. Ni a cuando Podemos criticaba que el gobierno de Geroa Bai se plegara a las condiciones de Ikea, después de imitar su catálogo para las elecciones a nivel nacional. La historia se remonta a bastantes años antes. Ikea empezó a hacer público su interés en Navarra en 2006. Una fotografía publicada en el periódico el 12 de septiembre de 2006 atestigua la visita de los directivos de Ikea en el Palacio de Navarra. Entonces se reunieron el director general de Ikea Ibérica, André de Wit; el director de desarrollo, Ulf Grane; el director de expansión, Jaime García Alegre, y el asesor jurídico de la empresa, Fernando Múgica, con el entonces presidente del Gobierno, Miguel Sanz, y el consejero de Industria y Comercio, José Javier Armendáriz. Miguel Sanz calculó entonces que podría generar entre 3.000 y 4.000 empleos. 13 años han pasado desde entonces.

Uno de los perjudicados por la no instalación de Ikea es el Ayuntamiento de Galar, de quien dependen los terrenos de Cordovilla. “Con el ayuntamiento no se han puesto en contacto ni cuando pensaban instalarse ni cuando han dicho que no. Nos hemos enterado por la prensa”, señaló Óscar Amóztegui, alcalde de Galar. Con esta última decisión ve pasar la oportunidad de ingresar lo correspondiente a las licencias municipales necesarias para poner en marcha una tienda como Ikea.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra