Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Sucesos en Navarra

Los jabalíes "okupan" el golf de Lizaso

Una piara de estos porcinos destroza por octava vez el césped de esta instalación deportiva

Ampliar Estado en el que dejaron los jabalíes uno de los hoyos de las instalaciones
Estado en el que dejaron los jabalíes uno de los hoyos de las instalacionesCEFERINO ELIZONDO
  • Fernando R. Gorena
Actualizado el 12/10/2022 a las 00:15
Las instalaciones del Club de Golf Pitch and Put de Lizaso acaban de ser 'asaltadas' por octava ocasión desde agosto por una piara de jabalíes que en cada visita arrasan con la zona limítrofe a los greens. Los animales levantan con los hocicos grandes superficies de césped cada vez que acceden al campo produciendo destrozos importantes y evitando todos los medios disuasorios que han empleado los propietarios para ahuyentarlos.
Vïdeo con los destrozos en el campo de Pitch and Putt de Lizaso tras el paso de jabaíesCEFERINO ELIZONDO
Esta instalación, pegada prácticamente al casco urbano de Lizaso, consta de varios recorridos cortos centrados en los golpes de media distancia (pitch) y en los pateos a los hoyos (putt). El responsable del club, Ceferino Elizondo, ha probado varios sistemas para evitar estas visitas incómodas. Primero utilizó un producto ahuyentador que funcionó unos días, pero, al parecer, los jabalíes se acostumbraron al olor del repelente y continuaron con sus asaltos nocturnos.
Después instaló varios pastores eléctricos, que funcionaron hasta que la noche pasada, cuando el número de jabalíes que conformaban la piara fue tan grande que acabaron arrollándo los cables y entrando de nuevo en la finca. Ahora los instalará de nuevo, y en mayor cantidad, en la finca del vecino para que los animales no se vean 'obligados' a arrollar otra vez los pastores eléctricos.
Los jabalíes, que cada vez viven más cerca del río y más alejados del monte, bajan a beber a la orilla y, tras vadearlo y sin oposición ya que las orillas de los ríos no se pueden vallar, entran en la instalación deportiva. Allí se dedican a 'muturquiar', a meter el hocico bajo césped levantando buena cantidad del mismo. Su terreno favorito para esta actividad es el que rodea el green, rico en humus. El green, el césped más cuidado que rodea el hoyo, no les gusta tanto porque la tierra está mezclada con arena, así que concentran su ataque en el exterior.
No es éste el primer año en que esta instalación recibe la visita no deseada de estos porcinos, aunque, según señala Elizondo, “esta temporada está siendo más frecuente que nunca”. Aunque de momento la plaga de jabalíes no le ha obligado a cerrar ningún día, Elizondo está soportando pérdidas a causa de los destrozos que provocan estos animales. “Los que tenemos nuestra actividad en el medio natural no tenemos que pagar las consecuencias de los ataques de los jabalíes, ni los ganaderos, ni nosotros”, concluye.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora