Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Consulta

Baztan prevé consultar a sus vecinos si cede Erdiz para la mina de Magna

La Junta del valle cambia la pregunta del sondeo para ajustarla a sus competencias

Ampliar Imagen de archivo de ganaderos conduciendo a varias vacas al marcaje de Erdiz
Imagen de archivo de ganaderos conduciendo a varias vacas al marcaje de Erdizarchivo
Publicado el 04/01/2022 a las 06:00
La Junta General de Baztan introdujo en su primera sesión del año, celebrada este lunes por la tarde en Elizondo, una modificación sustancial en la pregunta que pretende someter a la opinión pública sobre el proyecto de mina de Magnesitas Navarras (Magna) en el paraje de Erdiz. El cambio es más importante de lo que a primera vista pueda parecer. Refuerza la potestad de decisión de la propia Junta sobre el terreno: “¿Está a favor de la ocupación de Erdiz para el proyecto de mina de Magna?”.
La Junta General del valle de Baztan asume, entre sus competencias, la capacidad de decisión sobre el presente y futuro de los terrenos comunales. Se trata de un derecho histórico, que difiere de las encomiendas que le son asignadas al Ayuntamiento, entre ellas, las urbanísticas. Dicho de otro modo, el ente competente sobre el comunal es la Junta General y la institución que concede una licencia de obra es el Ayuntamiento.
En la anterior asamblea, celebrada el 1 de octubre, el órgano representativo de los quince pueblos que conforman el valle de Baztan ratificó la convocatoria de una consulta popular sobre el proyecto de Magna y aprobó una primera pregunta: “¿Vota a favor del proyecto que pretende desarrollar Magnesitas Navarra en Erdiz ?”.
La novedad incorporada, con el cambio de contenido de la cuestión, se fundamenta en un artículo de las ordenanzas que rigen el funcionamiento de la Junta, tal y como fue dado a conocer. En concreto se apoya en el capítulo XVIII, referente a actividades extractivas, cuyo artículo 118 señala lo siguiente: “En base a los informes que elaboren el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Baztan cuando una persona física o jurídica presenta un proyecto de instalación o ampliación de una actividad extractiva, la Junta General permitirá o no la ocupación del suelo correspondiente”.
El paso dado añade un nuevo capítulo al proceso administrativo al que se acoge la asamblea de pueblos desde que en octubre decidiese iniciarlo con ajuste a la legislación dictada para la convocatoria de consultas vecinales. De acuerdo a la misma, el visto bueno ha de llegar del Gobierno central, previo visto bueno del Gobierno foral.
EL PROYECTO DE MAGNA
Existe, en ese sentido, un segundo pilar legal que faculta al órgano asambleario del valle para seguir adelante con la consulta popular. Se trata de una ley foral que subraya la capacidad de convocatoria de las entidades con competencia en la materia. En este caso particular, la institución con potestad sobre los comunales recae en la Junta General del valle. Dicho esto, el interés de consulta viene determinado por un proyecto auspiciado por Magna, con una previsión de 18,3 millones de inversión inicial. Con 75 años de implantación en Navarra, la firma fía su futuro a la nueva explotación, toda vez realizados sus cálculos de aprovechamiento de los fondos de suministro que abastecen a su planta de Zubiri. En ella trabajan más de 200 personas. Si deposita su confianza en Erdiz es también por el revés sufrido a sus expectativas de abastecimiento con el rechazo judicial a la ocupación del paraje de Zilbeti, en el valle de Erro.
En esta ocasión, para Erdiz estima una superficie total de 100 hectáreas de las que se obtendrán 600.000 toneladas de mineral al año. Javier Creixell, director general de Magnesitas Navarras, señaló en agosto en un comunicado que se planteará en distintas fases: “La ocupación simultánea máxima dentro del perímetro de explotación son 56,90 hectáreas. Este hecho se produce a partir del tercer año de actividad y durante los diez años siguientes”.
Contempla una reserva de 11 toneladas de mineral en el horizonte de unos 20 años de actividad. Las previsiones de la compañía se dirigen a recuperar un foco de extracción en el paraje de Erdiz , al que renunció en el año 2008 por falta entonces de un compromiso del Ayuntamiento de Baztan.
En ese momento hubo también un sector de la población, coincidente en el posicionamiento manifestado por la plataforma Erdiz Bizirik, que expresó su disconformidad al proyecto de extracción minera.

La consulta plantea un dilema sobre la extensión

La consulta que abandera la Junta General del valle de Baztan plantea un dilema sobre la extensión del paraje de Erdiz, en el alto de Artesiaga, sobre el que deberían pronunciarse sus vecinos. Como aclaró el alcalde y presidente de la Junta, Joseba Otondo (EH Bildu), “los terrenos siguen siendo propiedad de Baztan, aunque se haya producido un cambio administrativo” de gestión sobre un porcentaje de la superficie.
Un tercio aproximado de las 100 hectáreas que comprende el proyecto de mina se encuentra dentro de los límites de Baztan. El resto pertenece a Esteríbar desde que el Tribunal Supremo reconociese a su favor un litigio de décadas sobre la competencia administrativa del terreno.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE