Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Foro DN en Vivo

Las zonas rurales de Navarra acusarán la carencia de médicos “dos o tres años más”

Las dificultades para cubrir bajas en zonas rurales, como la de Baztan y Urdax, acaparó el debate del miércoles de Diario de Navarra sobre la atención sanitaria

En Arizkunena, el alcalde del valle de Baztan, Joseba Otondo; el médico titular de Urdax y Zugarramurdi, Bene Aguirre Etxeberria; La vecina de Elizondo Susana Saldías Saldías; la enfermera de SUR Beatriz Ochotorena Villanueva y la subdierectora de Enfermería, Ana Aríztegui Echenique
El alcalde Joseba Otondo; el médico titular de Urdax y Zugarramurdi, Bene Aguirre; la vecina Susana Saldías; la enfermera Beatriz Ochotorena y la subdirectora de Enfermería, Ana ArízteguiJ.A. Goñi
Actualizado el 12/11/2021 a las 09:50
Las medidas que baraja el departamento de Salud para proveer de recursos humanos la Atención Primaria, que eviten falta de médicos en zonas rurales, como la de Baztan y Urdax, tardarán “dos o tres años” en proporcionar resultados satisfactorios. Hasta entonces “vamos a tener malos años”. La observación fue realizada el miércoles por la tarde por la subdirectora de Enfermería, Ana Aríztegui Echenique, en el marco del DN en Vivo, que organizó Diario de Navarra con presencia de unas 70 personas para pulsar el sentir de la ciudadanía y de los profesionales sanitarios sobre las carencias de personal sufridos en los últimos meses. Como aclaró la propia representante del departamento de Salud en la Casa de Cultura de Arizkunenea, “las mayores dificultades” en la Zona Básica de Salud de Elizondo se concentran “en la atención de mañana. Todo lo que es el servicio de urgencia rural está cubierto”. Hasta la semana pasada, Elizondo acusaba de manera aguda la ausencia de profesionales médicos. Los puestos de cuatro de los nueve que componen el plantel del horario de mañana en la zona básica -desde Oronoz-Mugaire hasta Urdax y Zugarramurdi- se hallaban vacantes.
La espera de dos o tres años hasta que sean efectivas las medidas adoptadas, entre ellas el aumento de plazas de médicos residentes, genera inquietud en la ciudadanía, molesta con las ausencias en cadena que se han ido produciendo en los últimos meses en el personal médico y “la sobrecarga de trabajo” que ha tenido un perjuicio en la atención. “Estoy cada vez más indignada. ¿Vamos a tener otros dos o tres años malos? ¿Qué va a tener que pasar para que esto se solucione? ¿Es que tenemos que ir a Pamplona?”, se preguntó en tono reflexivo y un poso desesperación Susana Saldías Saldías, vecina y usuaria del Centro de Salud de Elizondo. “Usamos las urgencias para lo que son. No nos desplazamos a Pamplona para que nos atiendan sin más. Me viene a la cabeza un interrogante: ¿Acaso Sanidad quiere privatizar los servicios o qué es lo que quiere?”, añadió.
La enfermera del Servicio de Urgencias Rural Beatriz Ochotorena Villanueva alabó la “comprensión” de la ciudadanía con los profesionales y subrayó su carácter abnegado cuando se produce una urgencia. “La población de Baztan cuando se queja es que realmente lo necesita. No he visto ninguna urgencia que no estuviese justifcada”, indicó.
Tal y como se estructuró el debate, los participantes en la mesa redonda -que incluyó al médico de Urdax y Zugarramurdi, Bene Aguirre Etxeberria, y al alcalde del valle de Baztan, Joseba Otondo- , realizaron un diagnóstico general de la situación para reducir después su perspectiva al ámbito local. Ana Aríztegui no pudo ser más concluyente en su exposición: “No hay profesionales que quieran venir a estas zonas a pesar de los incentivos. Elizondo, con mucho consultorio y mucho caserío, no es una zona atractiva para que los profesionales se quieran desplazar desde Pamplona”. Al no ser exclusivo el problema de Baztan y Urdax, las exigencias en la respuesta de necesidades de personal en el conjunto de Navarra aboca a su Gobierno a llevar a cabo una práctica de “parches. Hemos de hacer una reforma de mayor calado. No hay profesionales y no podemos cubrir todos los puestos”.
“FALTA DE PREVISIÓN”
Lo que ha sucedido, en opinión de Bene Aguirre, es que “ha habido falta de previsión en la gestión”. “Hay una carencia de profesionales, no sólo en Navarra. Hace tiempo que sucedía esto en multitud de pueblos de la Ribera”. Se valió de estadísticas en la explicación de las causas que dibujan el actual panorama. Como dijo, “ Navarra es una de las peores comunidades que peores retribuciones ofrece. La fuga de profesionales es otra de las causas. En cinco años, 250 médicos han abandonado Navarra. En 2019 se solicitaron 4.100 informes de idoneidad para abandonar el país; en 2020 fueron 559”. La precariedad en los contratos fue una de las cuestiones en la que profundizó la enfermera Beatriz Ochotorena: “Mi primer contrato fue de una hora al mes”.
“Hemos dado dos o tres pasos hacia atrás”, es la percepción del alcalde del valle de Baztan. “De estar pensando en la Atención Primaria a futuro para atender las demandas hemos pasado a devanarnos los sesos para afrontar la realidad inmediata”.
Hubo propuestas, como la de fidelizar la continuidad de médicos y enfermeras, al igual que la exposición de casos concretos que ha padecido la ciudadanía estos últimos años. Como dijo Susana Saldías, “no sé lo que pasa en el ámbito político de la Sanidad. Sólo sé que los mayores perjudicados somos los usuarios”.
volver arriba

Activar Notificaciones