Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

EMPRESAS

Las nuevas generaciones obligan a cambiar la forma de dirigir empresas en Navarra

Así lo expuso Josu Ugarte, presidente de la zona ibérica de Schneider, en una jornada organizada por Elkargi y Sodena

Ampliar Las nuevas generaciones obligan a cambiar la forma de dirigir empresas en Navarra
Las nuevas generaciones obligan a cambiar la forma de dirigir empresas en Navarra
Actualizado el 14/02/2019 a las 18:09
La tecnología está cambiando la forma de hacer negocios. Sí. Pero también otros aspectos del mundo empresarial como es la forma de dirigirlos. Porque en las empresas están ya conviviendo cuatro generaciones muy diferentes de trabajadores y las últimas son muy distintas y aportan elementos nuevos. Lo advirtió Josu Ugarte, presidente de la zona ibérica de Schneider Group, en su intervención durante la jornada celebrada el pasado viernes sobre “Crecer para competir en un mercado global”, organizada por la sociedad de garantía recíproca Elkargi y la sociedad pública navarra de capital riesgo, Sodena.

Para Ugarte la democratización de la tecnología ha hecho que todos los países, por primera vez en la vida, tengan acceso a ella. “Cualquiera desde cualquier lugar del mundo puede ahora hacer propuestas de valor avanzado, mientras que antes había que acudir a países concretos. Hace diez años si una empresa quería incorporar a alguien con una capacidad determinada podía tardar un año. Ahora, puedes seleccionar a una persona y desde el minuto uno puede aportar valor, no como antes”, afirmó ante unas 200 personas del mundo de la empresa que congregó la jornada.


Ante esta situación, en principio esperanzadora para el mundo de la empresa, es necesario tener presentes unas cautelas. “Este talento es más difícil de gestionar porque viene de generaciones diferentes. Si estas personas, que tienen un perfil distinto, se incorporan a trabajar en un departamento tradicional, pueden durar muy poco porque tienden a irse a multinacionales o a start-up, donde es mayor el sentido de pertenencia y libertad. Por eso hay que cuidarlas”, añadió.

Según el ponente, estas razones llevan a cambiar el perfil del directivo. “Se acabó el ‘ordena y mando’. El principal rasgo que debe presentar un directivo es el de la humildad. Hay que admitir que ahora no sabemos todo, cosa que antes puede que sí. Cualquiera puede saber tanto o más que yo. Los equipos se van a relacionar con vosotros (dijo dirigiéndose a la audiencia) por cómo seáis y no por ser los jefes. Además, hay que ser generosos con la información, compartirla y no guardársela para uno. Así que hay que gestionar las cuatro generaciones que trabajan en la empresa y no sirve hacerlo de la misma manera que hace diez años”, apuntó.

También dio palabras de ánimo al decir que en este cambio no van por delante países como Francia o Alemania. “Así que los navarros (volvió a dirigirse directamente a los asistentes) podéis ser los primeros, porque vuestro tamaño como pyme os permite actuar con mayor rapidez”, añadió Ugarte.

Juan Miguel Floristán Floristán, Florette. “Llevo 30 años haciendo lo mismo: metiendo la lechuga en bolsas”

“Llevo 30 años haciendo lo mismo: metiendo lechugas en una bolsa”. Quien dice esto dirige un grupo que factura 180 millones de euros, con 1.500 trabajadores, con plantas en Murcia, Cuenca, Canarias.... y Milagro, donde nació Florette y donde mantiene la sede. Lo dice uno de los fundadores de la empresa originaria, Vega Mayor, en 1988, hoy propiedad del grupo francés Florette. Juan Miguel Floristán Floristán participó en la jornada organizada por Elkargi y Sodena, y contó qué supuso la entrada de esta empresa pública en 1999. Y cómo se vendió posteriormente al grupo francés. “El capital riesgo nos aportó, además de financiación, profesionalización de la empresa. Cuando me contaron que en Europa había empresas que metían lechugas en bolsas y que duraban días me pareció una locura. Nos habíamos metido en el negocio con un desconocimiento total del mercado. El proyecto fue creciendo y en un momento determinado nos dio miedo que vinieran empresas extranjeras. Decidimos vender. Los accionistas nos permitieron elegir socio. Hubo conversaciones con gobierno y Sodena. A partir de ahí fue más fácil porque los temas financieros los resolvían desde Francia. Al vender pensé que el primero que iba a salir era yo. Pero llevo ya 16 años”, explicó este hijo de agricultor, al que nunca le apetecía ir a ayudar a su padre en verano al campo, pero que terminó, después de estudiar económicas, vinculado a la agricultura, sin darse ni cuenta.

Egrin: Ensaladillas con el apoyo de Sodena

Egrin Alimentación es una empresa de alimentación, dedicada fundamentalmente a las ensaladillas y ubicada en Lodosa. Sus productos están presentes en 12.000 supermercados, según explicó Carlos Eugui, presidente de la empresa que ha contado desde el principio con el apoyo de Sodena. Egrin se constituyó en 2016 para comprar los activos de la empresa MahnMac, en Lodosa, que estaba en proceso de liquidación. Hoy la propiedad está repartida entre Sodena, como socio minoritario, además de Eugui, Javier Chocarro (que fue directivo de Cementos Portland durante 15 años en Pamplona), Vidal Amatriain y Javier Sánchez Lamelas (exdirectivo de Coca Cola). “Cuando la compramos la empresa tenía una producción de 1.600 toneladas. Hoy es de 3.500 toneladas”, dijo Eugui, después de su intervención. La empresa, con 70 empleos, facturó 8,1 millones en 2018 y la previsión es llegar a 11 millones en 2019.

Albyn Medical: Crecimiento con la compra de empresas europeas

Albyn Medical, dedicada a fabricar y distribuir equipos médicos de urología, ginecología y gastroenterología, es una de las empresas que está en Navarra por haber sido invitada por Sodena. Había nacido en 1985 y en 2005 dejó Barcelona y se instaló aquí. Hoy la sociedad pública tiene una participación del 22% en su capital; el fondo de inversión vasco Orza participa con el 20% y, además de otros socios minoritarios, el accionista principal es Luis Collantes, presidente de la empresa. Collantes participó en la jornada en la que explicó el papel de Sodena en su desarrollo. “Cuando ya tienes el dinero y no te preocupa la financiación, te puedes dedicar a la gestión”, señaló.

El crecimiento de Albyn Medical ha estado basado en la compra de empresas distribuidoras extranjeras en el sector de la gastroenterología y urología. Ello le ha hecho pasar de una facturación de 3,5 millones de euros en 2016 a los 21 millones en 2018, con 61 trabajadores. En 2013 compraron una alemana; una francesa en 2016; otra alemana en 2018 y en enero de este año, una en Inglaterra. Con todo ello la empresa ha constituido una plataforma de distribución europea para los países extranjeros que quieran vender productos en España.
volver arriba

Activar Notificaciones